domingo, 25 de noviembre de 2007

El Gobernador en San Juan



Me refiero al famoso cuadro de José Campeche “Gobernador D.Miguel Antonio de Ustáriz" que luego de muchos años de estar en bóvedas o sacado para exposiciones temporeras, ahora está visible en todo su esplendor y en forma permanente en la Galería Nacional en el Viejo San Juan. Este lugar tiene que ser uno obligado para ir con la familia, para llevar gente que les visite de fuera o para sencillamente recrearse con una muestra de los clásicos del arte puertorriqueño para llenarse de orgullo. El edificio donde ubica, el antiguo Convento de los Dominicos, también es una obra arquitectónica para deleitarse.

Volviendo al cuadro de Campeche, es una verdadera joya de nuestro primer gran pintor. Muestra el momento histórico, para el 1791, de la primera pavimentación de las calles de San Juan. Es importante para quienes creen—por pura ignorancia-- que los estadounidenses lo trajeron todo en 1898 y que no había nada que valiera la pena antes de eso. Al que lo crea lo invitan a que vea en este cuadro la hilera de casas de dos pisos con decoraciones al estilo sevillano que se ven claramente en la ventana abierta a la calle y que existían más de un siglo antes de que éstos pisaran suelo boricua.

Es interesante la historia del cuadro. Estuvo perdido por mucho tiempo porque fue llevado a Madrid por la viuda de Ustáriz y luego pasó en herencia a los descendientes, terminando en Barcelona. Se dice que por mucho tiempo se creyó que era nada menos que uno de los de Goya. Me imagino que hasta que se vio claramente que el plano sobre la mesa que tiene agarrado con su mano izquierda Ustáriz dice “Plano de la Ciudad de San Juan de Puerto Rico”. No fue hasta el 1961 que el Instituto de Cultura Puertorriqueña logró asegurar el cuadro para disfrute y orgullo de todos los nacidos en esta tierra.

El cuadro, junto a las otras obras de Campeche, fue llevado nada menos que al Metropolitan Museum of Art en Nueva York en 1973. Nunca se me olvidará el orgullo que sentí cuando vi el enorme colgante en verde a la entrada de ese museo en plena Quinta Avenida anunciando la exposición. Fue así como nuestro pintor mulato que nunca salió del casco de su ciudad de San Juan y nunca pudo educarse formalmente en la pintura, logró llevar su obra a uno de los museos más importantes del mundo.

Vayan a ver al Gobernador.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Otro engaño del Gobernador Acevedo Vilá

Esta vez se trata de una artimaña pre-eleccionaria que es bien atractiva para jóvenes parejas: el subsidio de $25 mil para compra de una primera residencia. Suena a una oferta que no se puede rechazar. Así lo comentó la mayoría de participantes en programas radiales el otro día. Casi todos los analistas dijeron que iba a ser bien difícil que la Legislatura Penepé le votara en contra sin echarse en contra a mucha gente.

Sin embargo hoy sale la noticia de que dos académicos la vieron tal como es: una medida que a quienes beneficia es a los constructores y a los bancos, no al consumidor. La razón que aducen es que la medida ofrece una solución a algunos individuos sin solucionar el problema del precio de la vivienda en Puerto Rico. Veamos lo que dice la doctora Alicia Rodríguez Castro, catedrática de Economía de la UPR en un artículo en El Vocero:

‘‘Es una solución individual porque, si hay 12,000 viviendas (que no se han vendido), quiere decir que hay 12,000 personas que se van a beneficiar, y eso no es una solución al problema’’, dijo en entrevista telefónica con Prensa Asociada.

‘‘Otorgar ese crédito contributivo mantiene el precio de la vivienda alto, no baja los niveles de precio de las viviendas, que es lo que sería deseable para que aquellos que cualificaran para los créditos como los que no cualificaran se beneficien’’, agregó.


El planificador y también profesor José Rivera Santana ve la propuesta del Gobernador como una medida para sacar “a los constructores y a los bancos del atolladero en que se metieron tras construir viviendas más caras y en mayor cantidad de las que el mercado podía absorber”. Lo que sucedió fue que los constructores buscaron financiamiento para sus proyectos ‘‘sobre la base de que existían compradores para un rango de precios en las viviendas que, como todos vemos en la publicidad, exceden los 300,000 y los 400,000 dólares, y resultó que no”.

Se desprende de esta noticia que esa “equivocación” de los constructores (que a diario destruyen lo que queda de la naturaleza y el espacio en Puerto Rico) el Gobierno la quiere resolver no reduciendo los precios de las viviendas como debería. ¡Dios libre! Eso sería penalizar a los que sufragan las campañas eleccionarias. ¿A quién penalizan? Pues como siempre, al consumidor.

¿Saben quiénes ya han respaldado la propuesta del Gobernador? Pues la Asociación de Bancos, la Asociación de Banqueros Hipotecarios y la Asociación de Constructores de Hogares.

Nada más con el testigo.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Tremenda idea: ahora el periódico va a oler

Lo que nos hacía falta en Puerto Rico. El Nuevo Día anuncia que a partir de mañana van a publicar algunos anuncios con nada menos que olor. Así lee el parte de prensa de hoy:

Esta dinámica es precisamente la que vivirán los lectores de El Nuevo Día a partir de mañana, ya que el periódico ahora entre sus páginas pautará anuncios con olor. Así que no se sorprenda si al ojear el periódico siente el aromático olor del chocolate, sin necesariamente tener a su lado una barra del dulce o respira un sutil olor a fresas sin tener consigo la fruta.
Según Carlos Nido, vicepresidente de mercadeo de El Nuevo Día, la innovadora propuesta tiene alrededor de 50 olores diferentes que están disponibles para ser añadidos a las pautas. Desde aromas tan comunes como la manzana, la menta y hasta el olor del vinil o piel procesada.
McDonald’s y Ponderosa son los primeros clientes en adoptar la novedosa propuesta publicitaria, que convierte a El Nuevo Día en uno de los primeros periódicos en el mundo en presentarle a sus clientes esta alternativa.
Nido aclaró que para mantener la pureza de los olores y evitar que se confundan los aromas sólo se pautará un anuncio con olor por edición.


Mi pregunta es: ¿en qué ayuda a los lectores poder oler lo que leemos? Y mejor,
¿en qué contribuye ese añadido a mejorar la calidad de vida nuestra? ¿Por qué ese periódico no ayuda a resolver el problema de la basura en Puerto Rico eliminando el papel brilloso de los anuncios, que no es reciclable? Hoy la cantidad de basura que acompañaba al periódico era sencillamente pasmosa. Bastaría con decirle a los comercios que no se los van a distribuir y tendrían que cambiar la forma de publicar sus anuncios. Pero no, lo que se les ocurre es algo totalmente innecesario.

A propósito, ¿qué olor podría llevar el suplemento de Construcción? Obviamente a podrido..

Gracias a La Vida (Violeta Parra)

Un leve interludio por el día de hoy escuchando a esa maravillosa mujer Mercedes Sosa.

martes, 20 de noviembre de 2007

El ratón que rugió


Hay una obra famosa de un autor irlandés titulada “The Mouse that Roared” y eso fue lo que me vino a la mente con el asunto de la carta del Gobernador Aníbal Acevedo Vilá a Condoleezza Rice. En la obra, convertida en película en 1959, un pequeño ducado europeo le declara la guerra a los Estados Unidos pensando perderla para entonces recibir ayuda económica de éstos. Pero para sorpresa de todos, le ganan la guerra a la super potencia por puro accidente.

En este caso un gobernador de una isla pequeña, territorio no incorporado de los Estados Unidos, sintiéndose ofendido y maltratado por la nación dominadora, lanza un reto que debe tener bien asustada a la Secretaria de Estado. De acuerdo al parte de prensa de El Vocero:

Acevedo Vilá hizo la advertencia en una carta de seis páginas enviada a Rice. En su misiva, escrita sin muchos rodeos, Acevedo Vilá advirtió que si no se cambian los hallazgos de este informe, queda al descubierto que Estados Unidos ha mentido por 50 años ante la comunidad internacional y ante los puertorriqueños.

Fue en este contexto que lanzó la advertencia de que Puerto Rico no volverá a defender a Estados Unidos frente a países como Venezuela, Cuba e Irán, que cuestionan su relación con Puerto Rico. Catalogó como la "gran ironía" que cuando Estados Unidos es atacado en la ONU por su relación con Puerto Rico, él mismo los ha defendido explicando que la Isla no es un territorio desde 1953 y diciendo que los ataques no tienen fundamento.

