lunes, 23 de agosto de 2010

“El dolor acompañado es más llevadero” (Siluz)

Aprovecho las palabras de esa sabia amiga vegabajeña del blog Escribiendo en voz alta, para agradecer a tant@s que me han acompañado desde que mi esposo murió el 2 de julio. En primer lugar a l@s que comentaron de inmediato cuando publiqué el aria dedicada a Juan Manuel el mismo día de su muerte: Myrisa, Gamaliel, Aldwin, Yari, Don Segundo, D. Osorio, Ivonne Maria, Edwin, Prometeo, Eugenio Martínez Rodríguez, Eric Alvarez, Mariena, Kike Estrada, Rafael, Ana, TFT, Cuca_46, Borincano, Profesor, Siluz, C, Sergio A. Rodríguez Sosa y Lydia, Luis Daniel Beltrán, Matty, Maxarathiel, Rima Brusi, H. Monclova, gonzalez, Elco Lao, Enfogoná, Sensei Myriam, Lord Picis, Ilca y Edgardo, Héctor, Eva de Lourdes, cangrejero, Elvis y Reggie.

En segundo lugar a l@s que me enviaron poemas cuando lo único que buscaba era cómo aliviar el dolor que sentía por la ausencia. Me emocionó ver la cantidad de amigos y amigas que me enviaron poemas tanto en el blog como por correo electrónico. Entre los primeros está Mario Núñez (enlace a un libro de poemas); Don Segundo (dos poemas); Blanca Facundo (“Los heraldos negros” de C. Vallejo); Prometeo ( “Interrogaciones” de Julia de Burgos); Ana (uno suyo precioso: “No estés triste”); jc (“Las cosas” de Borges); Francisco Ortiz Santini (“La muerte” de Pablo Neruda); Rafael (“Un mirlo cantando” de F. Ledwidge); Siluz (un video de Serrat y un poema de Aida Amador); Kratos (poema de Francisco Aguilar Piñal); Lord Picis (un comentario poético); cangrejero (comentario poético); Rima Brusi (comenta la canción de Serrat que incluí) y Lord Picis (nuevo comentario sobre el dolor ante la muerte de un ser querido).

Por email recibí poemas de América, Rosa Luisa Márquez y Susan Homar pero también unos dibujos de José Buscaglia sobre nuestro gran poeta Palés Matos. Un amigo dominicano aprovechó para enviarme de regalo una columna sobre Juan Manuel que publicó en Diario Libre.

Finalmente, el viernes por la mañana en la Universidad del Turabo se celebró un acto hermoso para recordarle como profesor, el aspecto menos conocido de Juan Manuel. Fueron tantas las expresiones de respeto, cariño y admiración, tantas las anécdotas relatadas con emoción y agradecimiento por los que tomaron sus cursos o le deben el haber completado sus doctorados y publicado libros gracias a su insistencia, que salí llena de energías positivas. Gracias a todos y todas por haberme hecho sentir menos sola y por haber mitigado mi dolor.

10 comentarios:

prosario_2000 dijo...

Muchos abrazos. Hay mucha más gente que le acompaña en esta travesía. Nunca estará sola.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Pedro: Gracias por los abrazos y por dejarme este comentario.

Siluz dijo...

Gracias a ti, Ivonne, por la amistad que nos une. A pesar de no habernos conocido, nuestras letras han reído, llorado y compartido vivencias. Nos debemos ese abrazo que algún día nos daremos.
¨Mis amigos son gente cumplidora
que acuden cuando saben que yo espero. Si les roza la muerte disimulan. Que pa´ ellos la amistad es lo primero¨. (JMSerrat)

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Siluz: Es increíble la amistad que se siente sin habernos conocido personalmente. La verdad que puedes dar un curso sobre Serrat...:-)

Luis Daniel Beltrán dijo...

¡Saludos, Ivonne! Me alegra mucho saber que las aguas están volviendo a su nivel... bueno, más o menos, ya que la pérdida de un ser querido—y más que eso, una figura del calibre intelectual de tu esposo—se suele tomar su tiempito en superar. Y sobre todo, me alegra haber sido parte de ese proceso, aun si en realidad mi aportación fuese poca y apenas al comienzo. Pero como yo digo a veces, "algo es algo". Ahora lo importante es que puedas continuar con tu vida y con tu trabajo, con este oficio y ejercicio de andar por la vida, "enderezando tuertos y desfaciendo agravios", como lo declaró en su momento cierto "caballero de la triste figura". (Y créeme que de él todos tenemos un poco, ¡hasta yo mismo!) Así que adelante, que voces como la tuya siempre hacen falta. ¡Cuídate mucho!

Luis Daniel Beltrán

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Luis Daniel: No digas que tu aportación a mi recuperación fue poca porque todas fueron importantes. Me hicieron sentir acompañada en mi dolor, que es lo que agradezco. Gracias por los buenos deseos.

Edwin dijo...

Ivonne:

Este es el poema que escribí tarde, como siempre.


Tú te quedaste
A Ivonne, la amiga que aún no he conocido, y a la que se le fue la mitad del alma.



Yo no me fui.

Tú te quedaste

esperando

por las cosas que se me olvidaron.

Los papeles aquellos.

Las pequeñas anotaciones.

El disco (tú sabes cuál de todos, entre todos).

El recuerdo de la lluvia

que escuchamos callados.

El último beso que no te había dado.

Yo no me fui.

Tú te quedaste ordenándolo todo.

Yo me fui desordenado.

Sólo recuerda que te espero

(trae el lápiz y el cuaderno).

Tú te quedaste.

Yo siempre tan apresurado.

© Edwin Vázquez de Jesús

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Edwin: Nunca es tarde..y menos para un poema tuyo que me ha hecho llorar. Gracias mil por acompañarme..

Sabrina Hegel dijo...

Ivonne: Porque eres un digno ejemplo a seguir.. ya me gustaria estar siquiera cerca de tu calzado!

Que hermoso es cuando en tu camino encuentras almas que son poesia, almas que a la tuya elevan... almas que sonrien contigo, simplemente porque aman... Almas que abren caminos al amor y a la Esperanza....

Lo importante, no solo es el Poema, sino que eres una de ellas!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Sabrina: Esta mañana me desperté sintiendo que la vida sin JM no hace sentido y me asusté porque no quiero deprimirme y enfermarme. Luego del café restaurador de la mañana y de obligarme a recoger y seguir con las cosas de la cotidianidad que incluyen sentarme frente a mi computadora. No sabes la emoción que me ha dado tu mensaje. Me ha servido para sentir, una vez más, que estoy acompañada de almas que vale la pena tener cerca, como tú. Gracias desde el fondo de mi corazón por ayudarme a seguir adelante en este día. Un fuerte abrazo..