miércoles, 19 de noviembre de 2014

Hoy celebro lo que me enorgullece como boricua: nuestra cultura. Hoy lo dedico a José Campeche, nuestro primer gran pintor.



El otro día, viendo nuestra orquesta sinfónica tocando maravillosamente en una de las noches de "sábados sinfónicos" por WIPR, me di cuenta de pronto de todo lo que tenemos de positivo y de admirable en nuestro país. Lo damos por sentado o lo olvidamos sumergidos como estamos en un bombardeo de violencia, ignorancia, vulgaridad, politiquería, demagogia y chabacanería.  La intención parece ser mantenernos en el lodo para que no pensemos ni sintamos cuando somos capaces de elevar nuestro espíritu hacia las alturas.

Es hora de rescatar lo que hemos creado a través de todos estos siglos en términos de arte, música (no meramente reguetón), literatura, historiografía y filosofía.  Empecemos por el arte.

En otra entrada escribí sobre el cuadro más famoso de nuestro primer gran pintor, José Campeche.
Hoy día de la puertorriqueñidad quise mostrar más sobre su obra para que los que no la conocen se recreen y se sientan tan orgullosos como yo.