"En el futuro, señora Secretaria, como resultado del insulto y engaño del Informe del Grupo de Trabajo de 2005, no me queda otro recurso que retirar nuestro usual respaldo a los Estados Unidos frente a las Naciones Unidas en este asunto", reza la carta enviada por el Gobernador


El asunto de la carta ha provocado reacciones de delirio por parte de los que respaldan al Gobernador porque se ha atrevido a enfrentarse con valentía a la nación más poderosa del mundo. A mí lo que me ha provocado es risa pensando en las risotadas de los que mandan ante tamaña amenaza. No soy la única. Eugenio(uno de los blogueros boricuas más leídos),ha sacado un post satírico que lo dice todo:

Según me dice el corresponsal de Contienda 2008 en Washington DC, Condoleezza Rice está que se muere de los nervios. Han tenido que medicarla ya varias veces desde recibió este contundente reto de nuestro gobernador. De un momento a otro sus médicos decidirán si es prudente mantenerla en la libre comunidad, y si deben internarla en algún hospital psiquiátrico en lo que pasa el fuerte choque emocional. Hay un consenso en la capital federal de que Rice, con esto, no podrá continuar en su cargo lo que resta del término del régimen Bush.

La pregunta es, ¿y si el Gobernador gana la guerra? En realidad, no hay forma de coger el asunto en serio.

lunes, 19 de noviembre de 2007

En el día de la puertorriqueñidad rindo homenaje a Don Diego de Torres Vargas

Esta es Señora una pequeña islilla
falta de bastimentos y dineros,
andan los negros como en ésa en cueros
y hay más gente en la cárcel de Sevilla
(Fragmento del soneto de la "Carta-relación" del Obispo Fray Damián López de Haro, 1644)

Hace varios años una vecina me llamó indignada por una conferencia que había escuchado en la Casa de España la noche antes. Me contó que un profesor español había “despotricado” contra Don Diego de Torres y Vargas y que de paso había insultado a los escritores e historiadores puertorriqueños. Según ella, ese profesor decía que no era cierto lo que habían dicho los historiadores puertorriqueños sobre el famoso canónigo en cuanto a que hubiese sido secretario de Don Damián López de Haro y por tanto que no era posible que hubiese conocido el contenido de la famosa “Carta-relación” de este obispo. Lo que más rabia le dio fue no poderle contestar porque ella no sabía exactamente de qué rayos hablaba el conferenciante. Por eso la llamada, para que yo la ilustrara y poder reaccionar mediante carta o para al menos estar preparada para la próxima vez que viniera esa persona a hablarle al grupo en esa institución. Era obvio que sentía que su “puertorriqueñidad” había sido agredida y lo que más le ofendía era que el que se atreviera hacerlo no fuese puertorriqueño. Demás está decir que me transmitió el coraje y procedí a prepararle un escrito resumiendo lo que conocía entonces sobre la famosa controversia entre ambos escritores del siglo diecisiete.

Tiempo después fui invitada por Don Ricardo Alegría a ofrecer el curso introductorio sobre Historia de Puerto Rico a nivel de maestría en el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe. Para preparar el prontuario me adentré en la Internet para buscar materiales recientes y me dio por buscar bajo el nombre de Don Diego de Torres y Vargas. Para mi sorpresa encontré el título: “¿Fue el canónigo Diego de Torres y Vargas secretario del obispo Don Damián López de Haro?” y por fin conocí el nombre del profesor que tanto había consternado a mi amiga: Dr. Pío Medrano Herrero. La lectura de ese artículo me provocó tanto coraje como a mi amiga. No porque el contenido estuviese errado. No cabe duda alguna de que prueba que nuestro canónigo no fue secretario del obispo aunque difiero de la conclusión a la que llega de que por tanto no pudo haber sabido el contenido de la “Carta-relación”. El problema es el tono utilizado por el autor.

El Dr. Medrano Herrero comienza con un largo listado de escritores puertorriqueños a los cuales acusa de no haber hecho investigación suficiente por haber afirmado durante un siglo que Torres y Vargas fue secretario de López de Haro y que por tanto tuvo conocimiento de la “Carta-relación” la cual refuta en su “Descripción de la isla y ciudad de Puerto Rico” varios años después. Al demostrar que no lo fue concluye que “con ello se desmorona todo el tinglado, carente de bases y sentido, montado en la historiografía puertorriqueña sobre la secretaría episcopal a cargo de don Diego”. ¿Era necesario el uso de “tinglado”? ¿Porqué ese tono de prepotencia?

La curiosidad por saber la razón para esa reacción de este autor me llevó a leer el libro que le publicó Plaza Mayor bajo el título de Don Damián López de Haro y don Diego de Torres y Vargas, dos figuras del Puerto Rico Barroco. En el título lucen iguales pero en el contenido el autor cae en lo mismo que critica pues su antipatía hacia el criollo le hace buscar todo lo que pueda para hacer decaer su figura en contraposición con el obispo toledano a quien tanto admira.

En la Introducción al libro Pío Medrano parte del hecho cierto de que fray Damián ha tenido “mala prensa en la historiografía puertorriqueña debido al contenido de su “Carta-relación de 1644” mientras que la figura de don Diego “tal vez se haya mitificado”. Medrano además dice que ha tratado de “evitar los juicios subjetivos para no caer en lo que se critica” (lo cual no logra) y que se ha “esmerado en probar todo lo que digo” (lo cual logra a medias).

Lo malo es que aprovecha para atacar a los historiadores puertorriqueños de quienes duda que puedan hacer una crítica científica” (¿no sabe que ya el positivismo se superó?) de López de Haro, sin dejarse “llevar de desahogos emotivos y de resentimientos, reflejo de un fanatismo trasnochado, un subjetivismo a ultranza y una ignorancia supina”. Como si no fuese suficiente el exabrupto (¿y no y que iba a evitar “juicios subjetivos”?) en la nota al calce cita a Huerga cuando dice que “hay historiadores que escriben a golpe de prejuicios, en vez de hacerlo a enjundia de documentos” y entre esos escritos se encuentran los “asertos calamitosos y miopes” de Jalil Sued Badillo (p.122, nota 324). Al hacer suya esa frase está insultando a uno de los más importantes historiadores puertorriqueños, al cual debemos una nueva mirada a la historiografía sobre el tema de la esclavitud y del Puerto Rico negro, mucho más importante que si hubo equivocación al adjudicar una secretaría o unas fechas por encima de otras (como por ejemplo el año en que murió Torres y Vargas que usa Medrano para caerle encima a Coll y Toste por ser la fuente de la “patraña” de dar una fecha errónea).

La segunda parte del libro, la más larga, está dedicada enteramente a don Diego de Torres y Vargas. Es una pena que el prejuicio hacia el canónigo criollo, tan evidente en el autor (por más que lo trate de disimular), desmerezca ante los lectores nacidos en esta patria, el mérito de tanta documentación inédita que se incluye (y que el autor no repara en señalar que algunos de éstos tendrán que incluirse en futuros libros). Como historiadora aprecio sobre todo las cartas (páginas 255-278) que contribuyen a ampliar nuestros conocimientos sobre la situación de San Juan y de la isla entera en la segunda mitad del siglo diecisiete.

El prejuicio hacia Torres y Vargas comienza desde que tiene que aceptar que el prelado nació en Puerto Rico pues “parece difícil negarlo según los datos de que disponemos” (p.131). ¿Y porqué habría que negarlo? Da la impresión de que hurgó en los documentos para ver si podía probar que no era criollo pues eso sí hubiese sido escandaloso. Lo próximo es criticar a todos los escritores e historiadores puertorriqueños, de la talla de Isabel Gutiérrez del Arroyo, que han usado el término “puertorriqueño” en lugar de “criollo” al referirse a don Diego. Francisco Scarano se salva, pero en la cita en la que Medrano expande la alusión al texto de este historiador lo critica por “exagerar el grado de nobleza del canónigo”. Medrano aclara que don Diego no proviene de una familia criolla (puesto que el padre nació en La Mancha) pero le molesta lo de “prominente”. Concluye con el despectivo: “Don Diego no pasó de ser un hidalgo corriente”.

Alude entonces a otra de las aseveraciones que han hecho muchos escritores en el sentido de adjudicar a don Diego el haber sido el primero en referirse a Puerto Rico como “la patria”. Aparte de que prueba que no es cierto de que fue el primero (pues fue Juan Ponce de León II quien lo hizo en 1579), pasa entonces a tratar de probar que no pudo ser Puerto Rico “la patria” a la que se refiere don Diego. Esto no lo logra por más que intenta con varios ejemplos y definiciones con los que no convence. Asegura además que en el siglo diecisiete no había distinción entre peninsulares y criollos. Si no la había, ¿porqué la prohibición de que se reclutaran soldados nacidos aquí para la guarnición del Morro? Fue precisamente en 1650 que, según relata Salvador Brau en su Historia, el Rey regañó al gobernador Riva Agüero por haber reclutado naturales, con todo y que lo hizo para evitar que todos los soldados fuesen portugueses y por tanto desleales a España.

