lunes, 19 de septiembre de 2016

La Historia de Puerto Rico tergiversada

Una lectora de Luquillo publica en El Nuevo Día del pasado 14 de septiembre la siguiente carta:

Regresar con España: nunca

"En respuesta a la carta de Rosita Sierra digo que nunca quiero regresar a España. En 1898 España nos entregó a Estados Unidos "como botín de guerra".  Como boricua, siempre he resentido ese hecho. Pero ni modo, a lo hecho pecho. Estados Unidos nos acogió y nos ha mantenido y cuidado hasta el momento.  Y por esto viviré agradecida siempre".

Aunque entiendo que no se quiera "regresar a España" me impresionó la versión sobre lo ocurrido en 1898 que tiene y que me sospecho es la de muchxs boricuas.  No sé si por desconocimiento de lo que verdaderamente sucedió o por el entrañable amor a los Estados Unidos que le hacen verlos como salvadores y cuidadores a los que hay que estarle agradecidos.  Me temo que es algo bien generalizado el no verle defecto alguno a los que nos invadieron, ocuparon, saquearon y engañaron durante tanto tiempo.  Los que no nos dejan salir del atolladero, los que prefieren mantenernos como colonia, los que nos consideran inferiores, los que demonizaron la independencia como opción y ahora se le teme como el diablo a la cruz. Más me impresiona que se tenga esa actitud luego del trato tan humillante que nos han dado en este año.

No hay peor ciego que el que no quiere ver pero aprovecho para recomendar algunas entradas sobre el tema para que vean otro punto de vista muy diferente. Son las siguientes:

1. La invasión de Estados Unidos a Puerto Rico http://desahogoboricua.blogspot.com/2008/07/la-invasin-de-estados-unidos-puerto.html

2. La invasión de Estados Unidos a Puerto Rico (segunda parte) http://desahogoboricua.blogspot.com/2012/12/la-invasion-de-estados-unidos-puerto.html

3. El Tratado de París: origen de nuestra condición colonial http://desahogoboricua.blogspot.com/2012/12/el-tratado-de-paris-de-1898-origen-de.html

4. La americanización de Puerto Rico a la trágala http://desahogoboricua.blogspot.com/2013/09/la-americanizacion-de-puerto-rico-la.html

5.  De la esperanza a la desilusión y a la resistencia: Puerto Rico de 1898-1914
http://desahogoboricua.blogspot.com/2014/05/de-la-esperanza-la-desilucion-y-la.html

6.  "Pupils at work": el proyecto colonial en las escuelas públicas de Puerto Rico: 1900-1904
http://desahogoboricua.blogspot.com/2013/03/pupils-at-work-el-proyecto-colonial-en.html

En este último post se entienden las mentalidades que todavía prevalecen, como la de la señora de la carta a la que aludo, pues estas actitudes se transmiten en las familias y se mantienen gracias a la ausencia de la enseñanza de la Historia de Puerto Rico y el desconocimiento de la de los Estados Unidos.  Digo lo siguiente:

Al examinar esas tareas es evidente que más que “americanizar” lo que se quería era implantar la cultura estadounidense desbaratando o erradicando la cultura puertorriqueña. Fue un lavado de cerebro de toda una generación de boricuas en la Isla.  Cada texto escrito en esas tareas es un manifiesto ideológico a favor de todo lo de Estados Unidos y en detrimento de lo nativo, de lo autóctono. El carácter extranjerizante de esos textos llega al extremo de que en un cuento la hormiga se prepara para el invierno y no para un huracán.  Además: los próceres son los de Estados Unidos, sobre todo Washington y Lincoln; se  enfatiza que la historia antes del 1898 no era importante; en los mapas se enfatiza que Puerto Rico es bien pequeña y aislada mientras que los Estados Unidos es superior al resto del mundo.

Por eso López señala que es importante ver los orígenes de lo que llama la herencia colonial, porque todavía en Puerto Rico persisten dos nociones:  (1) que lo bueno viene de afuera y (2) que todo lo americano es superior.  Yo añadiría que persiste algo peor y es la creencia de que (1) no tenemos historia que valga la pena contar y (2) no somos capaces de existir sin los Estados Unidos.

Sin embargo, el propio López identifica en esas tareas algunas posibles resistencias a estas imposiciones culturales.  Uno de los ejemplos de ello es un dibujo en que el alumno no sigue las instrucciones y lo que representa es un pájaro (no autóctono)  pero con cabeza de lagartijo. 

Siempre hubo resistencia. Eso es lo que tenemos que enseñar en la historia de nuestro país. 

4 comentarios:

David dijo...

Nos controlan y dominan porque hacen lo mismo con nuestra historia, reescrita y hasta nuestro himno pasado por agua. Ese sadismo que viene desde Washington DC es algo que cuando se entienda, acaba con esos "amores" a quienes nos "rescataron". Es como el Ministerio de la Verdad de Orwell en 1984. La guerra es paz, la ignorancia, fuerza.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Yo creo que es una ignorancia generalizada de nuestra historia y sobre todo la de ellos mismos. Es terrible esa historia de Estados Unidos pero lo que se enseña son las partes "buenas" que terminan cuando se convierten en imperio a fines del siglo 19. Lo peor es que cuando uno trata de explicar la verdadera historia se resienten y no la creen. Lo único que haría cambiar esa actitud es que se vea claro el desprecio que nos tienen. Ojalá ellos sigan como van porque a la larga puede que los agradecidos acepten la verdad.

abuelacool dijo...

Todo lo dicho es absolutamente cierto. Los puertorriqueños que no se inclinaban hacia los esstudios de historia lo ignoran, porque la enseñanza de la historia de Puerto Rico era súper breve y, como dices, prejuiciada a favor de los EEUU. Recuerdo aquello de que cuando llegaron los "americanos", Puerto Rico estaba en taparrabos.
Luego he sabido de que en el s. xix antes de la invasión ya había tranvía, tren, hospitales, la carretera de San Juan a Ponce estaba terminada, viviendas de preciosa arquitectura y otros datos muy interesantes.
De otra parte, leí la carta al lector de la Sra. Sierra y no creo que porque ahora los EEUU nos han dado la patada (así lo interpreto) haya que desear ser parte de España. Me parece que después de más de 500 años de colonia de uno y otro imperio, estamos bastante grandecitos para pararnos en nuestros propios pies. Que todos los imperios del mundo han velado por sus propios intereses.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

abuelacool: Totalmente de acuerdo. Gracias por comentar.