sábado, 22 de febrero de 2014

Seguimos con Julia, esta vez para criticar el libro de Mayra Santos Febres sobre nuestra poeta

Es una pena que la biografía novelada que se presenta en estos días sobre Julia de Burgos lo que hace es abundar en la leyenda negra sobre nuestra poeta enfatizando en su alcoholismo y detalles morbosos de su vida privada.  Así describe Marcos Reyes Dávila en su blog al referirse a la leyenda negra "que es una tergiversación que distrae con sus engaños, se ciñe mórbida sobre ella, como los buitres, para juzgar en términos de una moralidad caduca y doméstica los derroteros de sus últimos años. Que eso se hiciera a mediados del siglo pasado es, quizás, comprensible. Pero que se haga hoy, por una profesora universitaria, mujer y poeta, revela una ausencia de juicio que me parece insostenible. Me refiero al libro de Mayra Santos Febres, "Yo misma fui mi ruta. La maravillosa vida de Julia de Burgos".

Estoy de acuerdo con Reyes Dávila y que sea una mujer afrodescendiente la que siga contribuyendo a denigrar su importancia como poeta, es inconcebible. Yo hubiese esperado eso de un machista, blanquito y conservador.   


Al menos Luis Rafael Sánchez insiste en que la sigamos llamando sencillamente POETA, como publiqué que en el post anterior.  Entretanto, seguimos esperando por una buena biografía de Julia de Burgos que la ponga en el sitial que merece y no en el fango.

domingo, 16 de febrero de 2014

Homenaje de Luis Rafael Sánchez a Julia de Burgos


Hoy nuestro amado escritor humacaeño publica una columna en El Nuevo Día titulada "Me llamarán Poeta" que resume lo que yo hubiese querido decir sobre Julia de Burgos si escribiera tan lindo como Luis Rafael.  Sobre todo para responderle a los que en estos días de homenajes a nuestra gran poeta insisten en reducirla a su penoso final en Nueva York.  Lean la columna que no tiene desperdicio y de la cual reproduzco el final que emociona:

Alargada en el espíritu de cuantos admiramos su hembría insurgente, enroscado su nombre en los labios de a quienes nos deslumbra su universo hecho de verso, a Julia de Burgos la llamaremos Poeta ahora, después y siempre. Y no porque la recordemos. Y sí porque la sentimos. Que como un grito integral, suave y profundo, estalló de sus labios la palabra.

viernes, 7 de febrero de 2014

En el centenario de Julia de Burgos (1914-1953)


En el mes de febrero se conmemoran varios natalicios de personajes importantes en nuestra historia. Uno de éstos es el de Julia de Burgos cuyo centenario se cumple el 17 de este mes.  Julia es mi poeta favorita porque es la que más apela a mi como mujer, como puertorriqueña, como independentista y como amante de la naturaleza.   Le he dedicado tres entradas en mi blog: (1) sobre el homenaje que le hicieran enEspaña en el 2008, (2) cuando el servicio postal de Estados Unidos emitió el sello y (3) otro homenaje en España.  Aquí incluí uno de mis poemas favoritos: "Yo misma fui mi ruta".  Numerosas instituciones culturales y varias universidades han de celebrar actividades en honor a esta gran poeta puertorriqueña.  
Yo quiero sumarme al homenaje compartiendo con ustedes un poema que es desconocido para la mayoría, como son casi todos los suyos que tratan de temas políticos: "Una canción a Albizu Campos", "Himno de amor a Rusia", "Puerto Rico está en tí" (a Gilberto Concepción de Gracia) y "Canto a Martí".   Este poema que incluyo es el más dramático y fuerte de los suyos y se titula "Himno de sangre a Trujillo".  Lo encontré en un Diálogo Digital de 2010 y fue publicado para contrarrestar el intento por parte de Angelita Trujillo de presentar el lado "humano" del sangriento dictador dominicano en su libro Trujillo, mi padre.  

