viernes, 7 de noviembre de 2008

"¿Un baquiné?", comenta Ana, la bloguera poeta sobre los comentarios en el post anterior

En efecto, a veces recibo comentarios que valen la pena como posts aparte y en ocasiones los he publicado así. En este caso el de Ana, cuyo blog "¡Sal pa'fuera!" he seguido desde que comencé y le consideré meritorio del Excellent Blog Award. Ana es creativa, sensitiva y con una inteligencia fuera de lo común. Es, sobre todo, POETA. Ella me dio permiso para publicar su comentario en el post anterior y aquí va:

Esto que está sucediendo en los comentarios aquí ¿es como un baquiné?
¿O será un parto? Doloroso y maravilloso a la vez.
Algo que deja de ser parte de nosotros para poder crear vida.
Imagino que por eso, entre otros motivos, a algunas mujeres nos da depresión post parto.
Lo amado deja de habitarnos, pero es la única opción para que respire por sí mismo.
Y todos saben que cuando nace un niño, el gran trabajo y lucha vienen después.
Pero también la satisfacción será priceless de acuerdo a lo que en ellos sembremos.
:
Si en lo que nos ponemos de acuerdo, el colectivo ciego sigue como va y nos atosigan un plebiscito, el pueblo se manifestará masivamente a favor de hacernos estado y...

¿Sería un estado "criollo", hecho de pedazos del "pueblo cuponero", conformistas y los que orgasman al pensar en Disney; hecho de un pueblo que nunca sintió interés en la libertad, ni en hacerse parte del mundo?

Tales grupos son hoy los más afectados por las consecuencias de la adoctrinación, pero la narrativa iracunda del independentismo del pasado, por más verdades que dijo, no resolvió sus necesidades inmediatas, la consideraron elitista, incomprensible, violenta.

¿Qué hicimos o qué nunca hicimos que nos impidió comunicación efectiva con ellos?
¿No será que nosotros también nos dormimos creyendo la libertad un efecto gravedad, un derecho natural?
Es todo nuestra culpa.
Es un problema de educación humanista, universalista y desensibilización más que nada.

Odio generalizar, pero algunos estadistas son de ala conservadora ultraderechista fundamentalista, de esos que o estás con ellos o te consideran inferior, y hasta racistas que rechazan su propia genética en primitiva negación, cuando aquí todos somos mestizos, si no que se hagan pruebas genéticas.

Es una ridiculez, como decir que un grupo a favor de la fundamentalista S. Palin, cree un estado a la fuerza, aprovechándose de miedos e ignorancia y panza llena, para que forme parte de una nación que acaba de expresarse a favor de la igualdad de derechos humanos y la ciencia, elevando al poder a un candidato brillante, un pensador, el más apto a la presidencia en mucho tiempo.

Los republicanos no aprobarían nuestra estadidad. El racismo les lleva a considerarnos fantasmas. ¿O acaso serían los únicos en hacerlo en un acto de desesperación?
Quizás por eso el nuevo day no colocó en portada completa el triunfo de Obama, para tenerlos contentos.
Se las traen...
Son como la cortina de humo del "write in", diseñada para crear un sentimiento de falsa seguridad.

Ahora el PPD o se transforma, se divide, o desaparece.

En cambio el PIP tendrá que hacer lo último y unirse a todo el que desee la libertad, en nuevo sistema.
El PIP no debe tomar esto como algo personal jamás, sino como un proceso no opcional de unidad e identificación emergente, ¡ante la realidad heredada!

Un 23% de votantes inscritos no votó.
Ya no importa a dónde nos llevan, porque han aceptado que no podemos decidir a dónde e indiferentes, han dejado hacer.
La gente busca lo material, se entiende, pero ¡si tan sólo la seguridad y menos violencia motivaran!

Sólo imaginar que la libertad nunca se pueda realizar inteligentemente, habiendo tantos cerebros que por medios pacíficos y sabios pudieron educarnos, ponerse de acuerdo, es muy triste.
Ya se nos hace TARDE para ubicarnos en nuestra realidad y la del mundo, para sanar nuestra psiquis colectiva producto de siglos de coloniaje, unificándonos con otros para negociar nuestras necesidades; lejos de metáforas e ismos irrealizables que "el pueblo" ve como peste burguesa, o cosa de viejos "jipitones".
La libertad es lo eternamente joven, lo futurista, lo sabio, la justicia de clases, la unidad con el mundo, el camino hacia la paz.

¿Pero cómo hacerlo comprender a quienes nos ven como estereotipo o fiesta de feria artesanal?

: