domingo, 4 de mayo de 2008

Lo que descubrió Jesús Dávila en el caso contra el Gobernador


Una vez más Jesús Dávila demuestra que es el mejor periodista investigativo puertorriqueño, el único que husmea y descubre lo que otros ni se molestan en buscar. En la prensa boricua parece como si operara el dicho de un extinto periódico de Nueva York: “I know the truth, don't confuse me with the facts”. Para saber la verdad hay que esperar a que Jesús Dávila publique. Así sucede con un aspecto ignorado del caso de Aníbal Acevedo Vilá que muestra bien la naturaleza de esta persona que ha logrado embaucar a buena parte del país.

En un artículo en El Diario La Prensa del 3 de mayo titulado “Más allanamientos del FBI en caso Acevedo Vilá” se revela la razón por la cual se investigaron sus récords de cuando era estudiante de derecho en la UPR. Esa investigación provocó burlas de parte de analistas pro-Aníbal. Pero había “method in the madness”.

De acuerdo a lo que revela Jesús Dávila, resulta que en 1985 el entonces estudiante escribió un trabajo publicado en la Revista Jurídica de la UPR y titulado "Los límites de contribuciones y gastos en las campañas políticas". En el mismo documenta primero la jurisprudencia de EE.UU. y Puerto Rico sobre el tema, para luego analizar a fondo informes de prensa sobre "un mecanismo que supuestamente se utilizó durante las campañas electorales de 1976 y 1980".

En ese trabajo AAV incluyó la forma en que se evitaba la detección de esquemas de corrupción y describió las leyes electorales existentes como "letra muerta". La razón es porque la relación indebida entre el político y los donantes llevan a que "la lealtad hacia el electorado es sustituida por la lealtad hacia los contribuyentes". Indicó que "la agencia de publicidad le facturaba a corporaciones por servicios no prestados. El monto de la factura pagada por la corporación privada le era acreditado a la cuenta del candidato o partido que la corporación quería beneficiar. De esta forma la contribución nunca era registrada en los informes financieros del partido o candidato".

Dice el artículo de Dávila que “según su análisis dicho esquema habría sido "fácilmente detectable si la ley se hubiese puesto en vigor" mediante inspección de las cuentas de las agencias de publicidad, los medios de comunicación, los candidatos y los partidos. Pero, su evaluación fue que los funcionarios políticos y electorales tenían conflictos de intereses por lo cual estaba garantizada la impunidad de los fraudes."

Jesús Dávila destaca que ese escrito "describe -paso por paso-hechos que ahora el Departamento de Justicia de Estados Unidos le imputa haber cometido, lo único que en aquella época era un joven preocupado por el daño que tales fraudes con fondos políticos tenían sobre la democracia. Con los años, Acevedo Vilá se convirtió en un político pragmático y en noviembre alegó ser víctima de persecución selectiva porque insistía en que lo que le imputan es algo que todos hacen.”

Yo digo que es irónico que el camino hacia toda esa investigación e inspección a sus cuentas, las del PPD, las agencias de publicidad y medios de comunicación que llevaron a que se le hayan radicado 27 cargos en su contra, lo trazó el propio Aníbal. Al parecer lo retomó para seguirlo cuando le convino. Pero se olvidó de que por el mismo camino, ya trazado, lo iban a seguir a él y encontrarlo fácilmente.

19 comentarios:

Cesar dijo...

Vaya manera de cubrir sus pasos eh? Y lo mas gracioso/espeluznante es su justificacion de q si otros lo hacen pq yo no? Que falta de moral la de este individuo!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

César: estamos ante un genio en términos del engaño, la manipulación, la demagogia. ¿Qué se puede esperar de una persona que ha dicho en varias ocasiones que lo suyo es ganar elecciones?

Maria Laura Tuyaret dijo...

Muy bueno el blog! Te invito a conocer el mio, tambien se trata de actualidad y notas periodísticas:
www.el-infoscopio.blogspot.com. Saludos y adelante!

Myrisa dijo...

Pues parece que a los fiscales este escrito les servirá para demostrar que desde muy temprano AAV estaba consciente al detalle de los mecanismos de fraude electoral que practicó, por lo que no puede alegar ingenuidad o que no tuvo la intención o malicia.
¿Y por qué el Contralor no interviene con las publicitarias y con los medios, acaso no tiene la autoridad en ley para auditar cuando se trata de organizaciones que reciben fondos públicos?

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Wuao, de ser ésto cierto, qué triste transformación la de Aníbal.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

María Laura: Tu visita me honra y muestra una vez más que este mundo de los blogs permite unos acercamientos de gente a tanta distancia, como tú desde Córdoba, Argentina. Acabo de visitar tu blog y me fascinó. Los temas son bien interesantes y el blog bien atractivo. Te dejé un comentario y tan pronto tenga más tiempo me voy a detener a leer todos los posts desde que comenzaste. Te digo lo mismo, saludos y ¡adelante!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Myrisa: Eso mismo pienso sobre la importancia que tiene este descubrimiento, eso es lo que los fiscales deben haber concluído. Me hago la misma pregunta pero te pregunto yo ¿qué Contralor?

