domingo, 23 de septiembre de 2012

Natalicio de Willie Miranda Marín


Francamente la disputa entre miembros del Partido Nacionalista y la división del independentismo ante la conmemoración del Grito de Lares me da asco.  Por eso preferí hoy conmemorar el natalicio de uno de los puertorriqueños más admirables en nuestra historia, el fenecido alcalde de Caguas, Willie Miranda Marín (1940-2010).  Basta con haber conocido lo que era Caguas hace 20 años y lo que es ahora para saber la obra de este alcalde tan querido en esa ciudad.  Caguas se convirtió en ejemplo de lo que se puede lograr en Puerto Rico y por su calidad de vida atrajo a vivir a muchos residentes del área metropolitana.  Por eso atrajo también a una mujer que insiste, luego de haber sido de todo en gobiernos del penepé, en convertirse en alcaldesa sin ser cagüeña.

Volviendo a Willy, la noticia de su muerte el 4 de junio de 2010 fue lo último que mi esposo quiso saber sobre lo que ocurría en Puerto Rico mientras esperaba el desenlace de su propia vida en casa de nuestra hija mayor.  Le quiso, respetó y admiró mucho.

Yo conocí al ex Alcalde en ocasión de una actividad sobre mi libro Santa Juana y Mano Manca que se celebró en Caguas.  Cuando me lo presentaron dijo que le había impresionado mucho su lectura y eso me sorprendió pues no estaba ni estoy acostumbrada a políticos o funcionarios públicos que lean. 

Willy era distinto a todos.  Su muerte dejó un gran vacío que no puede llenar su hijo pero al menos ha sido lo suficientemente hábil como para seguir la obra de su padre.  La advenediza no sabe la tunda que le espera el 6 de noviembre.

2 comentarios:

antigonum cajan dijo...

Este servidor vio de cerca a par de alcaldes del ayer que visitaban un bar legendario en el cual la crema i nata de ese criollo pais jangueaba como se dice ahora, el Bar Padin en Savarona.

Angel Rivera fue el primero que recuerdo..el primero del PNP, Angel O. Berrios i otros hasta que el bar pasara mejor vida. Por cierto el hijo del duenho era pipiolo i pesaba 5 quintales.

Yo nunca supe de donde salio Willie Miranda, ni como llego. Debe ser que parti del criollo pais para nunca mas volver en 1989. De la capacidad humana i administrativa del senhor Miranda, se ha dicho/escrito mucho.

Veremos si pasa la pruba del tiempo.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

antigonum: Yo recuerdo una época en que iba a Caguas a menudo a ver un neumólogo muy bueno. Me daba coraje ver la ciudad sucia y fea con edificios abandonados de aquel entonces. Me preguntaba dónde estaba la clase adinerada. Pero todo eso cambió con Willie. Una de las que se mudó para allá fue una de mis sobrinas que prefiere vivir en Caguas aunque tenga que sufrirse el horroroso tapón para ir a su trabajo en San Juan.