jueves, 8 de junio de 2017

Poema a la estadidad

Lo publiqué hace ya siete años pero sigue vigente al igual que muchos de los personajes que menciona:

La Estadidad 

Cuando lo blanco sea prieto
y un ciempiés camine cojo,
y el carbón se torne en oro,
o un rayo se quede quieto;
y mi abuelo sea mi nieto
y la honradez sea pecado
o cuando el hierro colado
se coma como aguacate,
veremos el disparate
de Puerto Rico hecho estado.
Cuando Jennifer sea flaca
y Chardón sea sacerdote,
Rivera Schatz tenga cocote
y deje de ser estaca,
Fortuño beba en jataca
y sea un gobernante honrado,
que el libro haya terminado,
el que cobró en Pediatría,
creo que así yo podría
ver a Puerto Rico estado.
Cuando paran las gallinas
y ponga huevos la puerca,
no tenga rosca una tuerca
y sean gringas las latinas,
en tierra vivan sardinas,
y Roselló sea encerrado,
o que el Papa haya nombrado
a Castro Font su vicario,
entonces, sin comentarios,
Puerto Rico sería estado.

Cuando un aro sea cuadrado
y el cuadrado sea redondo;
le encuentren al cielo fondo
y el ombligo esté de lado,
el sol se haya congelado
y no llueva en tempestad;
la caridad sea maldad
y la maldad sea virtud
entonces me dices tú
que llega la estadidad. 

No hay comentarios: