miércoles, 12 de marzo de 2008

La gran falla de la "democracia"

Aunque en las primarias del domingo pasado se probó que el voto es un arma de cambio y se logró en forma pacífica derrotar un candidato indeseable, también se evidenció la gran falla de este sistema: la gente vota por las caras conocidas y por los apellidos famosos.

El llamado “recognition factor” funcionó en forma impresionante en la Legislatura. Solamente así se explica que hayan salido todos los incumbentes que se hubiesen tenido que eliminar (Jorge de Castro Font es el caso más dramático, lo mismo José Aponte) y también explica que entrara Tomás Rivera Schatz en forma tan prominente.

También se vota por las dinastías aunque no haya inteligencia que valide esas candidaturas. El caso de Juan Eugenio Hernández Mayoral es el más dramático porque por su poca inteligencia y preparación académica, si se apellidara Pérez, no tendría la menor oportunidad.

¿Cómo se evita eso en unas elecciones? Algo deberíamos hacer.

13 comentarios:

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Yo iba a escribir sobre éso. Después de las primarías, lo que estoy pensando es que no debo juzgar a los que, por falta de interés en la política, deciden no votar. A estas personas se les juzga de irreponsables, pero ahora creo que son todo lo contrario. La irreponsabilidad más grande, por el contrario, es no conocer los candidatos, sus ideas, su historial, su trasfondo, y aún así estar en primera fila para votar y decidir el futuro del país a base de quién salió más en televisión.

Es una pena, especialmente por el PNP porque tenían candidatos buenos que realmente podían cambiar la tónica que ha dominado ese partido en los últimos años, pero...no fueron lo suficientemente escándalosos como para salir en La Comay.

Sobre Juan Eugenio...wuao, con que se hubiera colgado él, Aponte y De Castro Font yo hubiera sido feliz. Pero bueno, al menos a la gente no se le ocurrió votar por General Casillas je,je.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Pues yo creo en el voto porque mucho que luchamos, al menos las mujeres, por ese derecho. Pero es una desgracia que sea a base de si salieron o no muchas veces en la televisión, sobre todo en La Comay.
Fíjate que entre los aciertos se me había olvidado Casillas, al igual que Garriga Picó.

Prometeo dijo...

En la política siempre ha existido la regla de que a quien hay que impresionar es a los pobres y los que no tienen juicio propio. El truco es esperar hasta cerca de las elecciones para comenzar a hacer leyes y cnceder regalos. Como este pueblo tiene poca memoria solo se acordará de lo último por eso va a tomar un tiempo aprender a votar. El hecho de que la
Comay sea una influencia grande en este pueblo dice que estamos en la época en la que para contentar a "la plebe" lo que hacía falta era "pan y circo"; cupones y Comay.

Ivonne acabo de leer tu libro "La palabra como delito", excelente. Es Una pena que elosmaestros de historia de Puerto Rico no enseñen la historia verdadera. Adelante y éxito.

gonzalez dijo...

Es la propaganda y su efecto en las mentes "no preparadas". Muy difícil evitarlo. Por ejemplo, ayer leía en ENDI un artículo sobre el caso de prostitución y la dimisión del (ahora ex) gobernador de Nueva York. Curiosamente, en la foto del artículo sale el gobernador de Puerto Rico... Subliminal... En cuanto a la propaganda y a nuestra "democracia", creo que papá Chomsky lo explica mejor: http://evans-experientialism.freewebspace.com/chomsky03.htm

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Michael, tienes mucha razón en tu alusión a la antigua Roma en donde si recuerdas, no hubo nunca una democracia sino una plutocracia.

Me alegro que te gustara mi obra.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Ah, González, gracias por recordarme a uno de mis seres favoritos de toda la vida: Noam Chomsky. Tengo que poner su página-web en mis enlaces pues se me había olvidado hacerlo.

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Hola

Aclaro, yo también creo en el voto, lo que no creo es en ejercerlo irreponsablemente sin ni tan siquiera conocer bien a quién le estás entragando el país. Es como conducir, yo creo en conducir, pero responsablemente, sin estar borracho, sin estar endrogado, sin los ojos cerrados, etc.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

¡De acuerdo, Eugenio!!
Lo que tenemos que tomar en serio es ver la forma en que eso ocurra en nuestro país. Se debería crear un grupo de ciudadanos fuera de partidos para que se dedique a orientar sobre eso mismo que dices: cómo votar en forma inteligente.

gonzalez dijo...

@Ivonne: Se podría. Si no me equivoco así hizo con algo de éxito el PIP en los 70, pero el proyecto se les derrumbó por "problemas internos", según cuentan. Ahora, me parece "cuesta arriba" ir en contra de la enorme maquinaria propagandista . Aunque de inspiración podría servir el caso de Ron Paul en EEUU...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

No recuerdo el proyecto ese del PIP, tendré que preguntar a un amigo que tiene toda esa historia.
Lo cierto es que los jóvenes preparados, creativos e inteligentes que frecuentan el ciberespacio podrían tratar de ver cómo se puede hacer algo para mejorar nuestra Legislatura al menos. ¡Aunque haya que recurrir a la Comay u otro medio favorito de las masas para hacerlo!

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Algo así cómo ésto:

http://www.ontheissues.org/

Ivonne Acosta Lespier dijo...

¡Tremendo, Eugenio! No conocía ese sitio y lo acabo de poner en mis Favorites para verlo luego con calma. Gracias mil.

solo joe dijo...

si es cierto, pero tamben se ve un patron del electorado que vota consistentemente por un estilo vulgar, conservador y fuerte.