domingo, 29 de junio de 2008

Despidamos a los Legisladrones que no respetaron el voto..

Una vez más, Kike me ayuda a expresar mi sentir cuando voy a escribir sobre algo que me indigna.
El 10 de julio de 2005 en Puerto Rico hubo un referéndum entre dos opciones: dejar el sistema legislativo de dos cámaras o establecer un sistema unicameral. De las casi 500 mil personas que votamos, un 83.8 porciento escogimos cambiar a un sistema unicameral.

El Senado aprobó un proyecto de ley a esos fines, tal y como ordenaba el estatuto que creó el referéndum. Pero en un hecho sin precedentes en la historia democrática del país (como señala hoy un artículo en la Revista de EL Nuevo Día) la mayoría penepé en la Cámara de Representantes desobedeció el mandato. O como decimos en boricua: se lo pasaron por buen lugar.

La organización no partidista "Unidos por Una Sola Cámara" anunció una actividad para hoy domingo, denominada como la “Despedida a los Legisladores que no Respetan”. El portavoz del grupo, Julio Fontanet, expresó que “El pueblo que atesora los procesos democráticos no ha olvidado la traición de estos legisladores que anteponiendo sus beneficios personales -salarios, dietas y vehículos- se han opuesto reiteradamente a que se haga valer la voluntad del pueblo a favor de la unicameralidad. Piensan que el pueblo está compuesto de idiotas. Es evidente que no tienen ningún compromiso con renunciar a esos privilegios excesivos que tienen y al pueblo no lo van a engañar”, agregó el ex presidente del Colegio de Abogados.

Se anunció, además, que los participantes este domingo deberán llegar con una maleta para los legisladores que incumplieron con el mandato electoral con el fin de que se lleven con ellos cada uno de los “privilegios” que disfrutan: vehículos, dietas y salarios, pagados todos con fondos públicos.

La cita es a las 3:00pm frente al Capitolio, y se describió como una denuncia enmarcada en una especie de “pasadía familiar”, que incluirá música, artistas y artesanos.

Me uno a esta actividad y aunque no se lleven maletas (que me pareció medio extravagante la idea), con la indignación encima basta.

13 comentarios:

Edwin Vázquez dijo...

Ivonne:

No seas injusta. Mira que en el paquete de medidas que acaban de aprobar hay una donde establecen la celebración del Día Nacional Contra el Reflujo Gastroesofágico.

Además Epi Jiménez explicó claramente por qué no apoya la unicameralidad. Le dijo a El Nuevo Día:

"El mandato del pueblo, para yo estar aquí, si no me lo hubieran dado, yo no estaría aquí. Y por consiguiente, no tendría que decir si sí o si no para el segundo mandato. Así que para mí el mandato, el soberano, que me puso aquí, para el distrito de Carolina, no para el pueblo de Puerto Rico, y yo tengo que responderle a ellos.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Edwin: Lo leí esta mañana (lo del día nacional) y pensé que era un invento de los de El Ñame que se habían colado en END para hacerles la maldad..jeje Creo que tenemos que hacer el inventario del ridículo nacional y publicarlo.

¿Verdad que se queda uno con ganas de darle una patada en el fundillo (yo soy más finuda que ustedes..jeje) a Epi Jiménez?

Edwin Vázquez dijo...

No, no. Una patada no bastaría. Menos mal que se va de la legistura. Allá Carolina...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Pues se me había olvidado que ese ya no estará. Pero hay otros que son igual o peores y se quedan..Ugh..

Prometeo dijo...

Día Nacional Contra el Reflujo Gastroesofágico. ¿Que se supone que se haga en ese día? ¿Beber Alka-Seltzer en honor a las víctimas de este terrible mal? (De hecho yo padezco de la condición pero no espero que me dediquen un día por eso)
Pa' mi que esto es un chanchullo para en ese día darle promoción con fondos públicos a las compañías que producen antiácidos.

Z. Teruoc dijo...

Supongo que existen buenos argumentos a favor de reducir el tamaño y los gastos de nuestra legislatura así como de las otras ramas de gobierno (aunque creo que en cuanto a la legislatura se refiere la mejor manera de hacerlo sería mediante la reducción del número de legisladores sin trastocar el balance bicameral y a su vez eliminar el legislador a tiempo completo).

Pero lo que sí me parece interesante es que muchos de los que la semana pasada estuvieron haciendo “tour” por los medios para promover esta actividad también los escuche el día después de la primaria del Partido Demócrata en PR decir que “el pueblo” había hecho “desobediencia electoral” al “negarse” a participar en ese proceso. Según su razonamiento, el hecho de que sólo 16% de los electores hábiles de PR acudieron a la primaria demostró que a los puertorros no nos interesa participar en eventos electorales “extranjeros.”

