domingo, 24 de enero de 2010

No preguntes por quien doblan las campanas en Haití, doblan por nosotros

.. la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo soy parte de la humanidad, y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti ". (John Donne, Meditación XVII)

Hoy la columna de Mayra Montero titulada Colapso me hizo recordar una vez más a la famosa cita del poeta inglés del siglo 17. Mayra se refiere al libro de Jared Diamond del mismo título en el cual compara la historia política y la realidad geográfica de las dos naciones que comparten la isla La Española. Mayra concluye que Puerto Príncipe debe ser abandonada y empezar en otro lugar. El problema es que no hay un solo lugar en Haití que no esté deforestado. Dice Mayra:

El proceso de deforestación, en toda su implacable magnitud, ha sido peor que el terremoto. Lo que pasa es que ha tenido menos titulares porque ha sucedido poco a poco, a lo largo de décadas. Según el geógrafo Jared Diamond, que desde hace años se ocupó de analizar los contrastes de La Española -y lo sigue haciendo, ver su libro “Colapso”-, a la elite haitiana, fuertemente identificada con Francia más que con su propia tierra, le ha importado siempre un comino todo lo que no sea exprimir al país. Y resulta que, dejando aparte todos sus defectos, los gobernantes dominicanos del pasado tuvieron en eso más visión, se ocuparon de construir represas y de importar combustible para que la gente no acabara con los bosques, como venía sucediendo en el país de al lado.

No puede obviarse el hecho de que, de todas maneras, Haití es una tierra menos afortunada que la Dominicana, donde por ubicación y por cuestiones de topografía, llueve menos, disponen de menos fuentes de agua, todo les cuesta el doble. El apoyo internacional que ahora les llega, les ha llegado demasiado tarde. Si hace 30 años se hubiera levantado una conciencia así, el país sería más habitable. Pero ahora todo parece indicar que se cruzó el punto de no retorno. Es probable que no haya marcha atrás y por eso deben hallarse soluciones drásticas.

Me pregunto si aquí, que recogemos tantas latitas de espagueti y pretenden los políticos estar tan conmovidos, ese panorama no los pone a pensar en lo que Jared Diamond llama “ejemplo de mala gestión ambiental”. Porque este terremoto, todas sus réplicas y las advertencias que responsablemente están haciendo los científicos de Puerto Rico, ocurre en momentos en que se le acaba de retirar la protección al Corredor Ecológico del Noreste, y en momentos en que un puñado de legisladores con cerebro de mosquito se empeñan en hacer lo mismo con la Zona del Karso. ¿Qué tanto mirar a los haitianos con lástima, si la gestión ambiental en Puerto Rico es un caos y tiene visos de ponerse peor?

Hay que mirar a los haitianos pero con lástima hacia nosotros, precisamente porque es como mirarnos al espejo de lo que puede ocurrir en nuestra isla. No meramente porque estamos en la zona donde puede haber un terremoto igual o peor sino porque puede llegar un momento en que no haya lugar habitable en nuestra masacrada islita. En Haití la deforestación fue por pobreza, ignorancia y lucha por la supervivencia. En Puerto Rico se da por culpa de unos ricachos que no les importa el país porque sobreviven donde quiera y pueden largarse con su capital a otro lugar cuando no haya lugar para cementizar o llegue el desastre. Escuchen las campanas, doblan por nosotros..

20 comentarios:

Elco Lao dijo...

Ivonne:

Publiqué hoy algo acerca de Haití: “Acerca del dolor y la hermana Naturaleza”.

Me movió a escribir la reflexión una foto que me envió alguien que fue mi consejero espiritual en mi juventud, y que ahora, después de muchos años que no nos vemos, me contacta por e-milios.

Pienso como tú, Haití es nuestro espejo, pero es un extraño reflejo que en vez de decirnos cómo nos vemos ahora, nos dice cómo nos veremos. En el lenguaje religioso, a esos espejos se les llaman “oráculos”, “profecías”… Y lo que dices de nuestro ambiente, cuando miras a Haití, es una profecía.

En el asunto religioso, algunos se han detenido a condenar a las víctimas. Y ese peso de condena se nota también en aquellos que a estas alturas son capaces de decir que Haití no tiene remedio, que no es viable como país por su devastación ambiental. Este discurso de temeridad tiene también la carga de culpar a las víctimas, igual que Pat Robertson los condenó desde su podio de religioso. Yo escuché a una “analista” de radio decir que el mejor remedio para que los haitianos construyeran un país era mudarse de sitio…

¡Mierda, mierda y más mierda…!

