sábado, 11 de octubre de 2008

Un día como hoy, ¡el terremoto de 1918!

Esta mañana, como a las 6:40, sentí un temblor de tierra que me asustó mucho. Mi esposo-que no se dio cuenta-enseguida me recordó que yo llevo en mi DNA, como mayagüezana, la capacidad para detectar temblores cuando nadie más los siente. Me dio por cotejar la fecha del gran terremoto de 1918 y efectivamente, fue un día como hoy: el 11 de octubre por la mañana. ¡Hace noventa años exactos!

El terremoto de 1918 tuvo el epicentro al noreste del Canal de la Mona (entre Aguadilla y la República Dominicana) y por eso la costa oeste y noroeste fue la más afectada, particularmente Aguadilla y Mayagüez. Hubo daños también en San Germán, Rincón, Aguadilla, Arecibo, Isabela y Hatillo.

Nací y pasé mi infancia en Mayagüez. De niña escuchaba a los viejos contar las historias del terremoto y sobre todo de cuando se salió el mar en lo que ahora se conoce como tsunami. Abundaban los cuentos espantosos del mar retirándose hasta lejos y de pronto la gran ola que arropó la costa del oeste y noroeste de Puerto Rico, la gente corriendo despavorida hacia el Cerro de las Mesas y la destrucción que dejó el siniestro por toda la ciudad.

Mi familia materna fue de las afectadas. Mi madre, que tenía entonces 4 años, me contaba que la casa donde vivían se empezó a derrumbar y el abuelo los pudo sacar cubriéndose con mantas. Esos cuentos me marcaron para toda la vida. Mis pesadillas recurrentes son siempre con terremotos y nunca podría vivir al lado del mar por el miedo a los maremotos o tsunamis.

Lo triste es que en este país, entre otras cosas, hemos olvidado que estamos en zona sísmicamente activa debido a que la Isla se encuentra cerca de las placas tectónicas del Caribe. Se construye sin tener en cuenta esta realidad, tanto los edificios multipisos como en las áreas costeras. Hay temblores frecuentes que ni siquiera detectamos pero en cualquier momento puede haber un terremoto similar al de hace 90 años. En ese caso, como decía el jíbaro, ¡Dios nos coja confesaos!

6 comentarios:

Elco Lao dijo...

Ivonne:

Hoy también, en la zona sur de la isla, se lleva a cabo una manifestación en contra del gasoducto que Skanska quiere construir...

A finales de agosto publiqué una reflexión en la cual recordaba OTRO terremoto en San Francisco en 1904...

http://elcolaoperipeciaspoliticaspuertorico.blogspot.com/2008/08/el-terremoto-e-incendio-de-san.html

...y recordaba una característica que marcó esta tragedia: el incendio que arrasó la ciudad porque se distribuía gas por tuberías y el terremoto causó daño a estas, abriendo paso al escape del combustible... Aquel incendio cobró más victimas que el terremoto...

Escuchaba por RadioIsla cómo los funcionarios de la AEE defendían el proyecto y el silencio de Penchi al NO relacionar este fenómeno natural con una tragedia parecida a la de San Francisco... Todas las entrevistas se dirigían a subrayar el conflicto humano entre las partes mas no los datos obvios en un día en que la tierra tembló...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Elco lao: Estuve escuchando lo de la manifestación y pensé exactamente lo mismo: el peligro del gas en una isla susceptible a terremotos. Es una irresponsabilidad increíble de este gobierno el estar insistiendo en el proyecto. Hoy admitieron que no tienen los permisos necesarios del ICP ni del Consejo Arqueológico pero como decía la senadora pipiola,María de Lourdes Santiago, lo que quieren hacer es lo mismo de siempre: adelantar el proyecto, gastar millones para que luego sea imposible detenerlo. Ese es el patrón hoy día en nuestro país.

Ana dijo...

Yo no sentí nacarile. No sé si es bueno o malo, porque le tengo mucho respeto! Ok, miedo, terror! :S
Calma, saber qué hacer, no volvernos locos, es lo recomendable.
Pero una sólo piensa en su familia y la sola idea me da un yeyo.

Vi algunos videos tomados por la gente en zonas urbanas durante el pasado terremoto del Perú y, además de ponerme los pelos de punta, me sorprendió cómo, en plena tragedia, se escuchaba gente invitando a la calma a viva voz o se veían personas tomar iniciativa para guiarlos en su confusión.
Me pareció admirable.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Ana: es que no eres de Mayagüez..jeje
Mi marido tampoco lo sintió.
Lo que no sé es como yo reaccionaré si ocurre el terremoto porque el pánico paraliza. Soy valiente para muchas cosas pero para eso creo que me muero antes de morirme..

Edwin Vázquez dijo...

Ivonne:

Casualmente le hablaba hace menos de una hora a una amiga sobre el terremoto del 1918. No tenía idea de que las fechas coincidian.

Esperemos que las placas tectónicas se metan una Xanax y se calmen y que esto no sea un preludio a nada.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Edwin: yo me enteré del temblor de hoy por la radio luego de publicar el post pero muchos ni lo sintieron.
Está bueno eso de la xanax...jeje