viernes, 1 de junio de 2012

"Cambalache", un comentario sobre el fraude y la corrupción en la Argentina de 1935 que vale igual hoy en Puerto Rico

Enrique Santos Discépolo compuso este tango en 1935 reaccionando a lo ocurrido luego del golpe de estado al presidente Yrigoyen, que dio paso a "la década infame" en la historia argentina. Lo hizo para denunciar el fraude y la corrupción prevalecientes en su país. Como eso es lo que caracteriza nuestra situación actual y el mundo fue y será una porquería, quise rescatarlo.

"Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador...
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.

2 comentarios:

antigonum cajan dijo...

Del tango han declarado algunos atrevidos que como la bachata de los otros que ademas de USA ocupan nuestras ciudades, fue musica arrabalera de chusma en el lodo...habria que declarar con la humildad caracteristica que habria que buscar como aguja en pajar algo semejante a lo que usted ha compartido.

Parece que esos negros/negras de la Espanhola, aparte de Juan Luis, solo piensan en fornicar i eyacular.

Gache Franco dijo...

Hablando de "atrevidos"...