sábado, 22 de marzo de 2008

La esclavitud negra se abolió en Puerto Rico hace solamente 135 años


En términos históricos un siglo y pico no es nada. Hay seres humanos que llegan o pasan de los cien años. Por eso es bueno recordar que hace relativamente poco que existió en Puerto Rico un sistema mediante el cual se trajo por la fuerza a seres humanos del África para ser vendidos, considerados como propiedad y no como personas, obligados a trabajar en lo que el dueño o dueña quisiera, obligados a abandonar sus dioses, sus familias, su lugar de origen, su nombre propio y privados de su libertad, de tener familia, de tener educación, de tener siquiera un apellido.

En efecto, el 22 de marzo de 1873 se aprobó en las Cortes de España la ley que abolía la esclavitud en Puerto Rico. El decreto dejó en libertad a un total de 29 mil esclavos de ambos sexos, lo cual representaba un cinco por ciento de la población general en Puerto Rico. Los hacendados esclavistas habrían de ser indemnizados por la pérdida de su “propiedad”. Sin embargo, la libertad de los negros esclavos fue condicionada, puesto que se obligó a los libertos a hacer contratos durante tres años luego de abolida la esclavitud. El mismo decreto establecía, además, que no habrían de tener derechos políticos hasta cinco años después. A pesar de ello, la noticia fue celebrada por la mayoría de la población y la expectativa de que los negros atacarían a los blancos (como había ocurrido en otras partes del Caribe) no se dio.

En la historiografía puertorriqueña existen dos teorías sobre las causas de la abolición de la esclavitud. La primera la atribuye al trabajo de sectores liberales, dentro de la propia clase hacendada puertorriqueña, junto a antiesclavistas en la propia España. En ésta se inscriben los historiadores Arturo Morales Carrión y Luis M. Díaz Soler y es la que más adeptos ha tenido. La segunda, planteada por el historiador Benjamín Nistal-Moret (Esclavos prófugos y cimarrones Puerto Rico, 1770-1870), propone que fueron los propios esclavos quienes trabajaron su libertad erosionando “el sistema desde adentro” mediante querellas y demandas, fugas o el “cimarronaje limitado” (una fuga individual de corta duración, al cabo de la cual el esclavo volvía a la hacienda). Explica el historiador que fueron medidas de resistencia que desgastaron paulatinamente el sistema esclavista. Ambas teorías son correctas porque los esfuerzos de esclavos y de antiesclavistas funcionaron paralelamente y no hubieran triunfado el uno sin el otro.

Como todos los historiadores, tengo mis temas preferidos en el sentido del interés por investigar sobre ellos. La esclavitud y todo lo relacionado a ese espantoso sistema es uno de éstos. Hace años tuve la suerte de tomar un curso con Guillermo Baralt (autor de Esclavos Rebeldes) y aproveché para hacer un trabajo sobre las esclavas de Mayagüez en el año previo a la Abolición. Pude hacerlo porque existe un Censo de Esclavos de 1872 , preparado para que los dueños de esclavos pudieran luego cobrar indemnización por la propiedad que perdían y también para que los esclavos mayores de 60 años fueran supuestamente liberados antes de la abolición oficial. Escogí las mujeres esclavas porque rescatar la mujer del olvido en la Historia también fue siempre mi interés. El resultado de mi investigación fue publicado en la revista Cupey y se lo recomiendo al que le interese el tema. Una pena que no lo tengo digitalizado para que lo pudieran leer en línea. Pero baste decir que una de las conclusiones del estudio fue que las mujeres esclavas en Mayagüez al momento de la abolición eran en su mayoría mulatas criollas pues habían nacido en la esclavitud en Puerto Rico y para esa fecha quedaban muy pocas de las nacidas en Africa (las bozales) que eran las de 60 años o más.

En una ocasión una amiga mayagüezana me invitó a hablar de ese trabajo en el Recinto Universitario de Mayagüez. La audiencia estaba fascinada con el tema y al final vino una estudiante a hablar conmigo aparte. Me dijo que creía ser descendiente de una de esas africanas, la de nombre Úrsula (obviamente el nombre cristiano que se les imponía al llegar a su destino como esclavas). Lo creía porque su abuela mulata mencionaba a una abuela negra de ese nombre que no hablaba español. Yo vi el cielo abierto pensando que podía continuar el trabajo investigativo sobre los descendientes de las mujeres liberadas en 1873. Tomé la dirección de la muchacha y quedó en preguntarle a su abuela si me concedería una entrevista. Pasó el tiempo y le escribí. Su contestación fue que la abuela no quería hablar de ese tema con nadie. Me di cuenta de que eso me iba a pasar con todo el mundo que descendiera de esas mujeres esclavas y abandoné la idea de ampliar el trabajo.

