martes, 2 de octubre de 2012

Gente que nos agria la vida. II

Estos son los ruidosos, pero en este caso en particular los que dejan perros ladrando en balcones o patios para hacerle la vida imposible a los vecinos. No sé ustedes, pero a mí no hay algo que me ponga más frenética y con los nervios erizados, a punto de querer asesinar a alguien es el ladrido constante de un perro. He tenido varias experiencias en mi condominio que afortunadamente no terminaron conmigo en la cárcel porque las personas involucradas reaccionaron en forma civilizada. No he vuelto a tener problemas con vecinos que dejen perritos ladrando en balcones cercanos pero tengo amigas en el condominio que tienen que soportar a diario perros ladrando sin que sus dueñ@s hagan caso a sus quejas.  Ayer encontré a una de ellas en el lobby del edificio con cara de no haber dormido y furiosa porque no puede estar tranquila en su apartamento debido a los dichosos perros de los vecinos.

Cada vez que leo o escucho a las que promueven la adopción de perros lo único que pienso es en los sentimentaloides que irán a buscar perritos para sus hijit@s para luego hacernos la vida imposible a los humanos. Son muy humanitarios con los perros pero nada de considerados (palabra inexistente en el vocabulario boricua) con los que tenemos que aguantar sus ladridos. Como quiera, pienso que es maltrato de animales dejar un perro que tiene que ladrar todo el tiempo porque obviamente lo tienen encerrado o sin comida o sabe Dios qué.

Lo triste es que hay una sociedad que protege los animales pero ninguna que protege a los humanos de la contaminación por ruido.




8 comentarios:

Anónimo dijo...

Y que me dices de los cuponeros y plan 8 que se quedan, hasta las 4 de la mañana con el maldito reggaeton y bachata a todo volumen estos vagos que viven del cuento casi siempre están de fiesta y uno esta desempleado y buscando trabajo y no puedo tener esa gran fiesta ni trabajando, los cacos cuponeros son las personas mas ignorantes y insensibles que uno puede encontrar, son violentos y no les importa nada y por eso están jodidos, ellos se creen que a todo el mundo les gusta la música de ellos y yo soy roquero y pongo la música alta pero no a un nivel exagerado y hasta las 10 de la noche, yo me pregunto como se sentirían ellos si yo pongo música death metal a un volumen que explotan las bocinas hasta las 4 de la mañana, después se quejan por que les llaman los guardias, por esto detesto el lumpen que no le importa nada y la gente trabajadora tiene que mantenerles la fiesta eterna, al lumpen pobre se le debe discriminar y asesinar a sangre fría y que se le de una medalla de honor al asesino, por esto ya deje de creer en el socialismo, ¿por que quien quiere colar en la fila a alguien que no quiere hacer nada por salir de sus miseras vidas y creen que por eso son especiales y hay que mantenerlos? por mi que se pudran y se hundan en esos caseríos de inmundicia social, pero la cuestión es que yo no vivo en el caserío y tengo que soportar a estos parásitos que siempre están pidiendo algo y los tengo que aguantar por que un periquero PNP vive de la miseria y de sus cupones.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Permito los anónimos y los publico pero no me gusta contestarlos. Lo siento.

antigonum cajan dijo...

Que grata alegria leer sobre el asunto. No existe a mi juicio, peor cosa que el ruido, no importa cual. En mi caso la Universidad Sagrado Corazon es la MECA de contaminacion por ruido i gases i gritos de estudiantes i maestros facil de escuchar en la sala de mi casa. Si desea ver la muestra vaya a youtube, e investigue bajo antigonum cajan.

Manhana tengo cita en la corte para intentar mediar con los cretinos de al lado quienes durante 44 meses lo que hacen es incordiar...Lo mas reciente con karaoke en una zona residencial a las 12:30 AM.

En cuanto a lo de asesinar, se me han ocurrido muchas cosas como ponerle candado a los portones para que no puedan salir....i hacer una pequenha fogata....a ver que les parece o conectar la manguera i bautizarlos a toda presion por las ventanas.

No existe peor tortura que intentar dormir cerrando puertas i aun escuchar a esta basura vecina sin consideracion alguna.

Lo sorprendente es la tolerancia al ruido en cualquier espacio publico. Que me dice de los televisores en cuanta oficina existe, en las mierdas de noticias locales...existiendo cien canales o mas en cable.

Hasta la proxima.

antigonum cajan dijo...

El ruido del anonimo peca del clasismo. El ruido es un grave problema nacional que rebasa generos musicales, grupos etnicos, invasores ilegales i la basura islenha pobre, rica o clase media. Los del lado de nuestra residencia son nativos, trailer trash si me pregunta.

Una pena que nadie hace ruido con jazz, barroco o clasico, seria refrescante si el bajo esta equilibrado. Otro problema grave es que el ciudadano promedio no tiene claro el concepto acustico.

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Antigonum: Yo empecé con los ladridos de perros pero en realidad hay mucho que decir de como nos agrian la vida, al menos la mía: los que tienen alarmas en los carros que se activan con cualquier vaina; los que ya no creen en escobas o rastrillos y usan el maldito "blower" para empujar hojas de las aceras o donde las encuentren; los generadores que hacen un ruido horrendo aparte de soltar veneno al aire; los que ponen la música en sus carros de modo que le causan taquicardias al que esté medianamente cerca..etc.etc.etc..

Anónimo dijo...

Tengo una vecina con un perro que ladra mucho, pero aprendi a no hacerle caso, igual otros ruidos. Es como gente que no puede dormir si no hay silencio total o le molesta la luz, es cuestión de acostumbrarse.

En el caso de música, especial el maldito reguetón, si no es muy tarde en la noche hay que aprender a soportarlo.

Att Jared

antigonum cajan dijo...

Hay que ser bien toleraante en la vida. Estos anonimos son un enema. Acostumbrese usted puerco/puerca por ejemplo, a que el perro x,y,z se defeque, aunque prefiero el registro -cague-en la acera de su casa a diario.

Por otro lado, gente como usted serian felices viviendo en Haiti aprendiendo a soportar el ruido o la peste a materia fecal a su alrededor.

Individuos como usted mirando al otro lado, desconocen el concepto calidad de vida, i seguramente seria feliz si el gobierno decidiera montar una planta de quema de basura o alguna carcer municipal, 'hay que aprender a soportarlo'.

Att AC

Anónimo dijo...

"Aprender a soportarlo" es un concepto boricua que nos tiene donde estamos. Si la gente nos atreviéramos, todos o muchos juntos, a exigir y poner orden en lugar de cerrar puertas, remedio que de todos modos no nos aisla de la molestia, otro sería "el cantar".

Pero cuando de hacer valer derechos, como el del disfrute de la vivienda, del sueño en paz y la limpieza en los lugares públicos, todos miran para el otro lado y esperamos a que el alivio baje del cielo. Hasta que ya el desespero nos lleva a las ideas dementes e irracionales de la anónima de antes. Bravo por quejarte Ivonne.