martes, 2 de octubre de 2007

La bofetada fue merecida

No me refiero a lo ocurrido en la convención del Partido Nuevo Progresista donde abundaron. Me refiero a la propinada por Armando Cáceres al policía que asesinó a su hermano Miguel hace poco en Humacao, asesinato que presenciamos todos. El noticiario del Canal 2 grabó el momento de la gran bofetada. Lo que se ve es a Javier Pagán, el ex policía, saliendo de la vista preliminar, con cara fresca luego de haberse declarado no culpable por la muerte de Miguel Cáceres. Al doblar una esquina en el pasillo por el que era llevado esposado le estaba esperando de sorpresa la justicia en los puños del hermano de su víctima.

Si ya sé que se supone que yo diga que eso estuvo mal, que no se debe uno tomar la justicia en las manos, que para eso son los tribunales, etc. etc. Pero la verdad es que lo que pensé y sigo pensando es que yo hubiera hecho exactamente lo mismo y soy mujer.

A esto hemos llegado por culpa de un sistema de justicia y una policía que no funciona como debe y que ha perdido todo el respeto de la ciudadanía.

Lo siento, la bofetada fue merecida.

2 comentarios:

Terra dijo...

Que bueno es encontrar a alguien que opine igual. Estoy de acuerdo 100%. (Aunque una bofetada es poco...)

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Blancairis: gracias por visitar mi blog. Fui al tuyo y aunque es distinto, me gustó mucho como escribes. De hecho, me dieron deseos de visitar el zoológico de Mayagüez luego de leer tu post más reciente.
Que se repita la visita..