domingo, 26 de octubre de 2008

"Monumento al fracaso" : evento artístico en la CORCO

Cada vez que se viaja a Ponce hay que pasar por el frente de las ruinas horrorosas de lo que fue la petroquímica CORCO en el barrio Tallaboa de Peñuelas. Siempre me he dicho que tiene que haber alguna forma de destruir ese enorme adefesio que es lo que queda del fracaso de una política económica absurda del gobierno popular en los años 60.

Para mi grata sorpresa, una amiga me envía un comunicado sobre un evento artístico realizado en ese lugar por el conocido artista puertorriqueño Rafael Trelles. El proyecto de arte, titulado con mucho acierto "Monumento al fracaso" ,tuvo lugar el pasado domingo 19 de octubre en las inmediaciones de las petroquímicas abandonadas (CORCO) en el Bo. Tallaboa del Municipio de Peñuelas. A continuación la descripción del evento:

Cerca de las 8 de la noche y ante la presencia de un nutrido público se proyectó en grandes letras de luz la frase Monumento al fracaso sobre las ruinas industriales del antiguo complejo petroquímico de Peñuelas. Esta proyección fue parte de un espectáculo de iluminación a color sobre las estructuras abandonadas diseñado por el luminotécnico Quique Benet. La música electrónica del pianista y compositor puertorriqueño Tato Santiago complementó el evento visual añadiéndole profundidad y dramatismo.

Momentos antes de comenzar el espectáculo Trelles leyó en voz alta una carta pública dirigida al pueblo y al gobierno de Puerto Rico. En la misiva hizo un resumen de la historia económica de Puerto Rico durante el siglo 20 y de cómo la chatarra industrial de la antigua CORCO (Commonwealth Oil Refining Company) puede servir de símbolo de los sucesivos ciclos económicos de la isla que nos han conducido a la crisis del presente. Parte del texto que Trelles leyó dice como sigue: "Pobre Puerto Rico […] Tan pobre que por unos cuantos empleos sacrificaron la salud y el ambiente, nuestro presente y el porvenir. Tan rico que todos los años se generan decenas de miles de millones en ganancias que se escapan al extranjero, lucrando de paso a la élite intermediaria colonial, mientras fuerzan a la mayoría del pueblo a la mendicidad federal."

El pintor continuó con su intervención afirmando que las petroquímicas son un monumento al fracaso y a la improvisación "… emblema de un progreso retrógrado. Símbolo de un desarrollismo descontrolado que siembra los campos con cemento y nos somete al culto del automóvil, la locura del tapón, la prisa, el consumo desenfrenado y la violencia generalizada. Monumento al fracaso de una política colonial que entretiene, y desmoraliza al pueblo con la corrupción, la trivialidad y la prepotencia federal. Monumento a la paradoja de un país que teniendo todo lo necesario para florecer sigue condenado a ser una colonia pobre y dependiente".

Como conclusión, el artista manifestó "la urgencia que deben sentir los puertorriqueños de exigir y ejercer la soberanía política para que Puerto Rico pueda desarrollar un nuevo modelo económico que responda a las necesidades de los puertorriqueños".

Finalmente, a través de la carta Trelles reclamó por la limpieza de los terrenos contaminados por la chatarra industrial para impulsar el desarrollo de los mismos en beneficio del municipio de Peñuelas y su gente.

Personas del público se acercaron al artista para narrarle anécdotas sobre los años en que trabajaron en el complejo industrial, sobre obreros que perdieron la vida en explosiones accidentales en la CORCO y sobre la belleza del valle peñolano antes de la construcción de las instalaciones petroquímicas.

Según el artista el espectáculo de luces y la carta fueron diseñados con el propósito de ser documentados en formato de vídeo y fotografía para ser exhibido en museos, galerías y ferias de arte. El mismo contó con la colaboración de Roberto Tito Otero vídeo documentalista, Johnny Betancourt fotógrafo, la asesoría del economista Argeo Quiñones y el auspicio de la Oficina de Arte y Cultura del Municipio de Peñuelas.