Eugenio: te juro que a mí me ha dejado como decimos, patidifusa..

Prometeo dijo...

Es algo parecido a lo de la Reforma de Salud. En ese caso se descubrió que en la univeersidad Rosello había escrito un texto que fue el que sirvió de guíe en la implantación del sistema. Hay una diferencia en aquel caso por lo menos resultó un bien "la tarjetita" pero en este el único beneficiado fue Anibal. Esto es otra prueba más de que la prensa en Puerto Rico está arrimá'al lado de los que están en poder. Recuerdo que uno de los que se burló sobre la busqueda en la UPR fue David Noriega (pronto estaré escribiendo algo sobre él)

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prometeo: lo de la prensa es algo dramático. Y David Noriega ya para mí perdió todo respeto.

Priscilla dijo...

Si Jesús Dávila fuera un periodista responsable publicaría el mencionado artículo: “Los límites de contribuciones y gastos en las campañas políticas”. Si no lo publica queda en entredicho todo lo que dice y los que repiten los que buscan sangre.
Como creo que JDávila es responsable, espero por la publicación del escrito.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Priscilla: No creo que a Jesús Dávila le corresponde publicar el artículo. Ya está publicado en la Revista Jurídica de la UPR y se sabe el año. Lo que tiene es que procurarlo si le interesa.
A mí me basta con el resumen que provee Dávila, por el respeto que me merece él como periodista y por eso hice caso a su artículo.

Nilda dijo...

Me parece insólito que estemos presenciando semejante situación. Nadie es culpable hasta que se demuestra lo contrario, pero este descubrimiento deja mucho que pensar....

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Nilda: lo mismo me parece a mí.

Priscilla dijo...

Me gustaría saber qué gana Ivonne Acosta (a quien admiraba hasta hace unos días) en lo personal con condenar a AníbaL antes del juicio que se merece.
Por otro lado, la felicito por haber escrito el libro "la Mordaza". Con él descubrí muchas cosas del PR que tanto amo y a entender otras tantas cosas.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Priscilla: lamento que haya perdido tu admiración por estar en contra de Aníbal y me alegro te haya gustado mi libro.
¿Que qué puedo ganar? Mi blog es para desahogarme y eso hago. Gano en estabilidad emocional al poder decir lo que siento y pienso sin temor a represalias o censuras. Ya he hecho claro en posts anteriores que detesto a AAV por muchas razones. En este caso creo que es culpable (aunque deteste yo a los federales que lo acusan)y posiblemente salga inocente por sus buenos abogados.

Prometeo dijo...

Acerca del comentario de Priscilla:

Este comentario sirve para ver lo que es el Quinto Poder y la verdadera libertad de expresión. Probablemente si Ivonne hubiese hecho como los periodicos de aquí en Puerto Rico no hubiese reseñado esta noticia. De no haberse reseñado esta noticia Priscilla no huebiese hecho el comentario [en el cual mostró madurez al no irse a personalismos]y no su hubiese comentado esta noticia.

Es bueno que Ivonne mantenga un sano espiritu al no censurar los comentarios que podrían resultarle molestos. He visto que en algunos blogs se censura y solo se permiten comentarios que no contradicen al creador del mismo, esto no es saludable pues al permistirse el debate abierto crecemos como seres humanos.

Felicidades a ambas (Priscilla conténtate) por la medurez demostrada. Que Viva el Quinto Poder

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prometeo: se ve que eres un ser bien especial. Tienes razón en todo. Yo no he eliminado comentario alguno porque aunque algunos han sido ofensivos no han recurrido al insulto. En ese caso tendría que pensarlo mucho, dependerá de si merezco el insulto o no..jeje..

Priscilla dijo...

No había podido entrar por aquí debido al mucho trabajo que tengo. Prometeo, que viva el Cuarto Poder y que viva la libertad de espresión. La tuya, la mía y la de Ivonne. Al darle vivas a esas libertades no puedo pasar por alto que el derecho a la vida y a la libertad se trastoca cuando emitimos juicios a priori y sin conocer los detalles. Ivonne dice que "cree" que Aníbal es culpable; y yo me preguntro qué pasaría en este país si las personas que constituyen un jurado condenaran a una persona sólo por "creer" que es culpable. Realmente, eso me da miedo y recuerdo aquél jurado amañado que condenó a Albizu Campos.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Priscilla: Me llama la atención que digas que "qué pasaría en este país si las personas que constituyen un jurado condenaran a una persona sólo por "creer" que es culpable".

Siendo abogada sabes muy bien que cada miembro de un jurado en casos como este, es evaluado y si creen de antemano que la persona es culpable no lo escogen. A mí ciertamente no me escogerían.

Pero lo que me molesta realmente es que compares lo de AAV con lo de don Pedro: "Realmente, eso me da miedo y recuerdo aquél jurado amañado que condenó a Albizu Campos". Aparenta haber un desconocimiento de la historia de lo sucedido en el 1936. No es este el lugar para yo intentar aclararlo.