Pasa entonces a trazar toda la ruta de don Diego a partir de sus estudios en Salamanca hasta su regreso a Puerto Rico en 1642 luego de ser nombrado canónigo de la Catedral de San Juan por Felipe IV. Sin embargo, hay un empeño en desmerecer al canónigo puertorriqueño (para acabar con lo que llama la “idealización” que los historiadores puertorriqueños han hecho de la figura de don Diego) a todo lo largo de su escrito enfatizando siempre su ambición y su búsqueda de riquezas para concluir, en una nota al calce, que la “verdad histórica es que no fue ni tan santo, ni tan humilde, ni tan decidido, como ya hemos visto” (p.269, nota 373). Por supuesto, siempre para contrastar con la maravilla que fue don Damián.

El título de uno de los capítulos es “Breve historia de una soberana reprimenda” y se refiere a una instancia en que don Diego procedió en contra de lo establecido por la propia Corona y se llevó un regaño de Felipe IV. Al explicarse la actuación de Torres y Vargas Medrano dice reconocer “la astucia y habilidad de nuestro personaje” porque “pensando en un futuro personal más prometedor, se lavó las manos en el asunto y, en esa ingrata encrucijada, arrancó por la vía de en medio”.(p.225). Los que somos de aquí nos reconocemos en don Diego pues su actuación fue una de las tantas tácticas de resistencia desarrolladas por nuestro pueblo a lo largo de cinco siglos de coloniaje.

No cabe duda de que Pío Medrano prueba, a base de documentación hasta ahora desconocida, que es un error continuar afirmando que Torres y Vargas fue secretario de López de Haro pues el obispo toledano trajo consigo a su secretario en la persona de Sebastián de Avellaneda, el “religioso” que menciona en su “Carta-relación..” Sin embargo sus tajantes conclusiones no se desprenden de su gran descubrimiento.
¿Cómo puede afirmar categóricamente que “no existe ni el más mínimo indicio” de que don Diego pudo haber leído la Carta-relación? Pero asumiendo que no la hubiese leído, eso no lleva a la conclusión de que no pudo enterarse del contenido de otra manera.

En primer lugar el canónigo estaba muy cercano al Obispo en la catedral como para no darse cuenta de la actitud prepotente del toledano, que no debe haber ocultado el disgusto de estar en una diócesis muy poca cosa para él. Torres y Vargas en su Descripción alude a dos escritos del obispo: uno sobre los resultados del Sínodo Diocesano y una carta que López de Haro había enviado al Papa en 1646 sobre los problemas de los indios en la Margarita, provincia que estaba bajo el obispado de San Juan y donde en ese momento se encontraba el obispo. No es de extrañar que de la misma manera que supo el contenido de esta carta pudo haberse enterado de la anterior a Díez de la Calle.

En segundo lugar, hay una relación entre Díez de la Calle y la obra de ambos autores. Este secretario de la Nueva España en el Consejo de Indias publicó en 1646 una obra en la cual usa los datos suministrados por López de Haro en su Carta-Relación. Torres y Vargas la había leído pues comenta que falta una referencia en particular. Pero más aún, en el addenda al final de su Descripción, Torres y Vargas dice que va a incluir “algunas cosas que el Señor Secretario, Juan Diez de la Calle y el Maestro Gil González, avisaron iba falta la que llegó a sus manos, de esta Isla de Puerto Rico,y de los anexos de este obispado”. Si la persona a la cual le ha escrito López de Haro ha dicho que faltaban cosas en la anterior descripción, ¿no es lógico pensar que Torres y Vargas fue enterado del contenido de lo enviado por el Obispo?

El contenido de la obra de Torres y Vargas demuestra que quiso rectificar la errónea visión transmitida por López de Haro a Díez de la Calle y se esmeró en una descripción detallada a un cronista que eventualmente escribiría sobre Puerto Rico. Su apasionado amor por su patria lo llevó a exagerar todo lo bueno y a disminuir lo negativo en un obvio intento por balancear el cuadro tan pesimista que había dado el obispo.

