jueves, 5 de septiembre de 2013

Barack Obama dijo en Suecia que no se merecía el Nobel de la Paz


Menos mal que tuvo la decencia de admitirlo según publica el Huffington Post. Ciertamente en el empeño por atacar a Siria cuando se sabe que lo que va a hacer es empeorar la situación, aparte de que sería un crimen de guerra sin el consentimiento de la ONU, nos hace compararlo con George W. Bush.  Parece todo un dejá vu con lo ocurrido en Irak: las mentiras previas (incluyendo la campaña de CNN, como en aquella ocasión), la motivación detrás de la acción militar (muy diferente a la cuestión "humanitaria"- entonces fue el petróleo y ahora es el gas natural). 

Hace tan solo unos días Obama dio un discurso en la conmemoración de los 50 años del famoso "I have a dream" de Martin Luther King.  El Presidente enfatizó la lucha del Reverendo King por la igualdad de derechos civiles y declaró que todavía queda mucha desigualdad en cuanto a la distribución de la riqueza.  Sin embargo, en esta época en que de nuevo suenan tambores de guerra y por el propio Barack Obama, sería importante recalcar que el Dr. King fue mucho más que un líder de los derechos civiles.  Lo que se ha querido borrar de la historia es que MLK fue un oponente furibundo a la guerra en Vietnam. Tendría que recordar Obama las palabras de Martin Luther King Jr. en un sermón que dio el 30 de abril de 1967 titulado "Por qué me opongo a la guerra en Vietnam" donde dijo en parte lo siguiente:

“Convoco hoy a Washington. Convoco a todos los hombres y mujeres de buena voluntad en América. Convoco a los jóvenes americanos, que deben decidirse hoy a tomar posición sobre este asunto. Mañana puede ser demasiado tarde.  No dejen que nadie los convenza de que Dios eligió a América como una fuerza divina y mesiánica para que sea una especie de policía del mundo entero. Dios tiene su forma de enfrentar a las naciones y juzgarlas, y me parece oír a Dios diciéndole a América: '¡Eres demasiado arrogante!'.”
Este es el discurso que habría que repartir en las escuelas estadounidenses el día de Martin Luther King,  pero eso es soñar con pajaritos preñados.

8 comentarios:

Pablo L. Crespo Vargas dijo...

Excelente entrada. La cita de MLK es ideal para reflexionar con mis estudiantes en la clase de historia de EUA; veremos que sale de esto el lunes.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Pablo: Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada y sobre todo que vayas a usar la cita de MLK con tus estudiantes del curso de historia de esa nación. Valió la pena publicarlo. Gracias por comentar.

elf dijo...

Ivonne, Ciertamente es una cita muy apropiada en estos momentos. Como para imprimir en T-shirts y repartir.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

elf: Lo mismo pienso yo. La rabia que da es como se ha borrado de la historia oficial ese aspecto de Martin Luther King.
Pero luego de publicar la cita me doy cuenta de que como es una traducción que encontré en Rebelión se debería poner "Estados Unidos" en lugar de América. Esa es una de mis campañas porque América-nombre que ellos se apropiaron desde 1823- somos todos y no meramente los EEUU.

David dijo...

Y el discurso sigue: "And if you don't change your ways, I will rise up and break the backbone of your power, and I'll place it in the hands of a nation that doesn't even know my name". El cambiar el régimen sirio a su antojo, por muy déspota que sea Assad, solo para llegar a la deseada presa llamada Irán, le saldrá caro a la hiperpotencia. Los chinos mientras tanto, observan.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Veo que conseguiste el discurso/sermón original del 30 de abril de 1967. Lo que acabo de confirmar-buscando ese sermón- es que hay una confusión y no dudo que sea intencional, entre el discurso del 4 de abril sobre Vietnam y éste.

En cuanto a los que observan, los rusos acaban de decir que respaldan a Siria si la atacan así que el asunto se complica.

Gracias por comentar.

David dijo...

Y ese discurso de MLK es en parte la razón por la que perdió bastante apoyo desde su marcha a Washington DC. Pedir la igualdad en el trato a los negros y hablar encima de justicia social y lo terrible de la Guerra de Vietnam fue entonces demasiado.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

David: Yo estoy convencida de que fue su fiera oposición a la guerra de Vietnam, que para empezar le cerró las puertas de Casa Blanca porque Lyndon Johnson no quiso saber de él y provocó que el FBI lo persiguiera, fue lo que un año exacto después hizo que lo asesinaran.