viernes, 19 de julio de 2013

Puerto Rico en la inauguración de la Feria Internacional del Libro en Perú..


En Perú, donde se celebra la Feria Internacional del Libro que se le dedica a Puerto Rico se empezó con el pie izquierdo  Al menos esa es la percepción que se desprende de la noticia según El Nuevo Día.

Primero, en lugar de tocar la Borinqueña cuando anunciaron nuestro himno nacional, lo que se escuchó fue nada menos que el Star Spangled Banner.  O sea, no tenemos himno porque somos territorio de Estados Unidos. Lo peor fue la reacción de nuestros representantes pues nada menos que Alfredo Torres, director de la Asociación Puertorriqueña del Libro dijo que se sentía cómodo en el acto ya que confundir el himno de Puerto Rico es algo “que ha pasado en casa”.  Excuse me!!
Segundo, para Jaime Carbajal, presidente de la Cámara Peruana del Libro, organizadora de la FIL Lima, la cultura puertorriqueña se resume en.. Héctor Lavoe.  Puerto Rico es la salsa. Wow!
Tercero, el abanderado nuestro, Eduardo Lalo, ganador del Premio de Novela Rómulo Gallegos pidió que nos traten como adultos.  No sé como sonaría eso allá, pero suena a queja medio infantil. 

Mi impresión, que puede ser injusta o errónea, es que fueron tres strikes en nuestra contra. Por ahora parece que nos ponchamos en Perú.  Mi esperanza es que Mercedes López-Baralt sirva como verdadera embajadora de lo mejor de nuestra cultura y balancee esa primera mala o errónea impresión sobre nuestro país.

6 comentarios:

elf dijo...

Hubiese sido tan fácil pedir que se tocara la borinqueña. ¿Y si ha pasado antes, porqué no estaban preparados para aclararlo? En el 2000 fui a una conferencia de literatura en Trinidad y nos identificaron como E. U. Uno de los colegas, indignado, exigió se corrigiera y así se hizo. También hubo una disculpa. ¿Y cómo es que en Perú nos dedican una feria y no están al tanto de nuestra condición colonial?

Ivonne Acosta Lespier dijo...

elf: Precisamente por eso que dices es que reaccioné indignada, por lo de Perú y por la no reacción de los nuestros. Al menos como lo describe el periódico. Gracias por comentar.

Curiosa dijo...

A veces no se puede decir todo en 140 letras y espacios. Este comentario quedó muy largo y por eso aquí va dividido en tres partes.

I
Respetuosamente discrepo del análisis. Vi la reseña del ND y no vi algunas cosas que mencionas...... Vi otras. Así es la realidad. Como en los libros, tenemos tantas lecturas como lectores, en este caso las cosas me parecieron distintas a lo que describes. Te digo.

A Alfredo Torres le vi en la foto del artículo y era uno de los que no se llevaron la mano a corazón mientras presumo que se estaban tocando los, o el himno. Dos o tres allí sí lo hicieron. Le vi en la foto mirando al lado, a sus compañeros y con cara de buscar que alguien le contestara una pregunta: ¿qué pasa aquí? Es el único que mientras buscaba la mirada de otros me da la impresión de estar sorprendido.

Los comentarios que tanto se repiten en este país cuando alguien pone un huevo, tales como el de "no se preocupen no pasa nada" "todos lo hacen y a cualquiera le pasa" o de "ay chico, bendito, no te preocupes, si nosotros lo hacemos así con frecuencia" son parecidos al que hizo Alfredo a los anfitriones del evento. Me parecen bien Boricuas.

Nosotros, los de esta isla, cuando queremos que los amigos no queden mal o se sientan "abochornados" y más aún si además de amigos son nuestros anfitriones decimos cosas así. Lo hacemos cuando queremos minimizar la importancia o magnitud del huevo puesto. Realmente queremos aliviar la vergüenza ajena. Cuando alguien amigo pone un huevo como el de los himnos, o las banderas, o cuando nos invitan a comer y las cosas que sirven no quedan tan bien, siempre decimos eso, no te preocupes, no pasa nada. En este caso los peruanos aunque no nos conozcan bien son nuestros amigos y por eso nos invitan a su casa. Con frecuencia y después de tratar de aliviar en algo la situación, muchos de nosotros pasamos a dar un ejemplo de como el huevo puesto es algo que ocurre con mucha frecuencia. Es la forma, nuestra forma, de hacer sentir bien al otro.

Sin embargo noto que no le hacemos lo mismo al gringo. Cuando el del norte falla en cualquier cosa respecto a nosotros, como en el caso de llamar inmigrante mexicano a Mark Anthony y el cuestionamiento que hicieron sobre su derecho a cantar el himno de ese país hace par de días, nosotros brincamos con coraje, indignados y a protestar por el insulto. Nos indignamos tanto los que admiramos el talento de Mark Anthony como aquellos que piensan que los puertorriqueños por ser ciudadanos de los estados unidos tenemos derechos iguales a los de allá. Sigue.

Curiosa dijo...

II
El gringo, distinto a nosotros tiene niveles de empatía muy bajos para los “otros”, para los distintos. Culturalmente no responden igual y no hacen eso que nosotros hacemos automáticamente de tratar de hacer sentir bien al otro, de identificarse con la vergüenza que debe pasar el otro. Por tanto, conociendo a Alfredo y su forma de pensar sobre esos asuntos, imagino que eso fue lo que sucedió. Claro hasta que no regrese y le pregunte no sabré.