Medrano no logra demostrar que el hecho de no haber sido secretario del Obispo hace imposible que don Diego haya conocido el contenido (o al menos el tono) de la Carta-relación del mismo. Por tanto, seguiré creyendo que su crónica sí fue una refutación de lo escrito por fray Damián.

Me imagino que para este señor caeré en el saco de los historiadores que siguen creyendo en “patrañas”. O a lo mejor me dice "¿Por qué no te callas?"

sábado, 17 de noviembre de 2007

La lista de la CIA

En el programa de "Fuego Cruzado" de ayer viernes por la tarde, Ignacio Rivera sacó a relucir la nueva lista de países identificados como colonias por la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de la cual fue agente(¿dejan de serlo alguna vez?). Fue lo único que escuché. Me metí a buscar de inmediato en la página de la CIA en Internet y me imagino que a esta lista es que se refirió Ignacio. Precisamente fue actualizada hace dos días. Aparecen los países con sus colonias o "dependencies". Al final están las 14 de los Estados Unidos entre las cuales está Puerto Rico.

DEPENDENCIES AND AREAS OF SPECIAL SOVEREIGNTY

6 Australia - Ashmore and Cartier Islands, Christmas Island, Cocos (Keeling) Islands, Coral Sea Islands, Heard Island and McDonald Islands, Norfolk Island

2 China - Hong Kong, Macau

2 Denmark - Faroe Islands, Greenland

9 France - Clipperton Island, French Polynesia, French Southern and Antarctic Lands, Mayotte, New Caledonia, Saint Barthelemy, Saint Martin, Saint Pierre and Miquelon, Wallis and Futuna

2 Netherlands - Aruba, Netherlands Antilles

3 New Zealand - Cook Islands, Niue, Tokelau

3 Norway - Bouvet Island, Jan Mayen, Svalbard

17 UK - Akrotiri, Anguilla, Bermuda, British Indian Ocean Territory, British Virgin Islands, Cayman Islands, Dhekelia, Falkland Islands, Gibraltar, Guernsey, Jersey, Isle of Man, Montserrat, Pitcairn Islands, Saint Helena, South Georgia and the South Sandwich Islands, Turks and Caicos Islands

14 US - American Samoa, Baker Island*, Guam, Howland Island*, Jarvis Island*, Johnston Atoll*, Kingman Reef*, Midway Islands*, Navassa Island, Northern Mariana Islands, Palmyra Atoll*, Puerto Rico, Virgin Islands, Wake Island (* consolidated in United States Pacific Island Wildlife Refuges entry)


La realidad cruda de nuestra situación colonial se revela por aquellos que “saben”. Esta publicación, junto a la persecución de los "federales" contra el Gobernador y su partido, ¿será para que el pueblo finalmente se dé cuenta y prefiera la soberanía? A saber..

viernes, 16 de noviembre de 2007

El Vocero está del mero

No sé si se han fijado que este periódico, que había dado un giro positivo en los últimos tiempos y representaba una alternativa frente a El Nuevo Día, parece haberse enfilado directito hacia la derecha —al menos en la parte noticiosa- luego de la muerte de su dueño Gaspar Roca. Los que teníamos esperanzas de que su viuda asumiera el control, porque conocemos sus capacidades y su compromiso con el país, las hemos perdido. Parece que otros controlan (aunque extrañamente no aparece nombre alguno en el periódico) y parece que son incondicionales de los desarrolladores. Sobre todo con el titular y extenso artículo de ayer sobre Tito Kayak y el editorial y caricatura de hoy sobre el mismo tema.

En el titular de ayer : ¿Quién financia a Tito Kayak? NEBULOSO respaldo económico a sus actividades de protesta, obviamente se echa manchas sobre el joven ambientalista. Fue una táctica burda y siniestra para que se discutieran los supuestos –y tétricos-auspiciadores de Tito (como ocurrió en algunos programas de discusión por la radio) y no su valentía y entrega a las causas que importan a muchos en el país. Pero sobre todo, se buscaba alejar la discusión sobre la ilegalidad de la construcción de Paseo Caribe.

