miércoles, 13 de marzo de 2013

Interpretación pictórica de la muerte de Pachín Marín que me envía José Buscaglia

                                                      OBRA PICTÓRICA DE 44"x30"

LA MUERTE DE PACHÍN MARÍN EN LA CIÉNAGA DE TURIGUANÓ, CUBA
José Buscaglia, 2007©

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando apenas cursaba el quinto grado mi madre decidió mudarse hacia el pueblo de Arecibo y comencé a estudiar en una escuela que queda dentro de la Urbanización Vista Azul de dicho pueblo, en la cual aún vive mi madre.

En la entrada de la escuela había un enorme mural representando un hombre armado. Recuerdo que la pintura tenía múltiples colores y era en relieve. Era una hermosa pintura y no recuerdo que haya un solo día que no la haya mirado. El hombre contenía un fusil y sus cargadores de balas de correa se cruzaban frente a su pecho y su cuerpo yacía sobre una hamaca y sus pies estaban descalzos y apenas el izquierdo tocaba el suelo. Su rostro me inspiraba serenidad, seguridad y valor. Portaba un gran sombrero que representaba ser campesino y en el mismo se distinguía una estrella de color rojo. Todos los días observaba la figura de ese hombre, pero su historia, lamentablemente, nunca la conocí en la escuela en la cual lleva su nombre.

Al pasar de los años, cuando el calor de la llama dentro de mí despertó la inquietud de conocer sobre nuestra gente y nuestra historia, busqué conocer quién era aquella figura que se representaba en la pintura y luego (año 2000) a través de un escrito (Patria, Nueva York del 13 de junio de 1896) de su autoría, pude nuevamente percibir el valor que se representaba en el mural de mi escuela (1976).

Regresé a la escuelita, pero ya no existía la pintura sobre el mural que tanto miraba. Hoy día todavía busco, quién pudo haber retratado el mural con el que todos los días, en estos primeros años escolares, me identifiqué para poder obtener una copia pero mi búsqueda ha sido infructuosa. Por alguna razón, que todavía desconozco, siempre late en mi mente la figura de la pintura y sin saber quién era la admiraba. Pero algo sí puedo decir, siempre quedará en mi recuerdo la pintura sobre el mural de mi escuela elemental que lleva por nombre, Francisco Pachín Marín.

Linda tarde!!

Andrés Chacón

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Andrés: Gracias por compartir esa experiencia y la verdad que da una pena enorme que hayan eliminado esa pintura del mural. Pero no me extraña en absoluto sabiendo la clase de gobiernos que ha tenido Arecibo en los últimos años. A lo mejor Pachín se sintió ofendido y lo hizo borrar..Como decía mi esposo, "los muertos mandan".