Es una prueba más del prejuicio racial que heredamos como consecuencia del nefasto sistema que situó a la raza negra por debajo de la blanca por el sólo hecho de haber sido esclavizada y considerada inferior por ésta. Para siempre quedó el estigma en los descendientes. Por eso todavía la mayoría de los boricuas insiste en considerarse como "blancos" y se prefiere mil veces descender de los Taínos.

Un día como hoy pienso que el discurso que acaba de pronunciar Barak Obama sobre la raza también aplica a nosotros, en particular lo que dice de su abuela blanca y el prejuicio de ésta contra los negros. Todos podemos contar cosas similares en nuestras propias familias o familias cercanas, ¿no es así? Y ¿por qué entonces seguimos creyendo que no hay problema racial en Puerto Rico? ¿O que somos "blancos"? ¿O que el pelo rizo es "malo"? Y un largo etcétera.

.......
Luego de la reacción a mi post anterior, pienso que debo abrir una página aparte para dedicarme a aclarar temas históricos como me recomendó mi amiga bloguera Isabel. Pronto les aviso si lo logro hacer.

21 comentarios:

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Hola Ivonne


Gran tema otra vez. En Puerto Rico el racismo aún existe, un poco disfrazado, pero sí existe. Pero yo tengo mis dudas con respecto a ciertos discursos que muchos adoptan como resistencia a ese discrimen. Por ejemplo, ahora ya es casi un crimen pronunciar las palabras “trigueño” o “trigueña”, porque supuestamente es racista, y muestra síntomas de complejo. Pero es que están juzgando a los puertorriqueños con las categorías importadas de Estados Unidos, y no con las nuestras. Aquí históricamente se ha utilizado un gran número de palabras para describir distintos grados hibridez en el fenotipo de los individuos (desde negro, mulato, moreno y trigueño, hasta jabao, blanco, colora’o y jincho papujo). En Estados Unidos, por el contrario, se ha solido utilizar el llamado “One-drop rule”, que básicamente establece lo blanco como lo puro, lo negro como lo impuro, y todo lo intermedio (hasta los que tienen “una gota de negro”) como igualmente impuro. Esa es la regla que muchos anti-racistas puertorriqueños pretenden implantar aquí, ver toda hibridez fenotípica como negra (¿por impura?) , y en mi opinión eso es tan racista como lo que critican.


En el caso del censo, fue la gran sorpresa de muchos el porciento tan elevado de autoproclamados “blancos”. ¿Pero no sería igualmente racista, dado nuestra innegable hibridez, que se describieran como “negros”? ¿Lo que criticamos a las personas, por llamarse “blancos”, no aplicaría de igual forma si se llamaran “negros”?


No sé, pero el uso de esas categorías tan absolutas y cerradas, en un mundo con identidades cada vez más mixtas, yo creo que está un poco arcaico. Al menos en nuestro contexto. Quizás en Estados Unidos, dónde las nociones de “raza” (concepto biológicamente ya descartado) aún juegan un papel en la definición de las etnias de la población, puede que aún sean útiles estas categorías. Pero en Puerto Rico, que yo sepa, pocos se plantean que el fenotipo se pueda utilizar para definir diferentes étnias isleñas . Quizás el licenciado Marcos Rivera Ortiz va en esa dirección, pero tampoco me queda claro.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Eugenio:creo que el problema es que se disfraza y por eso pretendemos que no existe. Estoy de acuerdo en que se quiere imponer a veces la división tajante existente en los EEUU de que o eres negro (aunque seas jincho si como dices tiene una gota de sangre negra) o eres blanco. Muchas veces uno se entera de que los blancos consideran a alguien negro en nuestro país cuando le dicen "jabao". Usualmente la persona aludida no tiene idea de que se le considera como alguien con rasgos negroides, obviamente por los llamados "blanquitos". A veces los anti-racistas como les llamas exageran porque su interés es jamaquear al boricua para que reconozca su herencia africana. Lo de usar la palagra "trigueño" creo que se rechaza cuando se aplica a una persona obviamente negra por miedo a decir la palabra negro. Eso yo lo escucho mucho y corrijo al que habla diciéndole (si tengo confianza, claro) que no tenga miedo a decir la palabra adecuada. En fin, nos falta mucho por adelantar pero las nuevas generaciones son mucho menos racistas que las anteriores.

Myrisa dijo...

Ivonne, intervengo con algunas reflexiones sobre el comentario de Eugenio.
En Puerto Rico es compleja la cuestión racial, en realidad la política racial o la realidad del racismo. Estamos conscientes y orgullosos de nuestra profunda mezcla y nos encantan muchas cosas negras que heredamos de etnias africanas: nuestros ritmos y bailes, la comida, los tambores, la piel tostada, los labios carnosos, las nalgas paraditas, el paisaje de cocotales y tulipanes africanos, las telas de colores brillantes y profundos. Casi todo los que es valorizable en el mercado del exotismo y la carnalidad. Pero a la hora de la verdad, ¿cuántos nos confesamos negros? Preferimos identificarnos con lo taíno para explicar el color quemado de muchos. Somos morenos, trigueños o indiecitos. Hay más taínos en Puerto Rico hoy, satirizaba Isabelo Zenón, que cuando Colón llegó al Nuevo Mundo. No chave. Trigueño, puede ser descriptivo de uno de tantos matices de la rica gama de nuestra mezcla racial. Pero también fue un eufemismo usado “piadosamente” para no recordarle a un prójimo su lastimosa condición de negro. ¡Ay bendito- decía mi tía- no se dice negro, se dice moreno o trigueñito, no ofendas que para dios todos somos iguales! Say what? Pal carajo, dijimos los que leíamos a Zenón, el único teórico de la opresión racial en PR de la segunda mitad del s. 20 y hoy totalmente ignorado. Trigueño es el trigo, morenos son los moros. Los puertorriqueños de piel bien oscura son negros. Y decirlo no es ofensa.
En Puerto Rico hubo mucho influjo de europeos y continentales “blancos” en el siglo 19 y quizá esto explica porque nuestra población parece más hacia lo blanco que hacia lo negro. Pero también es porque el puertorriqueño negro ha sido invisibilizado por una política social, deliberada o no, de esconder a nuestra abuela. Cuando se mira de cerca el asunto, el mismo se torna económico y asume carácter de clase en nuestra historia. ¿Qué puestos de poder político, económico, cultural están hoy en mano de puertorriqueños de piel oscura? ¿Cuántos negros hay en los medios que reproducen los modelos sociales: TV, cine, moda, cultura, etc.? ¿Cuántos negros hemos tenido en las últimas cinco décadas en puestos de gabinete de gobierno que no sea el del Departamento del Trabajo, como si el trabajo fuera cosa de negros? Get the point?
¿Qué pasó con nuestra aristocracia negra de finales del siglo 19 y principios siglo 20, aquellos maestros azucareros y artesanos del tabaco, empresarios, artistas, músicos y compositores, políticos, maestros y organizadores del movimiento obrero que produjo un Schomburg, un Barbosa, una Pura Belpre, un Maestro Rafael, a Prudencio Rivera Martínez a José Ferrer y Ferrer ,a la madre de la familia Figueroa, a Rafael Hernández y a Pedro Flores, entre otros muchos? ¿A dónde se marcharon los negros de Santurce (Cangrejos) y los pueblos costeros? ¿Se mudaron todos a Piñones, Carolina y Loíza? ¿Se fueron a NY, a Chicago, etc., o se casaron todos con hombres y mujeres blancos y blanquearon su prole? Creo que la mayoría de los negros en Puerto Rico fueron sujetos de una extrema proletarización, desplazamiento, ghetoización e invisibilización durante la segunda mitad del siglo 20 y apenas ahora resurgen desde el underground con el reggaeton. La ghetoización en El Barrio en NY fue difícil, pero no la peor porque desde ahí, próximos a Harlem, descubrieron los puertorriqueños que las causas de la opresión de los afroamericanos eran también las de su opresión y con ellos aprendieron a combatirlas. Resultado casi inmediato: los Young Lords. He aquí una posible fuente del trasplante de las categorías del racismo en EEUU a las relaciones raciales en PR. Pero esto es materia para algún historiador que quiera poner a prueba estas hipótesis.
He escuchado antes el argumento de que no hay por qué importar categorías raciales de la realidad de EEUU para aplicarlas a nuestras condiciones. Eugenio tiene un punto. Pero también es cierto que el discrimen que sienten los puertorriqueños de mayor apariencia africana no es inventado. Es histórico y es palpable. Esta arraigado en nuestras raíces históricas: económicas y sociales. Después de todos fuimos fundados por una sociedad que acababa de decretar la primera limpieza de sangre en la historia (contra musulmanes y judíos) justo cuando Colón llegó a nuestras tierras. Y no hay que olvidar que por siglos los puestos (todos los puestos) de la Iglesia y del Estado estaban vedados a los que no pudieran probar su sangre blanca y tampoco que para acceder al reconocimiento social los mulatos (que no lo fueran muy visiblemente) prósperos tenían que pagar para que los blanquearan en los documentos oficiales. Recordemos que el que no era evidentemente negro, si no podía probar ser blanco de siete generaciones era considerado pardo, categoría creada por la sociedad colonial bajo España. La categoría “blanquito” no fue importada, sino reflejo de nuestra propia historia de opresión racial. Otra prueba de la fobia a ser considerado negro esta contenida en una expresión que tantas veces he escuchado en aparente rechazo del racismo en EEUU.: “Para los americanos todos los puertorriqueños somos negros”. ¿Y no lo