El editorial de hoy, escrito por Edith Seda (según averigué llamando a la redacción) insiste en destruir la reputación de Tito Kayak bajo el título de “Todo tiene su razón de ser”. Dice en parte lo siguiente:

Pero, al parecer las actividades de Tito Kayak tienen otro objetivo, definido por sus propios intereses y por los de las personas que lo apo-yan de diversas maneras. Una de las cosas que más llama la atención es cómo un ciudadano que vive en un país que atraviesa el estado de crisis económica que nos afecta a todos en Puerto Rico, se puede dar el lujo de estar semanas trepado en una grúa sin realizar trabajo que le merezca una remuneración económica, o arrestado porque cometió una violación de ley, para lo que además necesita contar con defensa, que también resulta onerosa.

¿Cuáles son esos “propios intereses” que se supone tenga Tito Kayak? ¿No estaría mejor, mucho más cómodo y seguro haciendo otra cosa menos peligrosa que la que hizo? ¿A quién rayos se le puede ocurrir que es un “lujo” el estar semanas trepado en una grúa? ¿Qué le molesta a El Vocero, que Tito no reciba remuneración económica por lo que hace? ¿En qué quedamos? Por otra parte no es cierto que la defensa “resulta onerosa” porque estoy segura de que todos los abogados de Tito lo hacen de forma gratuita.

La caricatura de Arturo Yépez está peor: pone a Tito al nivel de Toño Bicicleta -un delincuente forajido de la justicia por muchos años. No está nada graciosa la comparación.

Lo siento señores de El Vocero. Se les nota la costura y no convencen con su postura de defensa del “patrimonio cultural”. El único que se ha atrevido a llevar a cabo una verdadera defensa de ese patrimonio en los últimos tiempos, a riesgo de su salud y hasta de su vida, es Tito Kayak. Lo que tiene que molestarles es que se haya convertido en un héroe popular. Por eso el burdo ataque.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Conclusiones del Tribunal del Pueblo

El blog titulado “ConBrevedad" (http://conbrevedad.blogspot.com) nos insta a todos en la blogosfera nacional a dar a conocer el laudo final del Tribunal del Pueblo en el día de ayer. Con gusto me uno, porque estoy totalmente de acuerdo con dichas conclusiones y recomendaciones las que reproduzco a continuación:

1. Los terrenos donde se desarrollan los edificios conocidos popularmente como Proyecto Paseo Caribe, cinco en total, son de dominio público por su origen, naturaleza y trayectoria, y se rigen así por disposición de la Constitución y el Código Civil de Puerto Rico. Dichos terrenos son entonces, bienes fuera del comercio, no enajenables e imprescriptibles.

2. Igualmente ello es así para el predio donde enclava el Hotel Caribe Hilton y todas sus estructuras y facilidades anejas como Caribe Village and Casitas, su estacionamiento, la torre adicional, el spa, las piscinas, etc. Estos terrenos son todos integrantes del Parque San Jerónimo y las Defensas Militares de la Ciudad Murada de San Juan, cedidas en soberanía por España a los Estados Unidos por virtud del Tratado de París de 1898, y por Estados Unidos al Gobierno del Pueblo de Puerto Rico a través de leyes orgánicas coloniales y de leyes congresionales especiales.
El Hotel Caribe Hilton fue construido por el Gobierno del Pueblo en 1947-1948 sobre un predio propio sujeto a arrendamiento por el cual pagó. Su carácter de Dominio Público consta expresamente en legislación y autos registrales y notariales, así como en documentos del Poder Ejecutivo de diversas épocas anteriores a la Constitución.
Todas las transacciones de cesión o compraventas sobre estos terrenos de Dominio Público — que exceden las 23 cuerdas— así como sus inscripciones registrales sobre titularidad, son nulas desde su origen. El Estado debe iniciar la acción necesaria para anular la venta de la estructura y el terreno del Hotel Caribe Hilton a la empresa Hilton International.
Estos terrenos siguen siendo de Dominio Público pues no se ha producido, ni por su naturaleza podría producirse en ningún momento la Desafectación de su carácter de dominio público. Para convertirlos en bienes patrimoniales como pretende el desarrollador, se require legislación particular, según el Código Civil y la Constitución del Estado Libre Asociado, en todo caso que fuera susceptible de ello, lo cual no es el caso ni ha ocurrido.

3. El Estado debe requerir la demolición de toda estructura que afecte directamente el área de deslinde de las servidumbres legales, tales como las piscinas y el proyecto Village and Casitas, el edificio sobre la Primera Línea de Defensa frente a la bahía del Boquerón, y el que obra sobre la Calle Palmeras. Todas estas estructuras se han eregido sobre bienes de dominio público. La Calle Palmeras y Calle Rosales deben ser restituidas a su estado anterior, a cargo de las empresas y entidades responsables. De éstas no hacerlo, siempre observando el debido proceso administrativo, el Estado deberá proceder a la demolición de las estructuras mencionadas con cargo a los responsables. Esto no admite excepción en virtud del Estado de Derecho y su riguroso cumplimiento. Lo contrario sería evidencia clara de doble vara y aplicación caprichosa del régimen de ley.

