miércoles, 3 de mayo de 2017

La historia se repite..vean esta entrada de mi blog en enero de 2011

Esto lo publiqué hace más de 6 años y alguien me lo recordó pues yo misma lo había olvidado. Aquí va de nuevo. A ver si encuentran las semejanzas a lo ocurrido a partir del Paro Nacional.


miércoles, 12 de enero de 2011

Desde que aparecieron los encapuchados el mes pasado destrozando una guaguita a la vista de todos en el campus de la Universidad de Puerto Rico, pero sin haber sido nadie arrestado hasta la fecha, supe que se volvía a las tácticas de la Policía durante los años 70 y 80 del pasado siglo veinte. Lo que no entendía era como había tanta gente que daba por sentado que los actos habían sido cometidos por estudiantes y en la radio se clamaba porque “se quitaran las capuchas los muy cobardes”. Ayer ocurrieron actos vandálicos todavía peores en la UPR, también a la vista de las cámaras por parte de encapuchados que todavía no han sido arrestados.

Esos actos lograron su propósito: desvirtuar el mensaje de los estudiantes huelguistas y justificar al Gobierno en su empeño por insistir que estamos en un país de “ley y orden”, como dijo el Secretario de Justicia, para aplicar los métodos represivos que hagan falta. Ya empezaron por arrestar a los estudiantes que, descubiertos y pacíficamente, repartían hojas sueltas en el campus universitario. ¿Y los encubiertos? Bien, gracias.

Esta vez lo que me sorprendió fue que el líder estudiantil fuese tan timorato en sus declaraciones y dejase una ventana abierta a la posibilidad de que fuesen estudiantes los encapuchados sin añadir que entonces estarían trabajando para el Gobierno y no para la causa estudiantil. Pero luego pienso que es que el propio joven, por su edad y por desconocimiento histórico, no puede tener la malicia de pensar que haya jóvenes que se venden a la Policía para que les echen la culpa a los huelguistas. Me imagino que estos líderes estudiantiles como casi toda su generación ( a menos que procedan de hogares independentistas, socialistas o sindicalistas) no saben quién fue Alejandro González Malavé, por mencionar al más famoso de los encubiertos de la Policía en la década de los 70 y 80 del siglo pasado.

Quiero por eso citar de un trabajo que escribí hace un tiempo titulado “Hacia una historia de la persecución política en Puerto Rico” (que incluí en el libro El Grito de Vieques de la Editorial Cultural, 2002). En lo que describo como la Cuarta Etapa de la persecución en la que se destacan la División de Inteligencia de la Policía y su Negociado de Investigaciones Especiales, cito lo siguiente:

“Al año siguiente, 1976, cuando por primera vez, participaba el PSP en las elecciones aumentará la frecuencia de casos de arrestos fabricados contra líderes obreros y militantes socialistas. Agentes encubiertos y provocadores pagados por el Gobierno participaban en huelgas, piquetes y manifestaciones, tomaban fotos y amedrentaban a los participantes. También se cometieron actos de sabotaje en múltiples ocasiones que la prensa atribuyó a los huelguistas, como por ejemplo, en la huelga contra la Autoridad de Energía Eléctrica en 1977-78 en que se cometieron actos de vandalismo por órdenes de la Policía, entre otros por el notorio Alejandro González Malavé.
......
Lo terrible era que mientras más agentes encubiertos tuviesen los agentes de campo, mayor reconocimiento recibían y más condecoraciones. Y p or supuesto, mientras más agentes encubiertos, más personas fichadas. El testimonio de la Sra. Agosto, quien fue infiltrada por la policía en el movimiento Pro Rescate de Vieques, llegando a ser su secretaria de actas, yluego sería infiltrada en la UPR en ocasión de la huelga estudiantil de 1981, nos deja pensando que la época de la Mordaza fue el nirvana comparada con lo que se ha cometido contra todo movimiento de protesta en años recientes.

La especialización culminaría con la creación el 13 de julio de 1978, unos días antes del Cerro Maravilla, del NIE, Negociado de Investigaciones Especiales. Ese mismo año ocurrieron 40 asesinatos en el sector de Barrio Obrero, pero la Policía de Puerto Rico seguía más interesada en los independentistas que en los criminales. (Páginas 34-35).

Suena familiar, ¿no? ¡Van 39 asesinatos en 12 días! De hecho, ahora que releo este resumen pienso que lo que está ocurriendo bajo este Gobierno es mucho peor que lo ocurrido en el pasado por al menos cuatro razones:

1. tienen el poder casi absoluto al controlar las tres ramas del Gobierno
2. no les importa lo que piensen los que piensan
3. no hay oposición política
4. están empeñados en acabar con la Universidad de Puerto Rico
5. saben como engatusar a la gente con fiesteo y anuncios fraudulentos

3 comentarios:

elf dijo...

Para un pueblo que desconoce su historia, sucesos similares se repetirán una y otra vez. ¿Acaso no dijo el gobernador que nunca había visto cosa igual? Es triste.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

elf: Precisamente se repite porque se desconoce la historia. Y encima padecemos de amnesia colectiva y mentalidad colonizada. Pero al menos hay un gran sector que está reaccionando por encima de amenazas y ese paro nacional fue un enorme éxito, no importa lo que digan los comentaristas y periodistas vendidos.

abuelacool dijo...

Y lo peor es que no se investigará, pq al gobierno no le conviene. Pero resulta que ahora surge un grupo que apoya la violencia, a la misma vez aceptando que fue cometida por estudiantes. Alguien sabe quiénes son? Me parece sospechoso.