martes, 7 de agosto de 2007

Predomina la insensatez en los que gobiernan

Hoy amanecimos con una bofetada en la cara. Nos la ha dado el presidente del Senado, Kenneth McClintock, con el anuncio de que están considerando legislación para aumentar el salario del cargo de Gobernador, de $70mil a $140 mil, porque el sueldo actual es menor al de los legisladores, secretarios de gabinete y jueces. No importa que el Gobernador no tiene que pagar casa, comida o transportación (y en el caso de AAV ni siquiera la ropa cara que usa). El comentario de De Castro Font fue que el proyecto "cuenta con todo mi apoyo y estoy seguro que va a caer bien en la opinión pública". ¿En qué país viven estos insensatos? En un momento en que los de la clase media sufrimos el aumento espantoso en el costo de la vida gracias al IVU-sin que nuestros salarios o pensiones sean revisados y aumentados- estos energúmenos que viven como reyes gracias a nuestras contribuciones son capaces de idearse más formas de provocar nuestra furia. El único con sensatez, como ha demostrado en tantas otras cosas, fue Orlando Parga que habló por todos nosotros al comentar "Esto no es momento para aumentos de sueldos..".

Ante esta nueva insensatez, me pregunto, ¿será que hay tanta y tanta gente en ambos partidos embarrada con el proyecto de Paseo Caribe que han dado órdenes de cambiar el tema para que se discuta solamente este supuesto aumento de sueldo al Gobernador? Para mí es obvio al ver la portada de El Nuevo Día y escuchar que en todos los programas de radio el tema principal es el aumento. Mientras, el Paseo Caribe salió al parecer del radar. Y si sale del radar de los medios, no existe... ¡Son bien listos los que controlan en el país!