jueves, 27 de septiembre de 2007

Los fondos federales pueden ser dañinos

El asunto del “Reading First” y los fondos federales que el Departamento de Educación de Puerto Rico ha rechazado pica y se extiende. Hoy hablaron los académicos y le dieron la razón al Secretario Aragunde.

En efecto, dos catedráticas de la facultad de Educación de la UPR respaldaron la acción del Secretario de Educación porque dicen que ese programa federal intenta controlar el método de enseñanza en el salón de clases. La preocupación mayor de las dos especialistas es que en ese programa no se tiene en cuenta la diferencia en metodologías para la enseñanza de la lectura en inglés en comparación con el español. El DE propone, correctamente, la integración de la lectura y la escritura para la mejor comprensión de conceptos mientras que en Reading First se limitan al método fonético. Otro asunto preocupante es la administración de las pruebas para evaluar la enseñanza que serían traducidas al español y que no han sido validadas en Puerto Rico.

La propuesta de Fortuño entonces es que se utilicen los fondos federales para enseñar inglés. Cualquier cosa menos no usarlos. Como Comisionado Residente a Fortuño lo evalúa el electorado mayormente por la cantidad de fondos federales que consigue para Puerto Rico. Por eso insiste. Pero además como anexionista y encima republicano tiene que quedar bien con los de Allá. Se le tiene que hacer difícil explicarles por qué no se quieren esos fondos y se defiende la integridad de la enseñanza de la lectura en español en Puerto Rico. Ah caray, ¿y no quieren ser americanos?

A mí se me hace difícil creer que haya algún puertorriqueño que respalde la administración del presidente más espantoso de la historia de los Estados Unidos. En este caso Fortuño está respaldando el programa de Bush del “No Child Left Behind”-- del cual forma parte el “Reading First”-- que ha probado ser un desastre enorme, dañino incluso para los niños estadounidenses. En uno de los debates de los candidatos a la presidencia por el Partido Demócrata fue unánime el rechazo a ese programa y casi todos prometieron que lo iban a eliminar. ¿Entonces porqué ese empeño de que se acepte en Puerto Rico algo que va a ser dañino para la educación de los niños en las escuelas públicas? Ah, claro, ¡porque son FONDOS FEDERALES!!! Las palabras mágicas.

Sin embargo, hay muchos ejemplos de lo dañino que ha sido para nuestro país el que se acepten los fondos federales por el hecho de que están disponibles sin tomar en consideración los efectos que tienen los programas para los cuales se asignan. Un sólo ejemplo basta: es el asunto de la construcción de caseríos—hoy día “residenciales”—para acabar con los arrabales a mitad del siglo pasado. Se hicieron --en lugar de mantener esas familias en sus lugares y hacer sus casas y calles habitables-- porque había los fondos y no se atrevía rechazarlos Muñoz Marín. Pero no se tuvo en cuenta que lo que se iba era a trasladar un diseño que ni siquiera funcionó bien en los estados y que en Puerto Rico resultó fuente de incontables males sociales que hoy día nos abruman.

Así que, de nuevo, tengo que felicitar a Aragunde por su valentía, por su entereza, por su inteligencia y por ser un buen puertorriqueño.

No hay comentarios: