sábado, 20 de octubre de 2018

Bad Bunny le da una lección al Gobernador Ricky Roselló

Tenía una entrada en "remojo" luego de la penúltima estupidez del Gobernador Ricky Roselló pidiendo un tercer concierto a Bad Bunny "a nombre del pueblo", pero el propio Bad Bunny le acaba de poner en su sitio y le ha dicho lo que se merece que es que no le va a contestar su pedido.

De acuerdo a Primera Hora de hoy sábado 20 de octubre, el trapero le ha contestado indirectamente con una simple frase : "Hay asuntos mucho más importantes".

Dijo Bad Bunny a una maestra que lo criticó:

“Me duele en el ALMA cada escuela que cierran. En mi barrio nada más has cerrado 3 ESCUELAS (¡¡Vitales!!), una de ellas mi primera escuelita, donde aprendí a leer todo lo que escribo hoy; siendo esa una de las razones por la cual no le he dado ni daré una contestación al gobernador sobre mi tercer función”, publicó el trapero en su cuenta de Instagram.

“Mi dignidad como Boricua no me lo permite, sabiendo que hay asuntos como estos [el cierre de escuelas] que son mucho más importantes, que un tercer concierto mío”, añadió.

¡Bravo Benito Antonio Martínez Ocasio!   Para mí hoy eres Good Bunny. 

miércoles, 17 de octubre de 2018

Algo extraño me ocurrió... para los pelos de punta..

Resulta que ayer abrí mi blog y me encontré que habían eliminado el video con la canción de Barbara Streisand dedicada a Trump por embustero. Pero no como otras veces que ponen algo relacionado a You Tube y el copyright. Cuando miro detenidamente lo que ponen debajo de "Sorry, something went wrong" se me heló la piel al darme cuenta de que es obra de algún hacker o viene directo del mandato de Trump que quiere atacar a todos los que lo critican.  No lo creería si no me hubiera pasado que también en mi celular hace unos días recibí el mensaje de emergencia directo del presidente. ¿Cómo rayos tienen mi número?

Miren lo que ponen a ver si no es espeluznante:  "A team of highly trained monkeys has been dispatched to deal with this situation. If you see them, send them this information as text (screenshots frighten them) y a continuación ponen una serie de garabatos.

jueves, 11 de octubre de 2018

Un día como hoy el terremoto del 1918

Republico lo que escribí hace 10 años en esta misma fecha.

Esta mañana, como a las 6:40, sentí un temblor de tierra que me asustó mucho. Mi esposo-que no se dio cuenta-enseguida me recordó que yo llevo en mi DNA, como mayagüezana, la capacidad para detectar temblores cuando nadie más los siente. Me dio por cotejar la fecha del gran terremoto de 1918 y efectivamente, fue un día como hoy: el 11 de octubre por la mañana. ¡Hace noventa años exactos! 


El terremoto de 1918 tuvo el epicentro al noreste del Canal de la Mona (entre Aguadilla y la República Dominicana) y por eso la costa oeste y noroeste fue la más afectada, particularmente Aguadilla y Mayagüez. Hubo daños también en San Germán, Rincón, Aguadilla, Arecibo, Isabela y Hatillo.

Nací y pasé mi infancia en Mayagüez. De niña escuchaba a los viejos contar las historias del terremoto y sobre todo de cuando se salió el mar en lo que ahora se conoce como tsunami. Abundaban los cuentos espantosos del mar retirándose hasta lejos y de pronto la gran ola que arropó la costa del oeste y noroeste de Puerto Rico, la gente corriendo despavorida hacia el Cerro de las Mesas y la destrucción que dejó el siniestro por toda la ciudad.

Mi familia materna fue de las afectadas. Mi madre, que tenía entonces 4 años, me contaba que la casa donde vivían se empezó a derrumbar y el abuelo los pudo sacar cubriéndose con mantas. Esos cuentos me marcaron para toda la vida. Mis pesadillas recurrentes son siempre con terremotos y nunca podría vivir al lado del mar por el miedo a los maremotos o tsunamis.

Lo triste es que en este país, entre otras cosas, hemos olvidado que estamos en zona sísmicamente activa debido a que la Isla se encuentra cerca de las placas tectónicas del Caribe. Se construye sin tener en cuenta esta realidad, tanto los edificios multipisos como en las áreas costeras. Hay temblores frecuentes que ni siquiera detectamos pero en cualquier momento puede haber un terremoto similar al de hace 90 años. En ese caso, como decía el jíbaro, ¡Dios nos coja confesaos!