somos, aún los que parecemos acercarnos más a la jinchopapujería? Si tuvieramos un vigoroso movimiento social para eliminar el racismo en Puerto Rico, tal vez no haríamos uso de categorías continentales. La praxis nos daría categorías más adecuadas a nuestra realidad. Pero el caso es que la lucha contra el racismo en EEUU, con la distante excepción de la lucha contra el apartheid en Africa del Sur, fue casi nuestro único referente en el siglo 20. Cierto que Franz Fanon, entre otros teóricos de las relaciones de opresión racial, eran caribeños, pero aquí se los apropiaron y se los quedaron en la academia. Conozco un solo caso, prontamente aislado, en que se trató de accionar políticamente a base de estos análisis. A principios del siglo 19 los negros y los esclavos de la Isla tuvieron otros modelos e inspiraciones: Haití, el resto del Caribe, pero los modelos se movieron prontamete al Sur de EEUU culminando en la abolición mediante guerra civil. En el siglo 20 fueron los ejemplos del movimento de derechos civiles y del Poder Negro en EEUU, los que operaron algunos cambios cosméticos en nuestras relaciones raciales, aunque sí en la conciencia de muchos. Pero apenas hace unos pocos años se anunció un drama para TV local que se desenvolvía en Piñones y ¡cuyo personaje femenino negro era representado por una actriz blanca maquillada de negro! Algo así, simplemente, ya no puede ocurrir en EEUU sin que ello genere una jornada de protestas. ¡Ojala trasplantaramos esa militancia!
En 1993 mi ex y yo inauguramos un documental en multi-imagen de 30 proyectores sobre cinco pantallas a 180 gdos. en el Pabellón de Historia del área norte del Parque Luis Muñoz Marín. Se trataba de una travesía de cinco siglos por nuestro quehacer histórico, por los procesos forjados por seres humanos comunes quienes dinamizaron dichos procesos. Por supuesto destacamos nuestros personajes negros: Miguel Enrique, Rafael Cordero, etc. También nuestro mulataje y dijimos: hasta el siglo 18 PR era una sociedad afroantillana y nuestro pueblo es mestizo y mulato. Era un espectáculo muy vistoso. A todos los críticos les fascinó. Era para que nuestros niños y las escuelas contaran con un recurso de educación entretenida. Al entrante director del Fideicomiso de Parques y a los nuevos miembros de la Junta: jefes de agencia, un vice de un banco, el no se qué del Caparra Country Club, etc. no les gustó el énfasis en la negritud y así nos lo dejaron saber. No lo ibamos a cambiar y el documental quedó censurado, cerrado el pabellón, tirado al zafacón millones en gasto público. Es que son estadistas y temen que los americanos nos identifiquen como negros y no nos den la estadidad, pensamos. Bullshit. Llegó el 2004 y Sila al poder. El nuevo director ejecutivo escuchó que el espectáculo era sinigual en PR, efectos de luces, niebla, humo de cañones, etc. Pues nos llamó en el 2005 para restaurarlo y reponer los daños de la inundación de Georges y algún acto de vandalismo y robo. Lo hicimos. Durante meses trabajamos con un ingeniero que trajimos para restaurar equipos especializados del medio. El documental se reinauguró con un grupo de ciudadanos seniors y estaba el director ejecutivo. A la gente le gustó; el director Ejecutivo nos felicitó con las muelas de atrás. Nunca más se proyectó el documental. ¿Cuál creen que fue mi conclusión?
De manera que mientras en Puerto Rico no se discuta públicamente nuestra propia versión de racismo y no se mire el problema con seriedad y justicia, no me atrevo a pedirle a ningún puertorriqueño de piel oscura que no se identifique con los de Jeena, con Wil Smith, Snoopy Dog u Obama, aunque ello implique el trasplante de modelos que quizá son ajenos para los puertorriqueños de tez más clara, pero no para los de piel oscura para quienes no hay papeles estelares en TV, ni presidencias en bancos, ni altas posiciones políticas, ni membrecías en ciertos country clubs. Difiero de Eugenio: a pesar de nuestra reconocida hibridez, no sería un acto de racismo al revés si en el próximo censo una mayoría nos declararamos negros. Sería un acto de liberación. Cuando esas categorías no sean socialmente operantes o la sociedad decida que no deben serlo, no aparecerán en el censo.
Si no fuera por otra razón, y hay bastantes, rezo por que se dé la victoria de Barak Obama a la presidencia de EEUU. ¡Cómo voy a gozar cuando tanto blanquito del patio le tenga que reconocer primera jeraquía a un hijo de un negro de Kenya! ¡Y cómo voy a disfrutar cuando muchas bobas engreidas vean entrar a Casa Blanca a la primera dama negra con su pelo kinki, sus caderotas africanas y su brillante mente de Harvard. ¡Habrá aún más confusión en la colonia! Ja, ja.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Myrisa ¡qué santo comentario!! Está como para un post aparte porque puede perderse en este lugar.
Yo rezo porque gane Obama por muchas razones pero no se me había ocurrido esa razón adicional para desearlo con más fervor...je.. Hablando de contradicciones coloniales, me recuerda cuando bajo España se declaró la República en 1873 y vino el Gobernador Primo de Rivera(el único bueno que nos enviaron)que causó escándalo porque invitó mulatas a sus fiestas en Fortaleza..

