viernes, 30 de marzo de 2012

Gente que nos agria la vida. I

La calidad de vida para los que vivimos en San Juan se ve afectada no solamente por el tráfico infernal a todas horas, los ruidos incesantes, la basura en las calles, las calles sin árboles para guarecerse y el polvo que hay que respirar. A eso hay que añadirle la gente que se dedica a agriarnos la vida. Hoy me ocurrió en el lugar al que voy para descargar el estrés o la depresión y sentir que hago algo positivo por mi salud: el gimnasio. Siempre salgo animada y con energías. Hoy no.

Resulta que estaba ya terminando mi ejercicio (consiste solamente de caminar rápido en el tread mill por 25 minutos al compás de una música alegre y viendo lo que ponen en las pantallas de los televisores). De pronto me veo rodeada, a cada lado, por unos individuos que no había visto antes. En ese momento en la televisión sale el noticiero y la cara de Carmen Yulín al lado de García Padilla. Eso bastó para que el de la derecha (que lo era completo) dijera con toda autoridad: “Esa no tiene la ciudadanía americana y cuando se sepa le van a dar la pela”. Yo lo miro incrédula y digo que no con la cabeza y sigue: “No es que no la tenga, es que ha dicho que no le interesa y eso es suficiente para que los sanjuaneros se sientan ofendidos”. El del otro lado añade, como si le hubieran dado velas en el entierro, “Santini le va a dar pela porque al menos ha hecho obra. Al que hay que castigar es a O’Neill.. El Gobernador le debería pedir la renuncia”. Le dije que eso era imposible porque ha sido electo por su pueblo y escucho al de la derecha decir “Yo soy penepé pero estoy en contra de la corrupción donde sea. Y ese lo que es es un corrupto, empezó con nada y se ha hecho millonario". Le dije “Igual que Santini” y me dijo que eso no era cierto. Ahí exploté furiosa y les dije que no voy al gimnasio a escuchar politiquería y entonces dijeron casi al unísono que ellos estaban hablando entre sí y no conmigo. Detuve la trotadora y me largué pero con coraje de que haya energúmenos como esos en donde menos los necesita uno.

Lo malo es que en estos meses que quedan van a ser muchos de esos penepés rabiosos los que van a estar botando sapos y culebras con la usual campaña del miedo. Estaré pendiente para que no me agrien la vida donde menos lo espero.

4 comentarios:

Prometeo dijo...

Yo salgo a correr tres veces a la semana y en la pista hay un grupo de señores mayores que se pasa hablando de política mientras corren. Estamos rodeados de politiqueros por todas partes. Yo lo que tuve fue un encuentro politiquero del primer tipo pero tu tuviste uno del cuarto tipo.

Creo que es mejor encontrarse con un OVNI que con un fanático politico.

Adelante y éxito.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Prome: Me has hecho reir..gracias mil. Ah..y te felicito por ejercitarte.

Gache Franco dijo...

hola! una sugerencia - busca una esquina y asi eliminas al menos uno. lleva tu ipod y asi no los escuchas. nos toparemos con muchos "comunicadores" y hay que crearse un escudo. mucha fuerza!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Gache: Tienes razón pero ni tengo ni quiero un ipod, me encanta caminar rapidito con la música que ponen en el gimmasio. Tendré que preparar un cartelito o algo por el estilo.
Gracias por comentar.