lunes, 3 de septiembre de 2007

La MafiaExpo

Este país que no puede ya con la violencia diaria provocada por el narcotráfico y posibilitada por la enorme cantidad de armas que circulan, donde se está imponiendo la corrupción como modo de vida y donde la policía está siendo señalada de contínuo por sus abusos, ahora tiene un nuevo modelo para seguir: el Hollywood Mafia Movie Fan Expo. ¿De qué hablo? Pues de una actividad que se ha de celebrar bajo ese título en el Centro de Convenciones el mes que viene.

En el día de hoy aparece un anuncio de página entera sobre el “evento único en Puerto Rico” (subtítulo que aparece entre dos pistolas). El anuncio es presidido por la figura siniestra del personaje de la espantosa película “Scarface” e invita a “conocer la mano derecha” de Tony Montana pues viene Steven Bauer en persona. ¡Oh wow!!

Yo entiendo a los fanáticos de películas como “Godfather” y series como “Sopranos”, porque como cine y como evento televisivo son ya parte de la cultura popular. Hasta Hillary Clinton parodió un segmento del último episodio de esta serie en uno de sus vídeos en YouTube.

Pero me han preocupado varias cosas en el evento. Una es la relación que se hace para celebrar las películas sobre la Mafia con asuntos como el “blinbineo” “tatuajes” y reguetón. ¿Sabrán algo que no sé? ¿Tendremos que pensar en los reguetoneros con sus blin blin y tatuajes como mafiosos?

Más me preocupó cuando entré a la página que se anuncia para obtener información, www.myspace.com/mafiaexpo. Entre los comentarios a favor de la Mafia Expo hay un individuo que sencillamente envía una foto de un poster que dice “Say Hello to my little friend” y en el medio una mano empuñando una pistola hacia el lector.

Por eso pienso que debemos estar atentos a que no sea una excusa para que los traficantes de armas traigan lo último en la avenida en cuanto a pistolas y otras barbaries para exhibir en los booths disponibles en este evento. Recuerden lo ocurrido en la convención de las Guardias Nacionales. La verdad es que no se puede ni pestañear, es una detrás de otra...