No veo cómo ellos concilian la interpretación que le dan a lo acontecido el día de las primarias demócratas con su argumento de que en 2005 “el pueblo” emitió un mandato a favor de una legislatura unicameral. Resulta sumamente contradictorio argumentar que un índice de participación de 16% en un proceso de un solo partido—y celebrado para votar sobre un asunto que era prácticamente académico el día del evento—evidencia el rechazo de los puertorros al proceso y no acoger la misma tesis en cuanto al referéndum de la unilateralidad. Ello especialmente cuando sólo 22% del electorado se sitió motivado a salir a votar aun cuando lo que se proponía redundaría en una restructuración monumental de nuestro esquema gubernamental según delineado en nuestra Constitución. ¿Acaso el índice de participación en ese evento no evidencia un acto de “desobediencia electoral” y que quedó evidenciado que “el pueblo” no quería saber de ese intento de reestructurar significativamente nuestro esquema Constitucional?

Ivonne Acosta Lespier dijo...

z.teruoc: El sistema bicameral fue establecido en los Estados Unidos luego de un tranque entre los estados pequeños y los grandes y de mayor población lo cual llevó al acuerdo de las dos cámaras. En Puerto Rico fue puro copiete del sistema estadounidense y no hace sentido alguno en esta época.
Es hora de que establezcamos el sistema que mejor nos sirva.

Z. Teruoc dijo...

…si bien el bicameralismo federal nació del Gran Compromiso entre estados grandes y pequeños que emergió durante la Convención Constituyente de 1787, ello de por sí no implica que el sistema de dos cámaras no tenga virtudes adicionales a las que motivaron que se adoptara en la Constitución de EEUU. Ello lo evidencia el hecho de que el bicameralismo no es exclusivo del gobierno federal de estadounidense sino que lo encontramos también en varias constituciones de Latinoamérica, Europa y África, así como en la inmensa mayoría de los estados de la Unión (y si vamos a hacer alguna comparación entre PR y EEUU es con los gobiernos estatales que debemos compararnos pues son esas subdivisiones políticas—no el gobierno federal—las que tratan asuntos similares a los que le competen al gobierno local en PR).

Además, creo que si fuésemos a eliminar el “copiete” constitucional prácticamente tendríamos que abolir la Constitución de PR pues a pesar de que en muchas de sus partes ésta se aparta de las disposiciones de la Constitución Federal la inmensa mayoría de esas también son meras adaptaciones de disposiciones tomadas de constituciones europeas o latinoamericanas. Es decir, muy pocas partes de nuestra Constitución son de invención puertorriqueña (en 1952 ya era tarde pa’ inventarse la rueda). De hecho, una legislatura unicameral también sería producto del “copiete”, aunque sea de un “copiete” distinto…

Ivonne Acosta Lespier dijo...

z.teruoc: Habiendo sido los EEUU la primera república en la historia moderna su sistema de gobierno constitucional quedó como modelo. Argentina por ejemplo la imitó y así hicieron otros países.
Tienes razón en que hubo copiete en la nuestra por razones obvias. Pero insisto en que haría falta ver qué nos conviene más a base de la experiencia de medio siglo y el hecho de que somos un país pequeño y pobre que no podemos seguir dándonos el lujo de mantener tantos legisladores.

Edwin Vázquez dijo...

Estimado Z. Teruoc:

¿Le estás concediendo valor electoral a los que no votaron? No entiendo eso. Te cito:

"¿Acaso el índice de participación en ese evento no evidencia un acto de “desobediencia electoral” y que quedó evidenciado que “el pueblo” no quería saber de ese intento de reestructurar significativamente nuestro esquema Constitucional?

Independientemente de las interpretaciones que se le pueda dar a la baja participación en ese proceso electoral lo cierto es que las reglas del juego ya estaban establecidas: ganaría el que obtuviera más votos, independientemente del índice de participación. Así ha sido siempre.

Bajo tu razonamiento las elecciones presidenciales en los EEUU deberían ser declaradas nulas pues apenas alcanzan, a menudo, un 35% del electorado. ¿Le darás mayor peso al 65% que no participó? Interpretarás el silencio electoral de esa mayoría que no participa para restarle méritos a los que sí participaron?

