jueves, 25 de febrero de 2010

Un pillo con corazón..y sentido del humor

La historia que publica Primera Hora está como para que Mayra Montero haga una de sus maravillosas elucubraciones en su columna dominical en El Nuevo Día. Se trata del relato que hace al periodista Maelo Vargas el comerciante Eudocio Lorenzo de Aguada (en la foto de Olimpo Ramos) cuyo negocio Lochos Café ha sido escalado ya tres veces. Tan mal le han dejado los pillos que, de acuerdo a don Eudocio, “En una de las ocasiones, cuando estaba en el otro local, el pillo entró y como no encontró nada y la caja registradora estaba vacía, me dejó en el mostrador $10 y una nota que decía: ‘Toma estos diez pesos que tú parece que estás más jo... que yo’’. Cosas que pasan en nuestro país..

2 comentarios:

Prometeo dijo...

Solo en Puerto Rico puede pasar algo así. Hasta los pillos son buenos, excepto los que trabajan en el Capitolio.

Adelante y éxito.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prometeo: Definitivamente son peores los legisladrones.. Gracias por comentar.