martes, 14 de septiembre de 2010

“La Carta de Derechos del Estudiante”: otro embeleco más para ocultar el desastre del Departamento de Educación


La Presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González, anuncia como la gran cosa que mediante la medida que propone los estudiantes tendrán nuevos poderes que les garanticen su derecho a una buena educación y un ambiente apropiado en las escuelas públicas. Una no sabe si reirse o llorar, al ver la ignorancia de quienes se ganan un dineral y lo que hacen es hundirnos cada vez más mientras dicen lo contrario de lo que hacen y pretenden engañar al pueblo con medidas altisonantes.

Digo ignorancia porque no sé si la flamante Presidenta de la Cámara sabe que en la Carta de Derechos de Puerto Rico, (el Artículo II de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico) existe ya, en la Sección V, el derecho a la educación pública. El mismo lee en parte como sigue:

Toda persona tiene derecho a una educación que propenda al pleno desarrollo de su personalidad y al fortalecimiento del respeto de los derechos del hombre y de las libertades fundamentales. Habrá un sistema de instrucción pública el cual será libre y enteramente no sectario.... No se utilizará propiedad ni fondos públicos para el sostenimiento de escuelas o instituciones educativas que no sean las del Estado.

A base de lo que dice la vigente Carta de Derechos, los estudiantes (si pudieran estar bien asesorados y tuvieran el dinero que se necesita) podrían demandar ahora mismo al Gobierno por violarles sus derechos, los que desconocen. Todos sabemos que la educación pública se encuentra en su peor momento en la historia moderna de Puerto Rico gracias a la Ley 7: escuelas sin maestros, clases hacinadas, escuelas sin conserjes, sin educación física, sin educación especial y en edificios insalubres. Politizada al extremo de que no ha habido todavía un secretario o secretaria en funciones desde que comenzó el "mandato" del Gobernador Fortuño.

No sé de qué “nuevos poderes” habla la Presidenta, palabras huecas ante la realidad que viven nuestros estudiantes de la escuela pública, pero lo que necesitan es que el Gobierno cumpla con sus deberes propiciando ese “pleno desarrollo” y que se fortalezca el sistema público. Este Gobierno hace todo lo contrario pues está socavando la educación pública para privatizarla o peor, darla a entidades religiosas, contrario a lo que dice expresamente la Constitución que todos juraron obedecer al aceptar sus jugosos cargos.

Le encomiendo a Jenniffer González que se lea la Carta de Derechos de la Constitución de Puerto Rico porque la que siempre cita es la de los Estados Unidos, y la obedezca en el renglón de la Educación, lo cual hace innecesario gastar en vistas públicas y papeleo para este nuevo embeleco. Para eso es que le pagamos.

(Foto del Puerto Rico Daily Sun)

3 comentarios:

prosario_2000 dijo...

Espero que en algún momento de este cuatrenio se tome algún aspecto de la educación en serio. Sin embargo, como dicen en Estados Unidos, "don't hold your breath."

Elco Lao dijo...

Esto me huele a una nueva oleada represiva para que se presenten demandas viciosas contra los maestros y salir de algunos de ellos...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Pedro: Yo he perdido las esperanzas de ver cambio alguno porque los que están en el poder no piensan más que en su partido y en ese partido no hay intelectuales ni gente preparada para llevar a cabo esta tarea. Si no es cierto que me mencionen un solo nombre.

Elco: Fíjate que no se me había ocurrido y puede que tengas razón. Pero puede ser que lo que quieran es tirar la cortina de humo para ocultar el desmadre.