¡Qué fácil es atacar a los pobres…! Algunos con la explotación del capital y otros con la avanzada ideológica de su discurso de salones, con su discurso de vinos y quesos…

Es verdad que el agua es necesaria para la vida, pero también sabemos de culturas que viven en condiciones desérticas, y la vida no se acaba para ellos. ¿Qué tal el desalinizar el agua de mar, para empezar…? Y con ESA agua iniciar un proyecto de recolección de agua alrededor de Haití, para desarrollar un hábitat que ayude a las necesidades de sus pobladores… ¿Qué tal si se pone la ingeniería al servicio de ese desarrollo agrícola…? ¿O es que nadie conoce que en el siglo pasado en el oeste de Puerto Rico se creó un sistema de riego sin utilizar bombas de agua, utilizando la fuerza de gravedad como carretera del agua…?

Existe el conocimiento humano para que Haití y TODAS las naciones del mundo puedan superar la pobreza… ¿Y qué hacen algunos…? Llamar a la fatalidad para sentarse encima de ella y NO HACER CUATRO CARAJOS…

En el fondo, estas son personas que evaden el dolor, y que para esto se han creado para sí mismos un refugio, ignorando que lo que hacen es una madriguera y que el verdadero refugio es el tercer planeta, TODO el tercer planeta…

Es al DOLOR al que debemos confrontar, para asumirlo a veces y para combatirlo en otras… En mi reflexión del Blog de hoy, le añadí una estrofa a una oración de San Francisco de Asís:


Alabado seas, mi Señor,
por el hermano terremoto y por el hermano huracán,
con uno ajustas la firme roca
del planeta que nos sostiene,
y con el otro limpias su superficie
para sembrar de nuevo en ella…
Bienaventurados los que tienen al tercer planeta
como su refugio indispensable…

Amén…

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco Lao: Leí el post tuyo y te debo comentario. Yo iba a publicar algo y ya lo tenía en borrador sobre todo ese asunto de culpar a la víctima a raiz de lo de Robertson. Luego de leer lo tuyo no me es necesario aunque se debe abundar sobre la actitud cada vez más generalizada de nuestra gente de decir que somos una tierra bendecida. Si piensan eso es que piensan que hay otras malditas y por ahí viene todo lo que dicen de la pobre Haití.

Ana dijo...

Qué brutal (en sentido bori-admiracionista de la cosa)!
Amo a Mayra cuando convierte en palabras lo que me acosa por dentro.

Creo que todos (en sentido no generalizador ni colectivo de la cosa) estamos conectados en pensamientos que surgen del dolor que sentimos ante el imperdonablemente olvidable Haití y sus múltiples lecciones.
Lecciones en las que nos debemos ver reflejados ya!
O será muy tarde para iniciar a hacerlo!

Pensemos eh Haití cuando veamos cortar un árbol.

Salud!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Ana: Con Mayra estoy de acuerdo casi en el 99 por ciento de las columnas y siempre tocan un punto neurálgico.

Buena idea, buena consigna esa para los que defendemos los árboles "cada vez que veas cortar uno recuerda a Haití".

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

La analogía de Haití y el potencial futuro de Puerto Rico no puede ser mejor. No sé si surja una oposición real a nuestra propia élite desforestadora, pero si, como se dice, el poder empieza con el lenguaje, no pienso utilizar más la palabra "desarrollador" para los miembros de esa élite empeñada en desparramar sus viviendas unifamiliares como si nuestro espacio geográfico no tuviera límites. Constructores sí son, porque bien que construyen una futura tragedia, pero llamarle "desarrollo" a eso que hacen es un halago que no merecen.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Eugenio: Tienes toda la razón y estaré pendiente de no volver a usar esa palabra que les halaga cuando lo que hacen es destruir. Gracias por visitar y comentar.

Lord Picis dijo...

Nuestra desgracia es que arrastramos los pies. Es como una resignación generalizada, de que estamos chavaos y nada podemos hacer para remediarlo.

En estos tiempo en que es mas peligroso estar en la casa que en la calle, que los políticos se nos defecan en la cara y para colmo le pedimos mas.

