lunes, 8 de abril de 2013

Ramón Emeterio Betances merece ser recordado por todos, no meramente por los independentistas

Hoy es el natalicio de ese gran puertorriqueño a quien no se le celebra oficialmente pero del cual nos enorgullecemos los que amamos a nuestro país y sentimos pasión por su historia. 
No tuve tiempo para una buena biografía pero hoy Mario Cancel publica un artículo en 80grados que vale la pena, recomiendo copiar y guardar. Aquí reproduzco los primeros tres párrafos:

Ramón Emeterio Betances fue proscrito en Puerto Rico la mayor parte del siglo 19. Su condición de nacionalista y revolucionario ayudó a crear una leyenda que todavía perdura. Para el Estado español se trataba de una personalidad amenazante que atentaba contra un orden sagrado y sus símbolos. La imagen de Betances en la Historia de la Insurrección de Lares (1872) es un claro ejemplo de ello.
Para los puertorriqueños y la gente común era un emblema romántico de rebeldía y apasionamiento. Su presencia pública concreta en Puerto Rico fue breve. Aparte de la infancia y la juventud, vivió en el país entre los años 1855 y 1867. Mayagüez era una ciudad comercial mediana, distante de los centros del poder político colonial. Pero aquellos 12 años fueron suficientes para transformar al médico en un mito cívico nacional.
El Cirujano de Sanidad de la Ciudad, primero Interino y luego en Propiedad, estableció un estilo del Servicio Público que impresionó a la gente de su tiempo. El ejemplo más conocido fue su labor durante la epidemia de Cólera Morbo en 1855.  En aquel contexto, el discurso médico convino con el del higienista moderno preocupado por la situación laboral de los esclavos.
Betances se reconocía moreno o prietuzco y cuando aspiró a un puesto público en Mayagüez, tuvo que demostrar su pureza racial con un expediente de blancura. Entre el Betances médico, el abolicionista, el separatista y el nacionalista, había una conexión íntima. El Betances literato penetraba aquellas esferas cuando se expresaba como un volteriano radical en Los viajes de Escaldado, o cuando escribía como un romántico radical la leyenda Los dos indios. El Betances de las traducciones del latín o del francés, parece más bien un europeo nacido en Las Antillas.

Sigan leyendo y honren la memoria de este ilustre caborrojeño.

2 comentarios:

Kofla Olivieri dijo...

Estoy 100% seguro que la juventud de P.R. no tiene idea quien es Betances, pero si se le pregunta quien es Maripili, Don Omar, Tego Calderon, Pitbull, Kim Kardashian o Justin Bieber, todos saben quienes son ellos.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Kofla: Por desgracia tienes razón..