miércoles, 19 de septiembre de 2007

¡Muy bien por la Comisión de Derechos Civiles!

La Comisión acaba de pronunciarse en forma unánime sobre la querella presentada por 3 mil electores que votaron por la unicameralidad el 10 de julio del 2005 y lo ha hecho a favor de los electores y en contra de la Legislatura. Ha declarado la CDC que "El incumplimiento con la voluntad ciudadana expresada en un referéndum debidamente convocado y celebrado constituye una violación de los derechos civiles, constitucionales y humanos del electorado puertorriqueño”.

Yo participé en esa elección a favor de la unicameralidad y he sentido la bofetada en la cara propinada por estos legisladores que no han querido acatar la voluntad de la mayoría que votó a favor en esa elección.

Se da la excusa de que la participación fue baja. En Estados Unidos la participación en las elecciones presidenciales es una de las más bajitas en el mundo. Nadie ha osado impugnar los resultados (para desgracia de todos en el caso de Bush).

Estoy de acuerdo con Palmira Ríos, presidenta de la CDC en que la Legislatura “ tiene la opción histórica de encarrilar ese proceso y respetar el voto”... Pero creo que no lo harán porque con una sola cámara se pierde la oportunidad de dar el tumbe de la vida llegando a ser legisladores. ¿Dónde se encuentra un empleo mejor remunerado y con menos exigencias en el país?

Como quiera, tenemos esperanzas de que en las próximas elecciones los legisladores que se han opuesto a atender el resultado del referéndum reciban la patada que se merecen.

No hay comentarios: