martes, 8 de abril de 2014

Betances el ignorado

Hace poco fui invitada a ofrecer una charla sobre el Grito de Lares a un grupo de estudiantes universitarios.  Comencé por mencionar a Ramón Emeterio Betances y me dio por preguntar qué podían decirme sobre el prócer caborrojeño.  Miré las caras de total sorpresa  y no podía creer que ni un@ sol@ de aquell@s jóvenes jamás hubiera escuchado ese nombre.  Ni siquiera tres de ellas que se ufanaban de haber estudiado en el Recinto Universitario de Mayagüez que queda a poca distancia de la Clínica Betances.   Me dieron ganas de despedirme de ellos e irme para otro lugar a olvidarme de lo que mi hija mayor comentó que "debía ser ilegal" que no se conozca a Betances.  Pero así anda la educación en las escuelas superiores que es donde se supone que aprendan algo de historia de Puerto Rico. ¿O no?  Claro que si les hubiese preguntado que quién es Justin Bieber hubiesen sabido, lo mismo Maripili. 

Precisamente aludiendo a esa ignorancia sobre Betances, cuyo natalicio se celebra hoy, el dedicado estudioso de su vida y obra, Félix Ojeda Reyes, publica un artículo en Diálogo Digital que vale la pena reproducir.  El título lo dice todo:  Betances for Dummies y copio parte del mismo a continuación: 

Dentro de nuestra demencia política, créanme, Betances no existe. Pero he aquí que de una u otra forma “Betances, cabeciduro que es, llegó y se plantó entre nosotros”. Así lo aseguraba un viejo amigo mío que ya no se encuentra entre nosotros y, algunos renglones más adelante, añadía que el nombre de Betances se alargaba por los vientos y vibraba en Cubay sacudía a Santo Domingo. “Su voz montó tribuna en Saint Thomas y gritó desde París; a sangre y fuego gritó desde París. Betances, para desgracia de los discípulos de la ignominia, está vivo”.

Hijo de padre dominicano con sangre africana, de la que siempre estuvo orgulloso, Ramón Emeterio Betances nació en Cabo Rojo el 8 de abril de 1827 y murió en París el 16 de septiembre de 1898. A los 21 años de edad participó en la Revolución de 1848 que implantó la Segunda República y abolió la esclavitud negra en las colonias francesas del Caribe. Betances, además, sobresalió en el campo de la medicina general, la cirugía y la oftalmología, cultivó el periodismo, fue ensayista, poeta, novelista, teórico político, diplomático, abolicionista e internacionalista. Y como hombre de acción, promovió nuestro Grito de Lares, pero Betances también fue uno de los grandes profetas del proyecto confederativo de las Antillas.

El 5 de agosto de 1920 Puerto Rico recibió la urna que contenía sus restos. Siete años más tarde se inauguró un pequeño monumento —muy pobre, en la plaza pública de Cabo Rojo y, al pie del mismo, se depositaron las cenizas de aquel anciano maravilloso.

Coda. El martes 8 de abril, a las siete de la noche, en el Teatro de nuestra Universidad, tendremos la gala premiere del largometraje “El Antillano”, la inequívoca rúbrica, el nombre de guerra que siempre acompañó al doctor Betances. “El Antillano” también se presentará en los cines Fine Arts de Caribbean Cinemas a partir del 1 de mayo.

8 comentarios:

David dijo...

A partir del desconocimiento de la propia historia se construirá nuestro futuro. Este será un "mall" de 100 x 35.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Ya veo que te sientes super pesimista en cuanto al futuro de nuestro país. Yo creo que no habrán muchos más "malls" porque dentro de poco tiempo no habrá una infraestructura que los sostenga. Pero mi esperanza está en que queda todavía mucha gente valiosa que sigue luchando. Como tú.

Kofla Olivieri dijo...

Como acabo de mencionar en el blog de Boreales, lo triste de todo esto es el hecho que las palabras de Betances en aquellos tiempos, todavia son ciertas. La actitud del pueblo de Puerto Rico es todavia conformista e indiferente. Puerto Rico, sigue siempre dócil, con la misma incertidumbre y sin voluntad.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Kofla: Son ciertas porque Puerto Rico sigue sin definirse pues se ha acomodado al "entremedio" y le da miedo el cambio. Los primeros que viven de esta situación son los partidos políticos. Y el hecho de que tengamos más de la mitad de la población fuera lo agrava.

David dijo...

Ivonne, no es solo este gobernador de pocas luces. He leído en un blog leí como el autor llamaba a Betances fracasado e inútil. Es como ver el fruto de un adiestramiento siniestro. Lo que se inculca es el desprecio de nuestra historia porque con la anexión, la historia de los EE UU será la nuestra. Casi los puedo ver hablando de "nuestro" presidente Lincoln, nuestras hazañas bélicas y claro está, nuestros padres fundadores. Es algo parecido a la creación del nuevo hombre soviético, ario o lo que sea que son estas bellezas.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Por favor dime cual es el blog donde leiste eso sobre Betances.
Por otro lado, ya eso que describes se dio a principios del siglo XX cuando se intentó lo que he llamado la americanización a la trágala.
Intentaron pero no pudieron. Todavía tengo esperanzas.

David dijo...

El blog tiene el nombre de un ave de rapiña de ojos grandes más el 77. Pero eso no es más que la consecuencia del buen trabajo de los relacionistas públicos de lo que el bloguero Vlade llamó el monstruo de Frankestein (siendo Frankestein el PPD). A la gente se le promete ser parte del país más rico y poderoso del mundo y se aturde. Y el menospreciar la propia historia y algunas de sus figuras nobles no es más que una consecuencia lógica.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Me puse a leer ese blog y la verdad que me gustaría conocer al autor. Mucho de lo que dice es bien cierto lo que pasa es que lo dice con una arrogancia como del que sabe más que nadie y todos los demás son morones. El blog no se "navega" bien así que no llegué al post que me dijiste sobre Betances. Gracias nuevamente.