viernes, 18 de marzo de 2011

El "Puerto Rico Daily Sun" reseña el Informe del Task Force incurriendo en una falsedad sobre el rol del inglés actualmente en Puerto Rico

En el artículo publicado ayer sobre dicho Informe me llamó la atención que el reportero Raúl Colón escribe lo siguiente :

The Task Force recognizes that, if Puerto Rico were admitted as a State, the English language would need to play a central role in the daily life of the island — as it does today.

Pensé que había sido un error y que lo que quiso decir fue “as it does not today”. Pero parece que lo que se quiere es que los de “Allá” crean en la patraña promovida por la administración de Fortuño de que en Puerto Rico somos bilingües y que todos pueden leer el periódico que publica la noticia.

Es obvio que si Puerto Rico fuese admitido como estado (solamente creíble en la ciencia-ficción) el inglés pasaría a ser el idioma principal, como lo es en todos los estados de los EEUU. Pero no sé de dónde saca Raúl Colón que hoy día el inglés forma parte central de la vida diaria de la isla, con todo y que se enseña desde la escuela elemental. Que haya varios alcaldes que han puesto letreros en inglés no elimina el hecho de que menos de un 40 porciento de la población conoce bien el idioma y por eso las películas tienen que tener subtítulos en español en los cines, los programas o películas en inglés son doblados en la televisión local y hasta en Guaynabo City se habla español. Ni siquiera dominan el inglés los legisladores y alcaldes electos por el partido que promueve la estadidad para la isla. Recordemos la carta famosa en inglés (en marzo del año pasado) del Senador del PNP Roberto Arango al Congreso repleta de errores de toda índole o la excusa que puso el Representante Jorge Navarro luego de salir en un video manoseando a una mujer en una fiestecita en Kentucky.

Antes de que me digan que estoy en contra de que hablemos inglés, aclaro que estoy a favor de que se promueva el inglés como segundo idioma y que se busque por fin una forma de enseñarlo correctamente para que más boricuas lo manejen. No porque sea el idioma de la nación a la que estamos sometidos sino porque es el idioma más importante del mundo actual. Más que nada porque es el idioma de la mitad de nuestra población en la Diáspora Boricua.

En cuanto al famoso Informe en sí, me uno a lo expresado por Elco Lao en su blog y por Ramón López en el suyo.

7 comentarios:

Prometeo dijo...

¡Vaya!, el inglés se habla tanto en este país que el Puerto Rico Daily Sun se vende como pan caliente.

Ahora quitándome el sombrero sarcástico... Soy maestro de inglés en la escuela elemental y si lo que dice el PR Daily Sun fuese cierto no pasaría tanto trabajo enseñando. Y no me refiero al trabajo como molestia sino al trabajo que me cuesta tener que forcejear con la actitud negativa de la mayoría de los estudiantes hacia el inglés.

Pero en su mundo el Daily Sun es el periódico de mayor venta en la isla porque la gente habla inglés hasta por los poros.

Adelante y éxito.

Enfogoná dijo...

La única forma en que se puede enseñar el inglés en Puerto Rico es en calidad de lengua extranjera. Esa es la realidad de acuerdo con la ciencia lingüíistica. Los políticos le tienen miedo a esa denominación, pero están usando el término segunda lengua incorrectamente. Una segunda lengua es, por ejemplo, el inglés para la gente de la diáspora, cuando llegan con su lengua materna. Es decir, tienen una lengua materna, (el español, el francés, el que sea) y llegan a una cultura que se expresa en otra lengua ( en este caso, el inglés) y todo se hace en esa lengua y para sobrevivir necesitan esa lengua. Es ahí cuando el inglés, para ellos/as, se convierte en una segunda lengua.
Amparo Morales, la lingüista puertorriqueña, claramente ha establecido que Puerto Rico es el único país en el mundo cuyo "bilingüismo" no responde a causas naturales. Es decir, que en Puerto Rico no hay situación real para que el inglés sea una segunda lengua sino una extranjera. En Puerto Rico, usted podría vivir la vida entera sin saber inglés y no pasa nada. Todo lo demás es pura ignorancia de los políticos.
No hay que pedir perdón por no saber inglés ni por defender la lengua materna frente al inglés. Que aprenda inglés quien quiera.
Y esa salvedad que nos sentimos obligados/aa a hacer de que no tenemos nada contra el inglés no hay por qué hacerla siempre, porque es caer en la misma trampa de quienes van a Fine Arts y aunque no entiendan las películas en inglés siguen patrocinando esa práctica y no se atreven decir que no saben el idioma inglés.
Este asunto de la lengua es como otras tantas disputas provocadas por el coloniaje. Y se ha convertido en otro signo de estatus y en otra forma de exclusión. Si lo aceptamos sin cuestionarlo, somos parte del problema.
En la Unión Europea el asunto de las lenguas es dilema principal y con razón. Sin embargo, han decidido que cada país debe enriquecer, mantener y proteger la lengua materna de cada quien y estimular para que la ciudadanía aprenda cuantas lenguas pueda. Lo explican como un proceso que dura toda la vida, jamás como un issue de suplantación como muuuuuucha gente lo enfoca aquí.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prometeo: Es una pena que por habérsenos impuesto el inglés como parte de la americanización a la trágala de principios del siglo veinte, se haya desarrollado esa actitud hacia el idioma. Algunos lo vemos como una "resistencia" pero nos ha costado porque es importante el aprendizaje del inglés.