Estamos claros, ante el error peruano producido por la ignorancia y muy parecido al del gringo, nosotros consideramos que los hermanos peruanos se equivocaron sin querer, pero cuando lo hacen desde el imperio pensamos que se nos agrede, se nos rebaja y nos humilla a todos.

Recuerda además, que esa parte, la protocolar de los eventos en muchos países depende de la información que provean las embajadas y el estado anfitrión y no los de la cultura. El himno diplomático de PR es ese. Aunque no nos guste, aunque duela. No se puede tener dos estados, solo puede haber uno. El nuestro no es de nosotros.

Lo de Lalo, no me parece una chiquillada y si una metáfora que seguramente el periodista no citó en su totalidad o el autor no explicó plenamente. Me inclino a pensar lo primero. Tampoco lo sabré hasta que no regresen y le pregunte a Eduardo. La metáfora me parce que puede relacionarse a la idea de que esos reconocimientos e invitaciones a formar parte de las fiestas latinoamericanas, de literatura en ese caso, siendo ésta nuestra verdadera familia, nos permite formar parte o nos da entrada a ese mundo graduado de los escritores reconocidos como latino americanos y dentro de esos, se nos reconoce como buenos. Eventos como ese premio a uno de los nuestros, le recuerda a todos lo que somos. En cuanto a nuestra identidad y la eterna búsqueda de ella, tema que el laureado escritor también abordó, la metáfora puede referirse a que en esa identidad latinoamericana está nuestra adultez, nuestra mayoría de edad. Sigue.

Curiosa dijo...

III.
Pienso que es una pena o tragedia tal vez que en el mejor de los casos muchos no conozcan a PR de otro modo que no sea por las manifestaciones de nuestra cultura popular, sobre todo la salsa. Pero el problema no es únicamente del que no conoce. La ignorancia sobe nosotros no es responsabilidad única del que no sabe tampoco la responsabilidad es nuestra. La separación creada entre nosotros y nuestros vecinos caribeños y latinoamericanos no nos la inventamos nosotros. Nuevamente, en este caso creo que lo que el director de la feria dijo fue que hasta no tener la oportunidad de conocer la obra literaria de nuestros autores y compartir con y en Puerto Rico, tenía una idea de que PR era salsa. Dijo realmente que eso es lo que le llegaba a ellos. Y nada malo con que escogiera uno de nuestros mejores exponentes del género como ejemplo. Si eso es pecado de ignorancia, entonces, salvo pequeños bolsones de cultura aquí y allá, el mundo es ignorante.

¿De quién es la responsabilidad de ser desconocidos? ¿De los autores que apenas pueden publicar si no han publicado ya un montón y venden mucho, de los autores a quienes se lanza a publicarle si no han recibido un premio de fuera de PR que los reconozca, o quienes si no lo hacen ellos mismos, sus libros permanecerían en gavetas?

¿O es que la responsabilidad de que no se nos conozca es de los países hermanos que se la pasan luchando por sobrevivir ante el mismo imperio que nos mantiene aislados a nosotros?

¿O la responsabilidad es de la situación colonial que nos mantiene en esta lamentable situación de ignorancia y precariedad económica, sin poder apoyar la cultura con los recursos que se requiere o quien nos enseña a nosotros mismos, los nacionales, a restarle importancia a lo verdaderamente nuestro mientras nos maravillamos ante las cosas, buenas o malas, que no viene al caso, que llegan desde el norte? ¿O se nos esconde todo lo que somos y valemos porque si no lo conocemos nosotros ni la conocen otros podemos seguir pasando desapercibidos?
Si no nos conocen, no existimos.

Por tanto Ivonne, creo que para cantar los 3 strikes, si es que existen y proceden, tendremos que esperar a que veamos el video de repetición de la jugada completita. De un reportaje malo, corto, incompleto y a su vez posiblemente preparado desde algún grado de ignorancia y editado a veces, desde la mala intención, no puedo estar de acuerdo con lo que cantas. Fin.

EDSC dijo...

Creo que hubo una equivocación de buena fe.

Cuando una pareja bien unida asiste a un evento social y dizque en su homenaje, vale la pena aclarar previamente el estado civil (solteros, casados, concubinos) en que se encuentran para evitar malentendidos.

Los representantes de PR en esa Feria, previamente pudieron decir que Borinquen no era soltera ni casada, sino que era "soltera-casada", es decir una nueva figura de "status" matrimonial y que PR contaba con un himno, aunque con un ritmo especial y muy bello.

También debería haber aclarado que la Salsa es un producto musical de PR y del New York Latino (Niuyorrican). Que Iris Chacón no era ni fue una Miss PR. También que Je-Lo, por su anatomía, es muy puertorriqueña, de pura cepa, pero por interés de Hollywood, es norteamericana, como lo fue la peruana Ima Sumac.

PD: Los políticos de PR que critican esto son los "pipiolos", que en la Isla no llegan ni al 7 por ciento, pero gozan de los dólares y ayudas de USA, además de regalos y abrazos fervientes de Cubazuela.