Hay algo bien jodio en esta isla.

Cuando gritemos un puñ,,, claro y contundente al unísono, que signifique el asta aquí de todo lo que nos indigna, ese día comenzaremos a crecer y merecer un mejor futuro.

Los haitianos hicieron con su tierra lo que nosotros y cualquier otro país, hubiese hecho bajo las mismas condiciones. Desgraciados todos los demás que no acudieron a tiempo para brindarle al menos la mas tímida de las ayudas.

Haiti no es ni nuestro reflejo del pasado ni del futuro, Haiti merece ser un presente con un gran futuro. Y Puerto Rico ya tiene bastantes alucinaciones como para añadir otra, necesitamos llenarnos de realidades, de verdades duras pero necesarias.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Lord Picis: Obviamente pienso que Haiti merece un mejor futuro, igual nosotros. Pero si seguimos como vamos nos espera lo mismo en términos de la deforestación. No es una alucinación, es algo para pensar y actuar antes de que ocurra.

Lord Picis dijo...

Ivonne: Concurro en esencia con lo que dices, es solo que entiendo también, que Puerto Rico ha tenido la educación, economía, oportunidades que Haiti jamas tubo, por eso entiendo que Haiti no puede ser reflejo para nosotros, no le hacemos justicia a ellos y de alguna manera dejamos en el olvido, la barbaridad que hemos hecho con nuestra tierra y nuestra gente y la que seguimos dejando pasar.

Myrisa dijo...

Y son desarrolladores del subdesarrollo, las construcciones se hacen para alojar actividad productiva, pero aquí funcionan como una perenne burbuja económica. Y por no crear una base productiva que permita la densificación urbana nos estamos comiendo la isla sembrando cemento improductivo y destructor. El problema que tenemos es que lo de la casita unifamiliar está muy metido en la cultura, en el Puerto Rican dream: Yo tengo ya la casita... Parece un slogan publicitario de la Asociación de Realtors y Constructores de Vivienda.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Lord Picis: Es precisamente lo que intento decir en mi post, nosotros no tenemos porqué caer en lo mismo por todo lo que señalas pero la avaricia ha podido más.

Myrisa: Creo que debes hacer un post que se titule así mismo: "Yo tengo ya la casita.." porque es el inicio de nuestros males en la era populista y le siguió lo de "Puerto Rico continente" bajo PRG.

Elco Lao dijo...

ES POSIBLE...

Es posible que esta sociedad puertorriqueña se empobrezca... ¿Hasta qué punto...? Hasta el punto que se permita la avaricia y no se detenga. Hasta el punto que se siga manteniendo un sistema donde la clase media se empobrece con el tiempo...

¿Y cuáles son los indicadores...?

1. El desempleo que aumenta.
2. Los servicios de salud que son escasos.
3. La vivienda que es cada vez menos accesible.
4. La deforestación.
5. El aumento de la dependencia de alimentos que viene del extranjero.
6. Una clase burguesa que invierte en Puerto Rico y vive en el extranjero.
7. Una clase política que favorece cada día más a los intereses que acaparan con el capital en detrimento de los desposeídos...
8. Una clase profesional que no encuentra trabajo en Puerto Rico y tiene que huir al extranjero.

¿Sigo...?

El ruido depende del volumen con que escuchamos el malsano sonido... Todo es cuestión de grados.

Haití ES nuestro reflejo... Si se estudia los primeros treinta años del siglo pasado, después de la invasión de los USA a Puerto Rico, el empobrecimiento de Puerto Rico era inminente. Por esto es que las fuerzas independentistas calaron tanto en los años cuarentas.

Y ES POSIBLE QUE EN PUERTO RICO LLEGUEMOS A AQUELLOS AÑOS... Lo otro sería decir que somos "bendecidos", ignorando las tácticas que utilizaron en Puerto Rico para "eliminar" la pobreza, que se amarró al exilo de la mitad de la población puertorriqueña a USA... Y ahora, ¿estarán los USA preparados para otra oleada de puertorriqueños a su "mainland"...? ¿Tendrán suficientes empleos para los puertorriqueños cuando allá en USA el desempleo se est®a disparando como nunca...?

¿Que Haití jamás ha tenido las "oportunidades" que ha tenido Puerto Rico...? Si es así, no nos quedaría más remedio que gritar: "¡BENDITA SEA LA COLONIA...! ¡ALELUYA SALAMAYA...! ¡BENDITO EL ORÁCULO DEL BUEN AMO...!"

