viernes, 9 de octubre de 2009

Lo siento mucho, Obama NO merece el Premio Nóbel de la Paz

Acabo de leer en The New York Times que le han dado dicho premio al Presidente Barack Obama. Me sonaba a noticia inventada pero luego he corroborado que es cierto. Aunque ya se ha explicado que lo decidieron en febrero luego de su discurso a favor de eliminar las armas nucleares, nadie va a estar feliz con la noticia. Ni los derechistas que odian al presidente, ni los izquierdistas que cada vez lo ven con más recelo. Yo que era de sus más fieles admiradoras me da coraje que lo premien en este momento en que se apresta para escalar la guerra en Afganistán.

Para entender bien las razones por las cuales creo que este premio es inmerecido en este momento, me refiero a una columna reproducida en Rebelión del periodista David Brooks, columnista de ese periódico, quizá el único derechista inteligente que queda. Por eso mismo quiero destacar gran parte de la misma:

En el octavo aniversario de la invasión estadunidense a Afganistán, el presidente Barack Obama está ante una decisión que podría marcar el resto de su mandato –y, advierten algunos, hasta hundirlo– al evaluar si enviará otros 40 mil soldados para reforzar a los 68 mil que se encuentran allá, en una misión poco clara de reconstrucción de nación y de contrainsurgencia.
...
Como dijo hace meses el cineasta Michael Moore en entrevista para televisión aquí, al comentar sobre la intención de Obama de ampliar la guerra en Afganistán: "si quiere, le puedo pasar el teléfono de Mijail Gorbachov para que le platique qué le sucedió con Afganistán. Y si eso no lo convence, también le puedo pasar el de Gengis Khan, para lo mismo".

Vale recordar que fue justo durante la invasión soviética a Afganistán que Estados Unidos, vía la Agencia Central de Inteligencia (CIA), financió a la oposición armada, incluidos varios de los líderes que hoy día son calificados de "terroristas" antiestadunidenses. Las instalaciones construidas con esos fondos fueron las mismas que utilizó años después Bin Laden. En ese tiempo, el presidente Ronald Reagan, en una reunión con los mujaidines en la Casa Blanca, los definió como "luchadores por la libertad", y dijo que eran el "equivalente moral a los padres fundadores" de Estados Unidos.

También vale recordar que hasta donde se sabe, ningún ciudadano de Afganistán, ni los del talibán, han sido acusados de participar en la planeación o la ejecución de los atentados del 11-S, justificación de la invasión a Afganistán, recuerda el periodista inglés Gwynne Dyer.

A la vez, es cada vez menos convincente argumentar que en Afganistán existe una causa noble y necesaria para Estados Unidos. A pesar del incesante reporte de muertos y heridos en Irak y Afganistán que pasa ya casi inadvertido por su rutina de años, esas guerras parecen distantes, y el deterioro en el apoyo público para la aventura en Afganistán no se traduce aún en protestas masivas en las calles. Hoy, varias agrupaciones antiguerra envían mensajes a Washington para exigir el fin de esa ocupación, mientras otros realizan plantones y vigilias en decenas de ciudades del país.

Por ahora, la decisión de Obama, sea cual sea, resultará en más sangre de afganos y estadunidenses. Para el periodista Dyer, "todos los que mueren en este conflicto, mueren por nada", porque nada cambiará cuando las tropas extranjeras regresen a casa, como eventualmente harán.

“Odio cuando dicen: ‘él dio la vida por su país’. Nadie da su vida por algo. Nosotros les robamos la vida a estos jóvenes. Ellos no mueren por el honor y la gloria de su país. Nosotros los matamos”, afirmó hace años el almirante retirado Gene LaRocque en entrevista con Studs Terkel sobre las declaraciones de los políticos al promover las guerras.

Solamente si Obama decide retirar las tropas y abandonar el esfuerzo inútil de "obtener la victoria" en Afganistán será merecedor de este premio. Me temo que su vanidad prevalecerá sobre su inteligencia. Ojalá me equivoque.

16 comentarios:

Rima Brusi dijo...

Aunque es interesante, que se premie la retórica y la palabra (porque eso es lo que se está premiando aquí) en estos tiempos de anti-intelectualismo terrible, estoy de acuerdo con que no lo merece - el contraste entre hablar de la paz y escalar la agresión y la muerte es demasiado grande. Es mucho más fácil hablar del desarme que detener, de hecho, una guerra empezada por otro. El nóbel debería premiar lo difícil, y las hermosas palabras de Obama servir de antesala para la acción, no como un fin en sí mismas.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rima: Me tiré a expresar mi sentir tan pronto me enteré y me alegro que al menos alguien a quien respeto tanto como tú esté de acuerdo con lo que digo. Me duele tener que criticar a Obama porque al lado de todos los demás enanos que le circundan él es un gigante intelectual..y moral. Pero no queda más remedio si una va a ser consistente con sus propias ideas. Ojalá el premio sea acicate para que vaya de la retórica bonita a la accción, que se atreva a decir que lo de Afganistán fue un error y lo va a corregir.

César dijo...

Definitivamente una docotomía increíble entre retórica y acción. Al igual que el autor de este blog, yo también pensé que era una broma. Cada día que pasa en la presidencia la glorificación de Obama disminuye y entiendo que eso es sentir público ya. Hay cierto repudio con muchas de las cosas que no ha hecho.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

César: La "glorificación" de Obama se dio porque comparado con el resto de los aspirantes y en particular con McCain/Palin reunía atractivo personal, juventud, inteligencia, cultura e ideas bien liberales. Yo celebré tanto su elección (y lo sigo haciendo pese a todo) que luego no me parecieron tan terribles sus componendas. Todos lo hacen en el poder porque una cosa es como candidato y otra como presidente. Pero en esto de la guerra no le tolero su ñoñería. Gracias por comentar.

