lunes, 20 de agosto de 2007

El celular como arma de defensa

El celular ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad tanto para la seguridad individual en casos de emergencia como para las familias mantenerse comunicadas en todo momento. Pero lo que no hubiéramos previsto es que se iba a convertir en un arma de defensa ante el abuso policíaco.

Esto ha sido evidente en el asesinato a sangre fría de un ciudadano por parte de un policía en Humacao, presenciado por el país entero (menos el Gobernador), gracias a un vídeo tomado desde un celular cuyo autor se desconoce. Si no fuese por esa evidencia y los cientos de miles de testigos, la policía hubiese amapuchado los hechos a su conveniencia y el asesino estuviese de vuelta en su cuartel. Casi enseguida hubo otro asesinato por parte de la policía durante un allanamiento en Cabo Rojo pero de ese no tenemos la prueba visual así que la culpa será de la víctima-a pesar de que las balas entraron por la espalda.

Se ha generalizado el comentario de que tendremos que estar alerta con nuestros celulares para protegernos de la policía que ahora mismo es más temida—al saberse el uso de esteroides por muchos de ellos-que los propios delincuentes.

Yo juraba que nunca utilizaría la camarita de mi celular por no considerarla necesaria. Ahora estoy aprendiendo, y lo tengo encendido siempre que salgo a la calle para captar cualquier cosa que pueda pasar que necesite testigos oculares. Y para mi propia defensa.