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Myrisa e Ivonne

Precisamente ese es el problema, la sobre simplificación ignorando intencionalmente todos los matices del asunto.

El comentario de Myrisa está casi exclusivamente dedicado a tratar de probar que en Puerto Rico hubo y hay racismo. ¿Pero en qué parte de mi comentario yo me he puesto a negar tal cosa? “Get the point” de qué, si yo no estoy diciendo lo contrario. Claro, pero si no se está agitando las mismas banderas que la vanguardia debe ser un reaccionario que niega la existencia de la opresión, el racismo y la marginación. Hay que dejar de refutar prejuicios y estereotipos y leer bien lo que se dice antes de refutar.

«La categoría “blanquito” no fue importada, sino reflejo de nuestra propia historia de opresión racial. »

Tampoco he dicho tal cosa.

«Cuando esas categorías no sean socialmente operantes o la sociedad decida que no deben serlo, no aparecerán en el censo.»

¿Y existe solamente una sociedad? ¿Un solo pueblo? ¿Una sola idiosincrasia? ¿Una cultura universal? Estas categorías pueden ser muy válidas en Estados Unidos (dónde el fenotipo se utiliza para definir diferentes etnias) , pero no se ajustan a la forma de ver el mundo de los puertorriqueños, y por más arcaico que sea eso aquí no va a cambiar mientras el censo se dedique a recopilar información de todo los territorios que son parte de, o pertenecen a EEUU.


«Difiero de Eugenio: a pesar de nuestra reconocida hibridez, no sería un acto de racismo al revés si en el próximo censo una mayoría nos declaráramos negros. Sería un acto de liberación. Cuando esas categorías no sean socialmente operantes o la sociedad decida que no deben serlo, no aparecerán en el censo.»

Este es el único comentario que tiene que ver con lo que dije. ¿Cómo puede ser un acto de liberación hacer exactamente lo que se crítica? Si un puertorriqueño de descendencia blanca y negra se llama así mismo blanco, a falta de categorías más intermedias, es un total escándalo, pero si se considera negro hay que aplaudirlo. ¿Dónde está la lógica aquí? ¿Y si en el afán de seguir importando “modelos continentales” empezáramos a discriminar contra los de piel clara también sería un acto de liberación? ¿Y si construimos una teoría de la superioridad negra también sería un acto de liberación? ¿Y si le damos instrucciones a los hijos de no juntarse con blancos también sería un acto de liberación? No, no puedo estar de acuerdo con eso. Lo que es incorrecto es incorrecto, sin importar el sujeto que ejecute la acción.


