domingo, 17 de agosto de 2008

Jon Stewart: el hombre más creíble de acuerdo al "New York Times"


En un post anterior publiqué un video de la cobertura que hizo Jon Stewart (el anfitrión y productor de The Daily Show en Comedy Central sobre el affair de John Edwards. Lo hice porque como siempre, fue el único que destacó la imbecilidad de los medios al insistir en el escándalo sexual y no en el verdadero escándalo político de Bush y la carta falsificada.

Hoy el periódico The New York Times publica un largo artículo sobre Stewart titulado “Is Jon Stewart The Most Trusted Man in America?”. Leyendo el artículo me acordaba de un post que acaba de publicar Eugenio en el cual dice que para informarse de la realidad en Puerto Rico en lugar de creerle a los medios prefiere leer El Ñame.

El autor del artículo, Michiko Kakutani, destaca que el show se ha convertido en una fuerza cultural y política. Revela que hace un año se hizo una encuesta para saber cuál era el periodista que más admiraba el pueblo estadounidense. Para sorpresa de muchos, el “ancla de noticias falsas” empató con los “anclas de noticias reales” como Brian Williams, Tom Brokaw, Dan Rather y Anderson Cooper. Más importante aún, en un momento en que Fox, MSNBC and CNN mezclan las noticias con el entretenimiento dando cobertura a asuntos de sexo y celebridades, el Daily Show ha mantenido su cobertura de asuntos realmente serios y deprimentes en la administración de Bush.

El autor señala, con mucha razón, que el “The Daily Show” impacta no solamente por su comicidad sino “porque su agudo sentido del absurdo está perfectamente sintonizado a una era en la cual la disonancia cognitiva se ha convertido en una epidemia nacional.” Dice que Stewart mismo describe su show como uno que busca entretener y no informar. Sin embargo él y los escritores le meten mano a los grandes issues del momento, las historias a las que Stewart se refiere como su “morning cup of sadness”. Lo importante es que abordan esas historias en una forma que los programas de noticias “serios” no pueden: en lenguaje directo, fuerte y a veces profano a la vez que usan la sátira y loqueras cómicas para asegurarse de que nunca su análisis político se convierta en algo solemne o pretensioso.

Stewart dice que la realidad diaria del momento dificulta mucho hacer sátira al estilo “Dr. Strangelove”. Es que el absurdo de lo que uno imagina como lo más terrible de las teorías conspirativas muchas veces termina siendo verdad, señala Stewart.

Yo soy una de las fanáticas del Daily Show por eso mismo, uno se entera de lo que los demás noticieros ocultan. Por eso no me pierdo lo que Stewart dirá mañana sobre el “debate” o foro, de McCain y Obama en nada menos que una iglesia, contestando preguntas sobre "moralidad" y creencias “cristianas” que durante una hora les hizo un ministro. ¡Hasta dónde puede llegar la estupidez e hipocresía de los medios y la política estadounidenses!

(La foto de Stewart es de Michael Nagle para The New York Times)

6 comentarios:

Prometeo dijo...

Jon Stewart, The Onion, y a nivel local El Ñame y Guavate Press son los que en muchas ocasiones rescatan el realismo de las noticias que los medios tratan de distorsionar. Yo lo veo como un tirijala o competencía de jalar la cuerda: por un lado tenemos a los medios tradicionales que llevan la noticia hacia donde ellos quieren alterando datos o adornando palabras para que la gente no vea la verdad; por otro lado tenemos a estos maestros del humor y la sátira absurda que llevan el asunto al extremo más opuesto del que lo llevaron los medios tradicionales.
El efecto es el "ajá" en la gente que cuando se ríe del absurdo encuentra la verdad de lo que se estaba escondiendo. Creo que por eso se le puede dar más credibilidad a veces a Jon Stewart que la que tienen los medios tradicionales. De hecho si no fuera así Howard Kurtz de CNN no incluiría cortes del progrma de Stewart en su programa "Reliable Sources" cuando comenta la forma en que los medios cubren los asuntos relevantes de la semana. De hecho yo entiendo que los muchachos de El Ñame han traído a los puertorriqueños (Al menos los que leemos blogs) a la realidad de que no somos el ombligo del mundo con la sátira punzante que los carácteriza.

Adelante y Éxito.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prometeo: Tienen en común una inteligencia mayor que muchos de los "tradicionales" y sienten mucho lo que satirizan. Escogen reir para no reventar de rabia, creo yo.
Gracias por comentar.

El Rata dijo...

Me uno al coro de los que no se pierden "The Daily Show" (de hecho, es mi rutina mañanera ver el episodio de la noche anterior mientras desayuno). Lo cierto es que, aunque el "punchline" sea obviamente inventado con el propósito de ser humoroso, el "set-up" es la noticia verdadera, y así, como quien no quiere la cosa, uno se entera de lo que está pasando, y no sólo eso, sino que como dice Ivonne, a veces sacan a relucir historias que los medios "serios" barrieron bajo la alfombra.

(Y sobre lo de leer El Ñame para informarse de las noticias locales, jeje, nos halaga, pero ojo al vivo, que aunque algunas de nuestras historias son basadas en noticias reales, otras son puros inventos --o, como dirían en mi época, puras peladas). ;-)

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rata: Me imaginaba que eras uno de los fanáticos de JS...:-)
La verdad que no importa que sean inventadas, siempre tienen algo de verdad las historias de ustedes..

El Rata dijo...

Jeje, sí, soy uno de sus fanáticos, y ya quisiera yo que hubiera un programa como ése en la televisión boricua que no recayera en lo mismo de siempre de tener personajes ridículos y recaer en la vulgaridad para ser cómico.

¿Qué hacen los buenos guionistas en Puerto Rico? Quizás se sumen en la misma porquería que los demás por eso de ser parte del grupo, o se van pa'fuera.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Rata: yo me he hecho exactamente las mismas preguntas. Cada vez que veo programas de los mejores (como Sunshine) acabo pensando que siempre hacen el mismo libreto. En lugar de reirme me deprimo.