Lo increíble es que Julia de Burgos parece que presagió el asesinato de Trujillo, ocurrido el 30 de mayo de 1961. Ella había muerto 8 años antes.  Aquí va el poema:

Himno de sangre a Trujillo 
 
Que ni muerto ni las rosas del amor te sostengan,
General de la muerte, para ti la impiedad.
Que la sangre te siga, General de la muerte,
hasta el hongo, hasta el hueso, hasta el breve gusano condenado a tu estiércol.
Que la sangre, la sangre
se levante y te siga.
Que la sangre que heriste por los caminos reales
se levante y te siga.
La sangre campesina, descolorida sangre, buena sangre violada,
que despierte y te siga.
La que muerta, aún vigila en un rostro de madre,
que despierte y te siga.
Que la sangre que muere por tu voz cada día
se levante y te siga.
Toda tu sangre, ronco general de la muerte,
toda tu sangre en fila para siempre, y gritando
para siempre, y siguiéndote,
toda tu sangre.

General Rafael, Trujillo General,
que tu nombre sea un eco eterno de cadáveres,
rodando entre ti mismo, sin piedad, persiguiéndote,
que los lirios se tapen sus ojos de tus ojos,
vivo y muerto, para siempre;
que las flores no quieran germinar de tus huesos,
ni la tierra te albergue:
que nada te sostenga, General, que tus muertos
te despueblen la vida y tú mismo te entierres.

Dictador. ¿A qué nuevos horizontes de crimen
vuelves hoy a apuntar tu mirada suicida?
Esa cumbre de muertos donde afianzas tu triunfo,
¿te podrá resguardar del puñal de la vida?
Ese pálido miedo que otra vez te levanta,
¿durará sobre el rostro de un mundo que te espía?
Dictador de ese hermoso pueblo dominicano
masacrado en tus ansias y dormido en sus iras,
¿de qué llevas tu cetro? ¿De qué sol te alimentas?
De los hombres que muerden tu nombre cada día,
del dolor que un gran lecho te prepara en sus brazos,
pero no de la espiga:
pero no de los ríos que limpiarán el polvo
por donde te paseaste, pisoteando la vida;
pero no de las manos de los niños que crecen
abonando de nuevos universos sus risas;
pero no del futuro, dictador de la muerte,
que tu burla a una tumba con desprecio se fija.

¡Maldición, General, desde el sepulcro en armas
que reclama tu vida;
desde la voz presente de los muertos que marchan
a polvorear de cruces tu insolente conquista!
¡Maldición desde el grito amplio y definitivo
que por mi voz te busca desde todas tus víctimas!
Sombra para tu nombre, General.
Sombra para tu crimen, General.
Sombra para tu sombra.


domingo, 2 de febrero de 2014

El anuncio que no se podrá ver en el Super Bowl


Hoy es el día del famoso Super Bowl del football americano, el evento anual con mayor audiencia de la televisión estadounidense.  Por lo mismo, incluye una competencia entre los anuncios comerciales que han costado 4 millones de dólares por cada espacio de 30 segundos. Ejemplo fidedigno del capitalismo feroz al servicio de un deporte típicamente americano que debería ser eliminado.


Pues bien, aprovechando esta ocasión, el NationalCongress of American Indians (NCAI) ha preparado un anuncio titulado "Proud to Be" para manifestar su repudio al uso de "Redskins" por parte del equipo de football de Washington DC.  Los indios americanos consideran que utilizarlos como "mascotas" es racista y ofensivo. 

A pesar de que hasta el presidente Obama ha dicho que deben cambiar el nombre, el dueño de ese equipo Dan Snyder se niega y hasta ha conseguido el endoso de supuestos jefes indios para probar que el nombre no es ofensivo.  Es tan cínico este hombre que dice que eso demuestra respeto y admiración por los indios americanos de acuerdo a lo publicado en Daily Kos

Así lo manifestaron los del NCAI en un informe titulado Ending the Legacy of Racism in Sports & the Era of Harmful ‘Indian’ Sports Mascots.   En el mismo explican que el nombre es tan ofensivo para ellos que se refieren siempre al nombre de ese equipo como R-skins.

El hermoso video preparado por el NCAI no podrá verse por televisión esta noche porque obviamente no tienen el dinero que cuesta.  Pero gracias a tantos medios alternos podemos verlo y es lo que les invito a hacer.  




(Agradezco a mi hija Ivonne Marie que me puso al tanto de este asunto.)