sábado, 22 de febrero de 2014

Seguimos con Julia, esta vez para criticar el libro de Mayra Santos Febres sobre nuestra poeta

Es una pena que la biografía novelada que se presenta en estos días sobre Julia de Burgos lo que hace es abundar en la leyenda negra sobre nuestra poeta enfatizando en su alcoholismo y detalles morbosos de su vida privada.  Así describe Marcos Reyes Dávila en su blog al referirse a la leyenda negra "que es una tergiversación que distrae con sus engaños, se ciñe mórbida sobre ella, como los buitres, para juzgar en términos de una moralidad caduca y doméstica los derroteros de sus últimos años. Que eso se hiciera a mediados del siglo pasado es, quizás, comprensible. Pero que se haga hoy, por una profesora universitaria, mujer y poeta, revela una ausencia de juicio que me parece insostenible. Me refiero al libro de Mayra Santos Febres, "Yo misma fui mi ruta. La maravillosa vida de Julia de Burgos".

Estoy de acuerdo con Reyes Dávila y que sea una mujer afrodescendiente la que siga contribuyendo a denigrar su importancia como poeta, es inconcebible. Yo hubiese esperado eso de un machista, blanquito y conservador.   


Al menos Luis Rafael Sánchez insiste en que la sigamos llamando sencillamente POETA, como publiqué que en el post anterior.  Entretanto, seguimos esperando por una buena biografía de Julia de Burgos que la ponga en el sitial que merece y no en el fango.

16 comentarios:

Sergio dijo...

Julia es una mensajera de belleza, pero también de mensajes que hieren convencionalismo y prejuicios. Una portadora de gritos contra la injusticia y de ideas antipáticas a los poderes establecidos.

Mayra, la que parece no tener contradicciones existenciales de esas que queman el alma y el cuerpo, al parecer creer que los hombres perdimos el paraíso por culpa de una mujer . Quizás por eso, hace énfasis en la Julia que lucha contra la represión desde las cadenas que le impone la sociedad por género. Lastimoso que se deleite en las enfermedades y morbosidades de su vida privada y no en sus gritos de liberación.

No compren ese libro porque es otra mano, la de una mujer, que se levanta para apedrearla por sus "pecados"

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Sergio: Gracias por el comentario y porque dijiste lo que se me quedó fuera en el post: que no compren el libro.

Luz Nereida Lebrón dijo...

Me da rabia que se lucren de las vivencias desgaraciadas de esta poeta. Lo que tienen que hacer es ponerse a trabajar. ¿Por qué no escriben de la influencia que tuvo García Lorca, Neruda, Lloréns Torres, Chevremont sobre su obra? ¿Por qué no investigan sobre la Julia lectora? ¿Por qué no ven a New York y traen una copia de Pueblos Hispanos y se ponen a estudiar la Julia periodista? Gracias a Dios que este espacio se llama Sin mordazas, me desahogué.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Luz Nereida: A mí me pasa lo mismo y fíjate que no se me ocurrió lo que acabas de preguntar. Pero claro, eres especialista en literatura y yo no tengo tantos conocimientos como quisiera en esa área. Al menos tengo una amiga que se ocupa de desahogarse en mi blog como Dios manda.. Gracias mil.

Curiosa dijo...

¿Tendrá algo que ver con que esa versión que describen y el morbo con que miramos las cosas en este país, combinados, sea lo que vende libros y no los escritos sobre las miradas que muy certeramente propone Luz Nereida?
En otras palabras, ¿el libro se escribe para elevar a Julia o para elevar las cuentas bancarias de otros? Otra forma de seguir explotando a la mujer.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Curiosa: ¡Bien dicho!!! Gracias por comentar.

Lily López dijo...

Me pregunto cuántas personas que han enjuiciado a Santos Febres y su obra sobre Julia ya leyeron el libro y formaron una opinión propia. Confieso que no lo he leído, pero me niego a descartar un libro por opinión ajena. ¿Es cierto que la lapida? ¿Todo el libro se compone de relatos sobre enfermedades y morbosidades? Breve e incompleto el análisis.

Por otro lado, mucho de lo que reclama Luz Nereida Lebrón ya está documentado en el libro ¨Julia en Blanco y Negro¨ por el Prof. José Antonio Rodríguez Pagán del Recinto de Humacao de la UPR. Su obra es una biografía extensa, que incluye la vida personal, como maestra, política, periodista, feminista, en fin, una joya que, asombrosamente, mucha gente desconoce (incluyendo a literatxs). El libro fue publicado en el 2002.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Lily: No pretendía hacer un análisis sino reaccionar al análisis que hizo Marcos Reyes Dávila que es además de poeta crítico literario. No quisiera leer el libro porque ya me prejuicié.
Te agradezco la mención de ese estudio sobre Julia que desconocía, lo he de procurar.
Gracias por traer un punto de vista diferente.

Maria dijo...

Quienes hablan con tanta mezquindad de nuestra Julia de Burgos lo hacen por los prejuicios y la envidia que les corroe desde lo mas profundo de su ser. Son "machistas" vestidos de hombre o de mujer que no pueden asimilar la idea que fuera, precisamente, una mujer de un siglo bochornosamente machista y racista la que se atreviera a romper con los convencionalismos de la epoca. Julia, en su poema "A Julia de Burgos" , tuvo el valor de alzar su voz para gritarle al mundo la hipocrecía que revestía sus vidas. María Rodríguez de Caguas

Ivonne Acosta Lespier dijo...

María: No sé si ese es el caso o es el interés por lo morboso pero no me interesa leer ese libro. Gracias por comentar.

Enfogona Alaene dijo...

María Solá, en los ochenta, publicó esa biografía que anhelas como parte de su estudio a la poesía de Julia. El libro se llama Yo misma fui mi ruta y lo publicó Huracán. Todavía circula y se consigue en las librerías.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Enfogoná: No tengo ese libro, me alegra saber que todavía se consigue.
Gracias por visitar y darme la información.

Marcos Reyes Dávila dijo...

Gracias, Ivonne Acosta, por el voto de confianza. Sé que no fue a mi persona sino a mis razones. En efecto, el libro de Santos Febres es un resumen del libro de Rodríguez Pagán. Pero que aquél, hombre, de otra generación, diga unas cosas, no justificada que la otra, académica de hoy, y mujer, erscriba una biografía sin investigación ni fuentes múltiples, y se conviertra en eco del chisme, como bien dijo Luis Rafael Sánchez.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Marcos: Me cayeron chinches por admitir que no había leido el libro pero la verdad no me interesa. Gracias por la visita y por comentar. Siempre me paso por tu blog..

Carmen D. Lucca dijo...

He leido y re-leido el libro de Santos Febres que es lo mismo que los dos libros de Juan Antonio Rodriguez Pagan. Cada lectura aumenta mi malestar con la misma intensidad. Parece que Santos Febres pensaba que los libros de JARP no se habian leido por ser ediciones limitadas y por eso se ha limitado al "reciclaje" del morbo de JARP (QEPD)...

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Carmen: Yo no puedo leerlo porque me quiero evitar el mal rato. Gracias por comentar.