Elco Lao dijo...

¿Y qué tal el tener una COLONIA como Puerto Rico...? ¿O acaso el mantenernos en esa subordinación ilegal es una característica de un Estado que promueve la PAZ...? ¿Cómo el actual jefe de un ejército que puede movilizar soldados a cualquier parte del mundo, incluyendo a las tres nuevas bases militares en Colombia, puede merecer un premio Nobel de la PAZ...?

Bueno, el premio Nobel viene del inventor de la dinamita...

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinamita

Ver reseña en:

http://www.youtube.com/watch?v=l8qSUtatWV8&feature=related

y...

http://www.youtube.com/watch?v=YWKsnDMhGHs&feature=related

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco: Sobre la colonia Obama no puede hacer nada todavía. Esa es la menor de sus preocupaciones. Si los boricuas la prefieren siempre (y eso se lo habrán dado en los resultados de todos los plebiscitos de status celebrados hasta ahora) puede que aplique aquello de "if it ain't broken, why fix it?"
Ahora, en cuanto a lo de Colombia (las bases militares), lo de Honduras (no hacer nada), lo de Cuba (no acabar el embargo), etc. eso es más grave pero sobre todo Afganistán que puede ser su Waterloo.
Y lo del Nóbel te quedó bien..

Elco Lao dijo...

Ivonne:

Claro que la colonia de Puerto Rico es una de las menores preocupaciones de Obama... A él puede importarle más Cuba, o Venezuela o Colombia... O Afganistán, o Irak... Puede que al mundo ni le importe, y al final, en esta enagenación de prioridades, tampoco le importe a los puertorriqueños...

Mientras, aquí se debate quiénes merecen trabajar, y quiénes merecen las "ayudas" económicas del pacifista Obama... Mientras, los estudiantes de Canóvanas protestan tirando huevos y piedras, demostrando más valor que sus mayores que se conforman con decir en las encuestas que Obama tiene mayor popularidad que nadie en este país...

Si Obama NO puede hacer nada todavía por quitar de su país una colonia centenaria, yo no le doy entonces ni un Agüeybaná de Oro de Osvaldo Agüero por la paz de Puerto Rico. Y que el tal Nobel, que daba dinamitas en vida y premios desde su tumba, guíe los criterios de prioridad de cuáles países van antes que nosotros...

Quizás los puertorriqueños sólo estemos destinados a consumir los libros de los ganadores del Nobel en Literatura, como mucho... Claro, para el consumo somos buenos...

Quizás, estemos último en la lista de Obama, pero YO pertenezco a uno de esos últimos... ¿Y tú...? De eso se trata, que al final no le importamos a ninguno de estos charlatanes que ostentan el poder mundial...

Prometeo dijo...

Soy otro que también pensó que se trataba de una broma. Me vino a la mente si la gente del comité pensó en los movimientos que stá realizando en Afganistán y en Colombia. Personalmente creo que lo de Afganistán es una movida estratégica preparando el ambiente para una futura invasión a Irán al que ya tienen velado por el otro lado, Irak.

¿Soy yo o el sentido común está desapareciendo?

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco: Yo siempre he estado en minoría, ya me he acostumbrado y lo prefiero a ser de las mayorías que en Puerto Rico lo que hacen es mendigarle a Washington. Por eso no nos pueden respetar.

Prometeo: El sentido común falta hace tiempo;es el sentido menos común de todos.

El Rata dijo...

Ivonne: Mi respuesta al enterarme de esto fue: "¿¡Que qué!?". El hecho de que Obama sea menos "war-mongering" que Bush no debería hacerlo inmediatamente ganador del Premio Nobel de la Paz; sobre todo habiéndolo nominado con apenas un mes de Presidente, me parece algo bastante ridículo. Claro está, me gustaría que en el futuro sí fuera merecedor del premio, como idóneamente lo serían igualmente todos los líderes de estado.

En otra nota, me gusta cómo el hecho de que las personas sean liberales y favorezcan un candidato no quiere decir que le tengamos que reír todas las gracias y creerlo infalible. Por el contrario, para los conservadores, Bush podría sacrificar cachorritos en la Casa Blanca en nombre de Changó y encontrarían la manera de defenderlo, jeje. :-)

Rima Brusi dijo...

Cornell West discute el premio en HP: http://www.huffingtonpost.com/2009/10/10/cornel-west-comments-on-o_n_316476.html

Ramón López dijo...

Como comenté en mi blog me parece que este Premio Nobel es más anti-Bush que pro-Obama. El simbolismo de paz mundial de Obama no es en ser un pacifista con logros concretos, sino haber expresado la intención de sacar a Estados Unidos del curso que llevaba Bush y su nefasta administración.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rata: Pues obviamente no fui la única en tener esa reacción inicial. Y tienes razón en la diferencia en la forma de reaccionar de ambos lados del espectro político.

Rima: No había visto ese artículo pero me alegro que me hayas llamado la atención a otro punto de vista sobre el premio, muy interesante por cierto.

Ramón: Tienes razón pero me parece que fue prematuro. A menos, que como dice Cornell West en el artículo que señala Rima, el premio funcione para evitar que pueda convertirse en un presidente de guerra.

Loraine dijo...

Tiene suerte Obama hasta ahora no tengo nada encontra ni a favor pero asi es la vida.

Rima Brusi dijo...

Esta es la mejor explicación que he visto hasta el momento!!!! Chequeen este link:

http://cagle.com/politicalcartoons/PCcartoons/sorenson.asp

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rima: No conocía esa página web, ¡buenísimas caricturas! Gracias mil por compartirlo.