lunes, 15 de octubre de 2007

Peor que salvajes

Después del breve interludio de la música alegre en este fin de semana, hoy me siento obligada a comentar sobre la masacre de perros y gatos en Vega Baja. Como a todos los boricuas dentro y fuera de la Isla se me cae la cara de vergüenza ante este salvajismo. Y como todos me hago la misma pregunta, ¿qué tipo de persona es capaz de una barbarie así? Me contesto que los que también asesinan mujeres y maltratan niñitos pequeños a diario. Una prueba más de un país con graves problemas mentales que se manifiestan en la violencia nuestra de cada día.

En este caso hubo también una crasa violación de los derechos de los vecinos de los residenciales de donde se sacaron los animales a la fuerza. Otra vez pagan los pobres por serlo. ¡Imagínense esa escena en Montehiedra!

Como siempre en estos casos nadie tiene la culpa. El Alcalde de Barceloneta Sol Luis Fontanez se lava las manos porque dice que contrató a una compañía privada para recoger a los animales en tres residenciales públicos y llevarlos a un refugio. Lo hizo por una supuesta reglamentación de vivienda federal que no permite mascotas en los residenciales. En HUD enseguida negaron que exista una regla que imponga esa prohibición. El Alcalde con cerebro de mosquito de dengue le pagó a los de la compañía privada 60 dólares por cada animal “recuperado” así que les dio motivo para lucirse hasta frente a los niñitos que perdieron sus mascotas en la cruel e insólita redada.

La compañía contratada, con el nombre de “Animal Control Solutions” (suena casi al nombre que le dieron los nazis al exterminio de judíos) tampoco acepta culpa. Su dueño Julio Díaz alega que esos animales muertos no son los mismos que su compañía recogió para llevar a Carolina. Como siempre ocurre, piensa que somos todos retardados. ¿De dónde rayos salieron tantos perros y gatos y quién los tiró por el puente para matarlos?

Los animales salvajes matan cuando necesitan comer o proteger su cría o territorio de ataques. Los “humanos” que cometieron esta matanza son peor que los animales salvajes. Espero que todos los involucrados sean castigados como merecen pero, no sé porqué, lo dudo mucho.