sábado, 22 de septiembre de 2007

El baile como receta

Acabo de regresar de tomar una clase de Zumba, una combinación en segmentos de salsa, merengue, reguetón, rap y cumbia terminando con rock tranquilo durante una hora. Todavía no se me ha ido la sonrisa de la cara. De hecho, si tuviera que contestar ahora mismo una encuesta de si soy o no feliz diría lo que dijo la mayoría de los boricuas en aquella famosa encuesta, que sí. Ahora pienso que esa encuesta la debe haber contestado la gente luego de un buen bailao. Es que no hay nada como el baile para alegrar porque sube las endorfinas a niveles bien elevados.

Todos los pueblos bailan pero en Puerto Rico ese afán por el baile fue de los aspectos que más impresionó a Fray Iñigo Abbad y Lasierra en su Historia en 1782. Los que la han leido recuerdan que el fraile español decía que la diversión principal de los "isleños" era el baile para el cual no había que tener motivo que no fuera "pasar el tiempo" y que duraban días y noches. Más tarde el criollo Manuel Alonso en El Jíbaro (1849) describe los bailes de moda en su época y la distinción que había entre los de la clase alta y los de la clase baja. Hoy día esa distinción ya no existe. Todos bailamos lo mismo.

En mi familia siempre hubo amor por el baile y curiosamente fue siempre “cosa de mujeres”. Mi madre (qepd) no solamente nos puso a coger clases de ballet a mi hermana y a mí a temprana edad, sino que no era extraño verla bailar sola cuando escuchaba alguna guaracha o plena bien movida. Mis tías son igual y las fiestas de familia siempre incluían un bailaito de mujeres. Yo seguí la tradición y acostumbré a mis hijas a poner música bailable y bailar las tres como desquiciadas. Cuando nos reunimos todos, siempre hay un momento para el baile, casi siempre de salsa-- aunque somos cocolas pero también rockeras. Ahora se han incorporado las nietas porque de nuevo, es cosa de mujeres.

Lo que no saben todavía es que la abuela baila ahora reguetón...

2 comentarios:

Boricua en la Luna dijo...

De ti aprendí no sólo el amor por el baile sino cómo buscar las formas de ser feliz. :)

Menospeka dijo...

De acuerdo con Boricua en la Luna. Dona Chepa que pierda par mas para asegurar el record!