Enfogoná: Me alegro que aclares cuál sería la forma correcta de enseñar el inglés. El tema está tan politizado por razones históricas que siempre provoca reacciones emocionales más que racionales. Se resolverá cuando se resuelva la situación colonial, que no viviré para verlo.
Pero no estoy de acuerdo con que no hace falta su aprendizaje. Que se ponga como en la UE o como sea, pero se debe aprender ese idioma.

Enfogoná dijo...

No es que no esté de acuerdo. Es que no puede dársele ese matiz de adoración, que nos ha llevado a que las personas en P.R. y sobre todo los/as más jóvenes entiendan que si no saben inglés no pueden sobrevivir. Eso, naturalmente desemboca en un desprecio a la lengua materna. Lo que expliqué de la Unión Europea lo comenté para que se vea que, en los lugares más desarrollados la tendencia es a la exclusión y al aprecio, no a la aniquilación de las lenguas.
Resulta patético el tipo de estudiante que está saliendo de las mal llamadas escuelas bilingües, sujetos que ya han perdido la capacidad de captar matices, de expresarse en su propia lengua. Y como no soy purista, no estoy hablando de la corrección, que eso es otro asunto que no me interesa en esta polémica. Me refiero a la capacidad comunicativa, expresiva.
Como explicaba wa Thiong'o cuando vino a Puerto Rico, el panorama no puede ser entre el darwinismo lingüístico y el feudalismo lingüístico. Hay solución con las redes, es decir, con las traducciones.
Y si no nos aclaramos unos y otras damos la impresión de que hemos aceptado sin más la idea de que no somos nadie si no hablamos inglés.
El inglés es una lengua más que sirve para expresarse y que dada la situación de poderío de los EU tiene eso que la apoya y la valida. En cuanto esto pase a mejor vida, vendrá otra y la sustituirá. A los nacionales de cada país les queda su lengua materna. Esa es la que les permite formar parte de un colectivo nacional.

Elco Lao dijo...

Gracias Ivonne por tu atención a lo expresado en el "Peripecias..."

Lo que escribes me trajo a la memoria aquellos anuncios de ese periódico "San Juan Star", el que ahora sobreviven con la misma babosería editorial, aquellos anuncios que decían:

"Ser puertorriqueño NO es cuestión de idioma..."

José Fortuño dijo...

El error no es del reportero Raúl Colón, ni del Daily News. El error es del informe del "Task Force".

Cito de la página 4 (se repite en la 32):

"Recomendación # 6: El Presidente y el Congreso deben asegurar que Puerto Rico controle su identidad cultural y lingüística. El Grupo de Trabajo reconoce que, si Puerto Rico es admitido como estado, sería necesario que el inglés desempeñe —como lo hace actualmente— una función central en la vida cotidiana de la isla."

Y en inglés:

"Recommendation # 6: The President and Congress should ensure that Puerto Rico controls its own cultural and linguistic identity The Task Force recognizes that, if Puerto Rico were admitted as a State, the English language would need to play—as it does today—a central role in the daily life of the Island."

Ivonne Acosta Lespier dijo...

José: Gracias mil por la aclaración. Tengo que pedirle excusas tanto al reportero como al periódico y aprovecho para hacerlo. Como puedes ver yo no me tomé la molestia de leer el Informe porque ya me cansan los intentos de seguirnos engañando.