viernes, 24 de agosto de 2007

Turismo de muerte

Así describe Wanda Colón Cortés la actividad que se lleva a cabo en Puerto Rico durante este fin de semana en el Centro de Convenciones. Se trata de la Convención de la Asociación de Guardias Nacionales de Estados Unidos que es, como han denunciado los portavoces de la Alianza Contra la Convención de la Guardia Nacional, una actividad militar que lo que hace es glorificar las armas, la guerra y el militarismo. Eso, en un momento en que la guerra en Irak está siendo repudiada por una mayoría en los propios Estados Unidos por el costo humano y económico de la misma; guerra en la que ya han muerto varias decenas de soldados boricuas.

Anoche en el programa de Silverio Pérez fue de invitado David Carrión Baralt, ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico. Es una persona muy atractiva y se expresa muy bien. Pero dijo mentiras y Silverio al parecer no tenía toda la información a mano para rebatirle. El señor Carrión, aseguró que no era cierto que se iban a vender armamentos y tecnología militar como estaban indicando los opositores a esta actividad. Aludió a la otra cara de la GN en los estados que es ayudar en épocas de desastres y que mucho material en la exhibición tiene que ver con elementos relacionados a dichos eventos. La señora que le acompañaba, por su parte, acotó que es turismo necesario y que esperaba que Puerto Rico no de la imagen de que no respalda a los turistas que vienen por miles a esta actividad, necesarios para nuestra economía.

Al parecer estas personas, al igual que la directora de Turismo y otros defensores de la actividad, no han visto bien el cartel oficial (“Exhibit Prospectus”) de la Convención. Debajo de las siglas NGAUS dice lo siguiente: Discover and Sell to America’s $23 Billion
Hidden Defense Market.
Es la prueba de que se trata de "turismo de muerte y el uso de nuestro territorio como una plaza de mercado del complejo militar industrial", según Wanda Colón, portavoz de la Alianza en contra de la Convención. Entre los expositores se encuentran los ocho contratistas de armamentos más grandes del mundo: Lockeed Martin, Boeing, BAE Systems, Northrop Grumman, Raytheon, General Dynamics, EADS y L-3 Communications.

No, si eran cositas necesarias para la defensa de las ciudades en caso de desastres.. Y sobre todo, no olvidemos que la Convención atraerá muchos millones a las arcas del Gobierno. Bajo esa premisa podemos sugerir que inviten a los narcotraficantes más famosos a reunirse aquí pues esos sí que manejan dinero en cantidades industriales. O se puede invitar a las prostitutas bien caras del mundo entero porque si no traen dinero lo harán por acá y dejarán beneficios..