Y volvemos a lo mismo: ¿qué es “una persona obviamente negra”? ¿qué es una persona obviamente blanca? ¿Bajo qué parámetros establecemos quién es negro y quién es blanco? ¿Con qué autoridad podemos empezar a definir la identidad y hasta los significados de las palabras de terceros? ¿Con el ““One-drop rule”? No gracias. Hay muchas cosas del activismo estadounidense que bien podríamos importar por ser excelentes, pero en este tema los “liberadores” locales están importando lo peor.

Y de nada vale excusas históricas. Ningún movimiento social exitoso se ha puesto a utilizar la historia como una manera de justificar e insistir en los desaciertos. Si fuera así, todavía hubiera esclavitud. Si reconocemos que estas categorías, y el discurso como tal, no es apropiado ni se ajusta a nosotros, no hay ninguna razón por la cual insistir en él. Una verdadera liberación requiere romper con los elementos no apropiados, en vez de insistir en ellos simplemente porque así siempre ha sido.

Saludos a ambas.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Eugenio: me siento como el árbitro entre ustedes..jeje.. Lo que no entendí bien fue tu último párrafo.

Eugenio Martinez Rodriguez dijo...

Es una contestación el párrafo "...el caso es que la lucha contra el racismo en EEUU, con la distante excepción de la lucha contra el apartheid en Africa del Sur, fue casi nuestro único referente en el siglo 20."

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Ah, ya veo. Gracias por aclarar.

Gamaliel Vega Ruiz dijo...

Saludos cordiales. Mi comentario va dirigido a su intención de iniciar una página con temas históricos. Mi sugerencia es que lo haga lo más pronto posible (con todo el respeto que se merece). Actualmente existe un vacío en la Internet que abarquen temas históricos sobre Puerto Rico. Que tenga conocimiento solo existe La Voz del Centro (que es un podcast). Sería una iniciativa que rompería con muchas limitaciones que hay para tener acceso a investigaciones profesionales.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Gamaliel: gracias por su recomendación. Estoy bien inclinada a hacerla. Ayer mismo me puse a ver otras páginas-web dedicadas a la Historia en distintos países. Es un poco más difícil que el blog pero voy a aprender..

C dijo...

Interesante escrito y las reacciones a este. De casualidad en estos dias, algunos coreanos y otros extranjeros me preguntaron que de qué raza somos los puertorriqueños(lamentablemente en este lado del planeta, hay gente que no saben que PR existe). Una de las cosas que precisamente les explique, es que nosotros somos producto de tres razas predominantes y, a mi entender niguna impera sobre las otras (gracias a los cursos con el profesor Gervacio y otr@s de la UPR). Comparto la hipotesis de myrisa (se ha desplazado lo negro al "mercado del exotismo y la carnalidad") y las instituciones de poder han relegado al closet nuestra negritud.

Mi familia es un claro ejemplo de la hibridez que menciona Eugenio, somos un arcoiris y nos reproducimos en todas formas y colores, jajaja.

En ocasiones por aca insisten en preguntar que me considero y solo les contesto, pues puertorriqueño o es que no lo notan.

Ciertamente la prensa y algunos estudios recientes que han aparecido en la prensa y, me parece que algunos textos historicos tambien han sido parte de eso, dejaron fuera nuestra negritud como parte integral de lo que somos. Donya Ivonne que me corrija si mi percepcion es erronea(perdonen la falta de acentos pero es que estoy en mi portatil).

Independientemente de las refutaciones hay un punto convergente y es que en menor o mayor grado, cuando lo comparamos con otros paises, existe el racismo. Como lo debemos tratar desde una perspectiva puertorriquena, eso es otro cantar. Creo que seria un tema de investigacion, si es que ya no existe, el trabajar la hipotesis de que la aportacion de las razas fue mas balanceada de lo que hemos estado negando por decadas. Ahora bien coincido con Eugenio, posicionarnos en el extremo de cada lado, seria el mismo prejuicio.

Muy buen tema!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

C: qué cómico, yo estaba visitando tu blog mientras tú estabas en el mío.
Una cosa, nada de "doñas" (aunque suena mejor en la portátil como "donya") porque estableces distancia y categoría que no es necesaria por estos lares, ¿no?