Esto es lo en inglés llaman un "moot issue". El asunto ya no está abierto a interpretación pues el pueblo que votó, sea un 5, 10, 16 ó 90 por ciento, decidió por la unicameralidad. Ahora le corresponde a los legisladores EJECUTAR EL MANDATO.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Edwin: gracias por traer ese argumento tan importante que se me quedó fuera en mi reacción a Z. Teruoc. Totalmente de acuerdo contigo.

Z. Teruoc dijo...

Ivonne y Edwin—Saludos a ambos.

A Ivonne:

Estoy de acuerdo con usted en que “no podemos seguir dándonos el lujo de mantener tantos legisladores” (ni tampoco a tanto jefe, sub-jefe, cuasi-jefe, etc., de cuanta agencia hay y además a sus alzacolas). Por eso dije que me gustaría que redujéramos la cantidad de legisladores y que volviéramos al legislador-ciudadano. Mi discrepancia es con la idea de concentrar el poder legislativo en una sola cámara…

A Edwin:

El comentario del que citas su última parte tiene varios objetivos. En primer lugar, cuestiona la sinceridad de algunas de las personas que andan por los medios diciendo que en el 2005 hubo un “mandato” pero a su vez dicen que en las primarias demócratas hubo “desobediencia electoral” (término articulado por ellos y que yo meramente repito para fines de argumentación). Es decir, creo que varios de los portavoces de los grupos que abogan por una sola cámara son políticamente deshonestos al no aplicar el mismo análisis estadístico a ambos eventos. ¿Acaso mucho de ellos no eran de los que en décadas anteriores hacían campaña a favor del abstencionismo electoral y argüían que el abstencionismo masivo traería repercusiones políticas? Pues aquí las tienen…

Por otro lado, SÍ creo que hay que darle valor POLÍTICO al nivel de abstención en este evento (que sumo cerca del 78% y no 65% como dices). Es verdad que las elecciones federales en EEUU usualmente se registra un índice de participación bajo (aunque la cifra de 35% a la que aludes en tu comentario es un tanto exagerada si te refieres a las elecciones presidenciales (desde los 60s el índice de participación en las elecciones presidenciales ha fluctuado entre u 49% a un 63%) y sólo se acerca a la realidad si te refieres a las elecciones legislativas). Quizá en eventos electorales que lo que persiguen es llenar una posición en el gobierno los índices de participación no son relevantes para evaluar el resultado, pues meramente se escoge entre varios candidatos identificados en la papeleta.

Sin embargo, esa no era la naturaleza del referéndum celebrado en 2005. A diferencia del leguaje que de ordinario se emplea en las papeletas que se utilizan los procesos de enmienda constitucional—que suelen recitar la manera en que leerían las deposiciones que quedarían enmendadas de la mayoría avala con su voto el cambio propuesto—ese referéndum NO propuso enmiendas específicas. De hecho, no podía ser de otra manera porque la ley aprobada no obtuvo el voto de las 2/3 de los legisladores que requiere la Constitución para celebrar un referéndum a partir del que ese documento quedaría enmendado automáticamente si la mayoría de los electores avalan el cambio propuesto.

“Bottom line”, debido a que la ley habilitadora NO propuso enmiendas específicas y tampoco obtuvo el voto de 2/3 de la Asamblea Legislativa, el referéndum de 2005 fue un ejercicio para darle a los electores la oportunidad de pedir que se modificara la estructura de la Asamblea Legislativa (no para ratificar una enmienda aprobada por la legislatura); fue en ejercicio para una solicitar el endoso a una PETICION de reforma gubernamental. En un referéndum de esa naturaleza los que votaron SI ciertamente piden un cambio, pero son únicamente esos los que hacen la petición y no puede interpretarse que los que se quedaron en la casa endosaron la petición. En este caso los que votaron SI representan aproximadamente de 19% de los electores hábiles. Los que votaron NO o se abstuvieron de participar (que fueron aproximadamente 78% de los electores y no 65% como dices) se negaron a endosar la petición a favor de esa reforma. Por ende, creo que las “reglas” de este ejercicio no son las que tienes en mente y que en PR NO existe tal “mandato” a favor de un sistema unicameral. Lo que es más (aunque ciertamente el lenguaje de la pieza es algo confuso) creo que esa es la conclusión que se desprende de la lectura de la ley habilitadora del referéndum.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

z.teruoc: en la blogosfera todos nos tuteamos.

Edwin reaccionará de seguro pero quiero insistir en que hubo un referéndum que tuvo un resultado y ese resultado debe respetarse.
No importa que algunos de los que hayan respaldado la unicameralidad fueran partidarios de la abstención en otros procesos electorales. No tiene nada que ver con lo sucedido en el que estamos hablando.