viernes, 7 de octubre de 2016

La Junta no es de supervisión, es de CONTROL

El Centro de Periodismo Investigativo da en el clavo una vez más con su artículo sobre el nombre que la JCF se quiere dar a si misma para disfrazar y ablandar su poderío: Junta de Supervisión Fiscal y el que debe tener que es Junta de Control Fiscal.  En dicho escrito Eliván Martínez Mercado revela que fue el traductor Alejandro Álvarez quien le dio el nombre que describe lo que vienen a hacer :

"Durante el proceso de traducción, Álvarez barajó varias posibilidades para encontrar el nombre adecuado para el “Oversight Board”, la Junta que se establece con la Ley. Escogió “Control Fiscal”, en lugar de “Supervisión Fiscal”, porque era el término que más se adaptaba a la realidad legal: ese organismo no viene a supervisar. Tiene poderes plenarios, la última palabra en las decisiones sobre los planes fiscales y el presupuesto de Puerto Rico. Puede ir por encima del gobernador electo, y posee  inmunidad en casos de demanda."

El artículo dice además algo muy importante para la prensa del país:  "Los periodistas que emplean la palabra “supervisión” para nombrar a la Junta se dejan arrastrar por la estrategia discursiva de Washington. Sería encubrir la realidad de que el país regresa a los tiempos en que el máximo mandatario local era nombrado desde Washington. La fanfarria del alegado gobierno propio del Estado Libre Asociado de Puerto Rico se acabó."

Estoy totalmente de acuerdo, llamemos las cosas por su nombre y no nos dejemos engañar por los que mandan y sus acólitos en Puerto Rico.  Relean la obra de Orwell.  De paso, dejemos de llamarle PROMESA a la dichosa ley del Congreso que nos impuso la JCF.  Busquemos uno corto pero que no tenga una carga positiva que es un embuste y un insulto.  Propongo: GOLDE, de "golpe de estado".


2 comentarios:

David dijo...

Nuestra relación con EE UU siempre ha sido una de control de parte de ellos. Lo que pasa es que ahora ya no disimulan. Tienes mucha razón al comparar este lenguaje con el Newspeak de Orwell. Son unos ases por allá con eso del lenguaje. En vez de "In God We Trust" hay que leer entre líneas para comprender que dice haz lo que digo y no lo que hago. A ver si nuestro pueblo pierde esas gríngolas que solo le dejan ver Disney.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Estás en lo cierto, una vez más. Hay que volver a Orwell para entender lo que nos están haciendo y sin que la mayoría se entere o le importe, que es peor.