Una vez más los artistas van a la delantera en sus denuncias y sus reclamos. Esperemos que surta efecto el montaje y que se logre la eliminación de ese adefesio. Más importante aún, que los que desconocen la historia vean que las soluciones improvisadas (como la del gasoducto y la sugerencia de volver a usar la energía atómica) son peligrosas y hay que oponerse a ellas a tiempo. Gracias Rafi Trelles.

15 comentarios:

Siluz dijo...

Es mucho más fácil eliminar los gigantes verdes que purifican el aire que los monstruos de hierro que lo envenenan. Son extrañas las prioridades de este país...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Siluz: Por desgracia es así. Es como si la irracionalidad se impusiera por completo pero también es un acto de violencia contra la naturaleza, el creerse superiores y no dependientes de la misma lo cual a su vez es ignorancia.. ¿Cuándo tendremos líderes (con posibilidades)que se atrevan a cambiar ese paradigma tan obsoleto y peligroso?

Myrisa dijo...

La historia económica de la Isla es la historia de los tereques montados por la moda de evasión contributiva del momento. Exención a la industria liviana, luego a la industria petroquímica y después a la industria químico farmacéutico. Terminan yéndose y nosotros volvemos a primera base. Si Puerto Rico no enfrenta su problema de alimentación y suministro de energía, no avanzamos un paso. Si no se adoptan políticas para desarrollar el capital interno, tampoco. Terminamos exportando capital en lugar de importarlo como se alega.

Don Segundo dijo...

Ivonne:

Hace mas de 23 años el distinguido profesor Stanley Aronowitz, me dijo que “nunca había visto una cosa mas horrible que la CORCO”.

Pero lo malo es que nunca se aprendió de eso.

Don Segundo dijo...

Ivonne:

Mis disculpas por que no dije quien es Stanley Aronowitz, es profesor distinguido de sociología, educación urbana en el “Graduate Center CUNY”. Estuvo en Puerto Rico cuando la huelga en la CORCO, como asesor de la unión.

Salud.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Don Segundo: Eso que dijo Aronowitz es la pura verdad. Gracias por compartir el dato y el nombre.

Angel Rafael Pagán Robles dijo...

Saludos: Excelente blog. Quiero conseguir personas que trabajaron en CORCO para una investigación periodística y posiblmente un trabajo de ficción. apagan@hotmail.com

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Angel Rafael: Perdona la tardanza en responder a tu comentario pero ahora es que vengo a verlo. Cuando lo pusiste estaba en medio del revolú familiar del verano y luego nos fuimos de viaje. Gracias por el comentario. Espero consigas la información que va a ser importante publicar.

mery dijo...

hola me llamo mery quisiera adquirir mas informacion a cerca de la corco para una monografia que tengo;si no es mucha molestia quisiera saber como adquirirla que tengo que realizar, muchas gracias
mi email es maryjo1694@gmail.com

M. J. dijo...

Saludos a todos. Conosco una compañía dispuesta a remover toda la estructura en hierro y llevarselo del lugar. Lo mejor de todo es que no le costará al herario público. Si alguien sabe con quien me debo comunicar para ese proyecto me pueden escribir a mjsq19@gmail.com. Gracias.

M. J. dijo...

Saludos a todos. Conosco una compañía dispuesta a remover toda la estructura en hierro y llevarselo del lugar. Lo mejor de todo es que no le costará al herario público. Si alguien sabe con quien me debo comunicar para ese proyecto me pueden escribir a mjsq19@gmail.com. Gracias.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

M.J.: Por favor, escribe enseguida al Gobierno de PUerto Rico, lo encuentras en las páginas amarillas o en el 411.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Myrisa: Ahora es que me doy cuenta de tu comentario, ¡cuatro años y pico después! Por favor perdona..

Anónimo dijo...

Hoy salió en el nuevo día que se van a llevar toda esa chatarra.
Saludos. Buen blog

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Anónimo: Lo vi y lo creo cuando lo vea. Gracias por la visita y el comentario. Me alegro te guste mi blog.