martes, 24 de junio de 2014

Los dramas del Mundial de Futbol en Brasil

Me encanta ver los mundiales de futbol porque es una delicia ver los mejores jugadores de cada nación enfrentándose cada cuatro años en el deporte verdaderamente global. ( Menos mal que los Estados Unidos no han logrado influir con su peculiar y violenta versión, football, y se han integrado al futbol).  También porque siempre hay un drama envuelto en todo lo que concierne al Mundial, en cuanto a la FIFA; los dirigentes, los integrantes de los equipos, el grado de identificación de los jugadores con sus países así como las fanaticadas (o hinchas como le dicen los latinoamericanos) y su comportamiento. Voy a dar algunas muestras de estos dramas.

En cuanto a la FIFA, hay controversia -señalada por el dirigente holandés - en cuanto al puesto asignado
a los partidos para supuestamente beneficiar a Brasil.  Pero en realidad este es el menor de los dramas. 
El mayor es el señalamiento de que mientras en Brasil hay miles de protestas (que se mantienen fuera de 
las cámaras, por supuesto)  por el gasto astronómico en el Mundial quien se lleva el dinero es la FIFA.

Sobre los jugadores, en el juego entre Alemania y Ghana, Le Monde (en un artículo titulado "Uno no 
escoge a su familia pero a veces a su equipo nacional") resalta el caso de los hermanos Boateng quienes 
se encontraron como rivales en el campo de juego-como un ejemplo de la complejidad creada por la
inmigración y el asunto "espinoso" de la binacionalidad.  Los Boateng, nacidos en Berlin, son hijos de un
ghanés pero de madres alemanas diferentes.  El menor se crió en un ambiente de clase media y a la hora
de escoger el equipo en el Mundial se integró al de Alemania. El mayor, criado en un barrio pobre quiso 
pertenecer al de Ghana.   En el artículo sale una foto del encontronazo de los hermanos en ese partido. 

En cuanto a los equipos nacionales, la estrepitosa caída de España a partir de un primer juego desastroso evidencia la situación de fractura nacional que se vive en estos últimos años y que recuerda lo de la España invertebrada, con todo y el nuevo rey.  No se pudo unir detrás de una misma bandera a los de Barcelona y de Madrid, como sucedió hace cuatro años en Sudáfrica y el propio Del Bosque comentó que había jugadores que pensaban solamente en ellos mismos. 

En contraste, tengo que admitir que el equipo de Estados Unidos demostró todo lo contrario: una unión de país alrededor de una sola bandera y eso ayuda en el terreno de juego a que jueguen precisamente como una unidad y no como luminarias individuales.

Las fanaticadas han sido tema de innumerables noticias negativas en cuanto al comportamiento de las mismas. Afloran los prejuicios raciales que llevaron a que en uno de los estadios se colocaran cientos de letreros pidiendo combatir el racismo.  Lo más reciente fue la expresión de la homofobia/machismo de la fanaticada mexicana con sus gritos de "puto" que en ese país es una forma de insultar a los homosexuales.  La reacción de la Fifa ha sido amenazar con sancionar a los mexicanos si se repite el grito y esto a su vez ha provocado un debate en cuanto a si eso atenta contra la libertad de expresión entre otros asuntos, según un artículo de El País titulado "Del 'cielito lindo' al 'puto'.


Con todos estos dramas de trasfondo y con unos juegazos que no son para cardiacos (como el de Estados Unidos y Portugal), para mí es un gozo sentarme a disfrutar de los juegos e ir siempre a los latinoamericanos o al "underdog".  Hoy espero que gane Costa Rica, la sorpresa del Mundial.

9 comentarios:

elf dijo...

Ivonne:
Creo que te va a interesar este reportaje: El lado oscuro

http://www.reporteindigo.com/indigonomics/el-lado-oscuro-de-la-fifa

Ivonne Acosta Lespier dijo...

elf: Da mucho coraje lo que describen, es obviamente una multinacional corrupta y asquerosa, opera a base de sobornos. Lo de Qatar es increíble, encima el homosexualismo está criminalizado así que ojalá hayan protestas a nivel mundial. Pero el dinero manda y Qatar tiene de sobra.
Gracias por el enlace.

Siluz dijo...

Así estamos, contagiados por la fiebre de fútbol y unidos, como debemos, a Latinoamérica. Gritando como hinchas, cada gol de uno de los nuestros. Aplaudiendo las clasificaciones de Argentina, Costa Rica, Colombia, Chile, México, Uruguay... y esperando que la Copa se quede en América.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Siluz: En tu caso ya sé que vas a la Argentina por razones familiares. Pero tienes razón en que estamos unidos con todos nuestros hermanos latinoamericanos.
Una pena que Uruguay-uno de mis favoritos- se vea manchada con las actuaciones indeseables y condenables de Luis Suáres. Me imagino has visto lo de las mordidas, da vergüenza y por bueno que sea lo tienen que sacar.

Kofla Olivieri dijo...

Ese es uno de los pocos deportes que nunca me ha interesado. Lo de Suarez, estoy casi seguro lo van a suspender por un buen tiempo.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Kofla: Porque no se le ha dado publicidad ni respaldo como a los otros. Pero si adelantan los EU en este Mundial entonces se van a interesar en participar y promoverlo.
Yo espero que lo suspendan y que vaya a un psiquiatra para su casi vampiritis..

abuelacool dijo...

Muy interesante el resumen de esos aspectos del mundial, fuera de ganadores y perdedores. El comentario de España es muy acertado. La crisis por que están pasando se filtra desde las más altas esferas. Pero no quieren salir de ese lastre de la monarquía, que tan cara les sale. No se por qué me bien a la mente otro pueblo bien cercano.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Ya me imagino cual..

Just Another Girl dijo...

La atención personalizada y la motivación por parte de los entrenadores es de suma importancia en los deportes.