viernes, 17 de junio de 2016

Poema hecho canción para llorar por los asesinados en Orlando

He estado por escribir pero solamente me sale rabia, dolor, angustia y rencor.  Sobre todo ante la manipulación de los medios estadounidenses, las expresiones de políticos locales y de los fundamentalistas de siempre ante lo que fue claramente un crimen de odio. Mi querida comadre América me envió un trozo de un poema de Miguel Hernández y eso me dio la idea de publicar esta canción de Serrat sobre otro de esos poemas del asesinado poeta español, "Canción última". Siempre llegan al alma que es la que llora ante la muerte insensata y los odios que la provocan. Escuchen y aprovechen para echar una lágrima por cada uno de nuestros muertos.

Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa
con su ruidosa cama.
Florecerán los besos
sobre las almohadas.

Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.

El odio se amortigua
detrás de la ventana.
Será la garra suave.
Dejadme la esperanza.
¡DEJADME LA ESPERANZA, DEJADME LA ESPERANZA!!