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco Lao: Estoy de acuerdo contigo excepto en que la clase burguesa invierte en Puerto Rico y vive fuera. Una gran parte hace al revés, vive aquí pero invierte fuera.

Elco Lao dijo...

Ivonne:

Tienes rarón; un sector de la clase "criolla" burguesa que vive aquí, invierte afuera... Algunos tienen negocios hasta en la República Dominicana, véase el alcalde de Guaynabo, entre otros...

Pero LA clase burguesa, que es dueña de las farmacéuticas, de los Walmart, de los COSTCOses, de los Walgreens, los que ahora le quitan los negocios a los dueños de funerarias de aquí porque vienen de allá con sus cajas e muertos y sus hornos para quemar cadáveres, porque hasta los empresarios de aquí disminuyen a la vez que los comerciantes del extranjero acaparan con servicios en Puerto Rico, mira sólo los productores de la televisión, ESA clase burguesa, en su mayoría traen de afuera sus negocios hasta con sus empleados de afuera que cobran menos como en WAPA TV, y se llevan sus ganancias hacia el extranjero, LIBRE DE CONTRIBUCIONES...

Ya no es cuestión de capitalismo, sino que en Puerto Rico disminuye la clase burguesa criolla. Los negocios no se montan para servir al pueblo donde se vive. Y en nombre de la "globalización", que es una palabra de la retórica del neoliberalismo para desangrar el capital hacia afuera de Puerto Rico, ni tan siquiera se puede hacer viable a Puerto Rico como una nación capitalista...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco Lao: Ahora sí diste en el clavo. Lo peor es que los medios de comunicación han caido en manos no puertorriqueñas. Casi todos los canales de televisión están en manos de gente de afuera y no hay burgueses criollos que se interesen. Hasta El Nuevo Día fue vendido, según dicen, a unos peruanos.

Emanuel Resto-Marcano dijo...

Haití es un reflejo del racismo aun existente entre las naciones del mundo. No se puede ver la problemática de Haití, como un terremoto y ya. Hay dos fenómenos: el que siempre ha existido de un racismo implícito y callado, porque supuestamente admiran a la nación negra que se independizo primero que todos los demás, pero no es hasta ahora que existe miseria cuando van a ayudar. El segundo, al cual me refiero, es al espíritu de ayuda y caridad, que aparentan TODOS tener. No critico a quienes ayudan, porque hay quienes han ayudado siempre, pero hay una generación que donan para ser reconocidos. Espero que esto se resuelva pronto. Puerto Rico, si sigue en el limbo, le pasara tres cuartos peor, pues sufriremos miseria física y sobretodo espiritual. Nuestro país carece de espíritu, por eso estamos donde estamos.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Emanuel: Si nos pasara algo similar dudo que tengamos la fortaleza de espíritu para sobrellevar la escasez y la miseria. Estamos muy malacostumbrados a la vida loca mientras que el pueblo haitiano tiene una reciedumbre y una alegría a pesar de los pesares que es envidiable. Eso fue lo que más me impresionó de Haití cuando fui hace unos años. Los haitianos se le quedan en el corazón al que los visita y conoce.

Yary dijo...

Esto es Indignante.. INDIGNANTE!.. como se le puede llamar Héroes, a personas que no tienen respeto por el OTRO?... Indignante.... esto no es pasar el rato, no es broma... son seres humanos.. me llena de rabia y coraje... y para sellar con broche de oro, esta fue la comisión que envió el senado de Puerto Rico: "Salvemos a Haití"... estas fueron las personas que recibieron con bombas y platillos, como los héroes de Puerto Rico... Mientras escribo estas palabras lloro de rabia, este mundo es el Mundo del Ascenso de la Insignificancia del que habla C. Castoriadis, este Mundo es un Mundo a la Deriva!

Yary dijo...

Ups! mi comentario se refiere a la noticia en Primera hora:

http://www.primerahora.com/diario/noticia/otras/noticias/denuncian_fotos_insensibles_en_facebook_de_medicos_boricuas_en_haiti/361223#comentarios

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Yary: Acabo de publicar un post sobre esta barbaridad que nos avergüenza. Gracias por el comentario. Si quieres repítelo en el nuevo post para que no se pierda.