domingo, 30 de noviembre de 2008

La mordaza global impuesta por Bush en cuanto a planificación familiar

Me acaba de llegar un aviso de Care2 sobre la mordaza que ha impuesto la administración de Bush en el mundo entero para que no se usen los fondos de planificación familiar. Esos fondos se le niegan a los NGO (organizaciones no gubernamentales) que aconsejan a las mujeres, hacen referidos para abortos o los practican. Como resultado, los profesionales de la salud en las naciones más empobrecidas del mundo han perdido la oportunidad de darle servicios médicos e inclusive información básica sobre la salud a las mujeres que los necesitan. Cuando las mujeres no pueden obtener la información y los servicios que necesitan para tomar acciones seguras e informadas las consecuencias son devastadoras:

• Cada año, 20 millones de mujeres en el mundo tienen abortos inseguros y cada año las complicaciones ocasionan 70 mil muertes.
• En Etiopía los abortos clandestinos son la segunda causa de muerte en las mujeres en edad reproductiva.
• En Perú, que tiene una de las tasas más altas de mortalidad de mujeres en el parto, una de cada 7 mujeres son hospitalizadas luego de tener un aborto.

Concluyen pidiendo que nos unamos para hacer una petición a Obama para:

Encourage President-Elect Obama to make women and families a top priority -- and to end the Bush Administration's global gag rule within the critical first 100 days of his new Administration.

4 comentarios:

Edwin Vázquez dijo...

Me apunto. Gracias por traer esto a la atención, especialmente considerando que la primera plana dominical del primer diario del país fue sobre la boda de una atriz boricua.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Me alegro te apuntes porque se necesitan muchas firmas. En cuanto a la prensa, cada vez es más bajo el nivel. Pero sobre una noticia como esta jamás de los jamases publicarían algo por mojigatería religiosa, por hipocresía o por comemierde...

Don Segundo dijo...

Nos apuntamos. Gracias por la información.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Muy bien, don Segundo. Es bien fácil hacerlo. Gracias.