Tienes razón en lo de que algunos textos históricos han dejado fuera nuestra negritud en cierto modo. Tengo un posible post sobre un texto que critica esa actitud.

Jasmyne dijo...

Hola Ivonne,

Se estara filmando un documental sobre la musica y cultura Afro Latina en Puerto Rico. Estamos interesados en contactarte para entrevistarte y que nos hables sobre el racismo, el impacto de la cultura africana en Puerto Rico y de lo que puedas abundar.

Como seria esto posible? mi correo electronico es creadorproductions@gmail.com

Espero su respuesta,

Jasmyne Cintron

Naki dijo...

Bueno como comencé mi primer comentario empiezo este de la misma manera. Espero que el derecho de la "democracia" se ejerza aquí.
Primero expresare un comentario personal y si alguien se identifica con el pues que lea el resto para que abra su mente.
Los racistas me revienta el buche y son individuos que solo ejercen la cobardía inculcada por una errónea educación por parte de sus imbéciles padres, el corrupto estado y la buena para nada religión.

El racismo no es solo por el color de la piel. También incluye clase social, sistema religioso y nacionalismo. Todos estos factores los llamamos finamente "discriminación", "patriotismo" y/o "fe".

Toda esta combinación de basura solo lleva al ser humano a un fin, el fin de estar divididos y no ver quien es el verdadero enemigo el cual es uno cobarde ya que siempre esta oculto detrás de la banca y corporaciones.
Después de desahogarme y haber si alguien busca mas información real y no oficial de los eventos voy a explicar unos puntos históricos que a muchos le parecerán fuera de lo común pero como dijo un individuo de la India "La verdad aunque sea de un individuo sigue siendo la verdad".
Primero hacer un estudio preciso sobre la historia de Puerto Rico es algo bien cuesta arriba o casi imposible. Luego de la invasión estadounidense, la historia de P.R. fue saqueada y oculta en el Washington Distrito de Columbia(Columbia equivalente a ploma en francés o representación de la diosa Ishtar) . Si ustedes piensan que Antonio Fernos-Isern recupero la historia de P.R. solo tengan en cuenta que el era un Masón y lo que el trajo consigo fue basura para destruir a un pueblo moralmente.
Segundo partiendo de que la inmensa mayoría de la historia esta adulterada vamos entonces a hacer comparaciones y examinar como otros países relataban como era nuestro país.
La razón de que en P.R. hubiese una población negra tan baja se debió a que el comercio marítimo era mayormente en la española y Cuba. Por ende no hacían falta los negros ya que los criollos (al no haber variedad de trabajo disponible) eran esclavizados con menos inversión de capital. El negro en los U.S para unos años antes de su supuesta "guerra civil" tenía un costo de entre $1500 a $2000. Para que tengan una idea un negro costaría en valor monetario hoy en día de $900,000 a $1,000,000.
Tercero; partiendo de este medio pocillo de información, el esclavo tenia el derecho de que le compraran esposa (si señor así como lo oyes). Como era una inversión cara le tenían que proveer casa, comida y tratamiento medico. Esa mentira de que todos los hacendados flagelaban a sus esclavos es mas falso que las promesas de Obama (la marioneta de Wall Street).
Cuarto, el criollo por otro lado tenía que suplicar por que le dejaran construir una porquería de choza con techo de pencas de palmas en la "tierra" del hacendado, tratar de no enfermarse por que ningún medico le daría tratamiento, pagar la deuda de la tienda del hacendado ya que el mismo se tenía que pagar su comida (y como no sabia leer ni escribir la deuda nunca terminaba) y buscarse una mujer que conviviera con el que estaba mas que fastidiada por que se convertía en maquina de parir.
Quinto, comparando los costos entre trabajadores y esclavos ?quien ustedes piensan que es mas barato?

Naki dijo...

Sexto, la "liberación" de los esclavos de P.R. se debió a que como en P.R. a nadie le importaba la esclavitud de por sí, se siguió el plan Masón de "liberar" a los esclavos para obtener un costo por empleado uniforme. No fue ni por rebeldía como menciona Nistal-Moret ni por piedad de clase alta nativa. De una cosa estoy seguro el que es rico no es por bueno, lo es por asesino, tramposo, y mentiroso.
Septimo, la gran propaganda en contra de la esclavitud fue auspiciada por los Rothchild (o Mayer su apellido original "judío"). Los mismos fueron los que prestaron dinero a los Estados Confederados Del Sur y aun hoy día estan pagando la deuda. Con el Norte fue diferente ya que el embustero de Lincon creo los Green Bags.
Octavo, Cuando Abraham rompió parte el trato con los banqueros europeos (Rothchild entre otros) lo asesinaron pero la guerra civil creo buenos frutos, cuarenta años después de que la población murió por ideales de "liberación" se declararon las corporaciones individuos ya que como podían comprar y vender bienes eran igual que los humanos. Ven como nos cogen de imbéciles cuando usan la propaganda para manejar nuestras emociones.
Noveno, nos guste o no la inmensa mayoría de los puertorriqueños no son la mezcla de taíno con negro y español o desentiendes de prostitutas como unos idiotas repiten por ahí. Aquí se van a molestar o a reír o a sorprender. Somos descendientes de gitanos. España como toda nación que deseaba ser exclusivamente aria lo primero que hizo fue engañar a un numero inmenso de gitanos. Por eso es que vez que un hijo te puede salir con piel oscura pelo rizo y ojos moros, y el otro rubio blanco de ojos azules. Yo mismo investigue en Europa y la semejanza genética entre nosotros y los gitanos es increíble. Veamos el 5% de 150,000 es 7500 y el nativo taíno desapareció en menos de 50 años y si logro mezclarse ya con el gitano español ya no es taíno si no "mestizo" , ?como es posible que en 40 años de la "liberación" de los esclavos los estadounidenses nos impongan la historia falsa de que somos una mezcla de taíno, negro y español? Por favor despierten.
Décimo, Somos humanos no somos razas pero es imperativo que necesitamos saber quienes en realidad somos por que si no, no sabremos hacia donde vamos. Los esclavos no se han liberado continúan y somos nosotros. Lo único es que nuestros amos ahora son las corporaciones y los dueños de estas al cual nunca les vemos las caras.
Si desean saber como ser realmente libres busquen información relacionada al Venus Project por Jacque Fresco y como se que son vagos (es broma) aquí les dejo el enlace. http://www.thevenusproject.com/
Liberen su mente y la duda es la mejor virtud humana.

Rima Brusi dijo...

Me ha gustado mucho descubrir este post hoy. Te dejo algo que estoy trabajando con unas colegas, en respuesta al trabajo de otros colegas, biólogos ellos, a quienes les vendría bien leerte...:)

http://www.dialogodigital.com/

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rima: Pues más me ha gustado a mí que lo encontraras. Si hay algo que satisface a una es que le lean y hay algunas buenas entradas en el blog.
Leí el artículo y está bien interesante, estaré pendiente al próximo trabajo.

Vic dijo...

Muy interesantes todos sus comentarios. Quiero compartir la siguiente informacion. Estoy buscando informacion de mis ancestros para el arbol genealogico de mi familia. Y es interesante ver en los censos desde 1910 hasta 1930, como nos hemos blanquedo. Tengo parientes que aparecen mulattos o negros en 1910. Pero como por arte de magia son blancos en 1920 y 1930. Que les habra pasado????

Vic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
antigonum cajan dijo...

A todo esto Antigonum, con caracteristica humirdad declara que la esclavitud sancionada para la creacion de plusvalia, habra desaparecido en papel, pero i la esclavitud de doscientos millones de ninhos en el orbe, mas de cuatrocientos millones de INTOCABLES en la India, la trata de BLANCAS, las infibuladas no SON esclavos?

O esclavo es solo el negro feo que transportaban los europeos antanho?

Esclavo es solo el que porta cadenas?

Juan Sotomayor dijo...

Recientemente Algunos Genios Descubrieron Que Hay Una Sola Raza La Raza Humana.WOW
El Racismo No Es Un Fenómeno Borincano,Es Una Aberración Universal Que Solamente Se Engendra En Mentes Satánicas y Depravadas Que Se Enorgullecen En La Degradación De Otros.Mi Familia Siempre Enseño Que En Borinquen No Hay Prietos,Negros,Jinchos,Papujos,Blancos,Grifos,Javaos etc,etc Solamente Borincanos o Puertorriqueños Como Le Agrade Llamarse y Que Un País Dividido Mental y Socialmente Nunca A Estado Unido y Aunque Reclamemos Que No Hay Racismo En Nuestra Isla La Realidad Es Que Nuestra Isla y Su Gente Son Victimas De Un Racismo Importado y Adoptado Por Nosotros.