4. El Poder Ejecutivo del Estado Libre Asociado de Puerto Rico debe, por lo tanto, iniciar diligentemente todas las medidas y recursos administrativos y judiciales que procedan para detener la etapa de construcción de las obras restantes, y reivindicar la titularidad y propiedad de la totalidad de los terrenos cedidos en 1898 que comprenden el Parque San Jerónimo.

5. Respecto a las otras edificaciones, deberá conducir el Estado un debido proceso de evaluación que permita salvar el interés público y el de terceros de buena fe que pudiera haber.

6. El Estado debe tomar de inmediato todas las medidas que requieren las leyes y reglamentos violados para asegurar el patrimonio histórico, cultural y arqueológico nacional afectado por el Proyecto Paseo Caribe y el Hotel Caribe Hilton.

7. El Secretario de Justicia no puede reconocer validez alguna y debe dejar sin efecto por ser contrario a Derecho, su Opinión de octubre de 2002 sobre la naturaleza de estos terrenos en la que concluyó que son de naturaleza patrimonial.

8. El Secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales debe proceder de inmediato al deslinde de la zona marítimo terrestre en toda el área del Parque San Jerónimo.

9. El Estado debe ordenar la suspensión, anulación y consideración de todo trámite administrativo otorgado o pendiente sobre toda fase del Proyecto Paseo Caribe.

10. El Estado debe iniciar la investigación correspondiente sobre la responsabilidad administrativa, civil y/o criminal, y ética profesional de funcionarios públicos, abogados notarios y Registradores de la Propiedad, así como de entidades y personas privadas involucradas en el Proyecto Paseo Caribe.

11. El Estado deberá requerir que se imponga responsabilidad por las violaciones que se determine bajo el Reglamento 23 de la Junta de Planificación y otras leyes especiales.

12. Este Tribunal reconoce el derecho del Pueblo de velar por el cumplimiento de las recomendaciones que aquí se formulan, tanto como su derecho a proteger su patrimonio natural, histórico y arqueológico, mediante las medidas judiciales, civiles o de expresión pública necesarias y garantizadas por nuestra Constitución.

El Unicornio Azul de Silvio

En este día repleto de tensión, ansiedad y especulaciones en el país me resisto a comentar lo que ocurre. En lugar de añadir a la cacofonía, al menos por el momento quiero compartir mi canción favorita con ustedes. Para cogernos un break..

martes, 13 de noviembre de 2007

Un asesinato político que sigue impune


Hace unos años, cuando presidía la sección de Historia del Ateneo Puertorriqueño, organicé una serie de tertulias alrededor del tema del Asesinato político en Puerto Rico. Fueron seis conferencias que abarcaron desde los asesinatos en el siglo XIX de los periodistas José Pérez Moris (conservador) y Juan Francisco Terreforte (liberal) hasta los asesinatos en el Cerro Maravilla. Las conferencias fueron bien controversiales y generaron mucha noticia en los periódicos. Por suerte, para quien interese, la serie fue publicada por el Ateneo en Cuadernos del 98 y se puede conseguir en casi todas las librerías, además del propio Ateneo.

La serie estuvo incompleta, como aclaro en la introducción del libro, porque hubo dos temas que no pude abarcar: el asesinato de Santiago Mari Pesquera (1976)y el de Carlos Muñiz Varela (1979). En aquel momento (1995) no conseguí a nadie que hubiese trabajado en forma seria esos dos casos. Hoy día se podrían haber incluido y debería hacerse en el propio Ateneo.

Al final de las conferencias llegué a la conclusión de que el asesinato político por su propia naturaleza nunca se esclarece y el asesino casi nunca paga por el crimen. Generalmente se niega la motivación política y los hechos se rodean de gran secretividad o se encubren. Miren ustedes la muerte de John F. Kennedy cuyo aniversario 44 se cumple este mes. Nunca se sabrá la verdad y el que crea que el asesino fue Oswald debe o quiere ignorar la historia.

En el asesinato de Muñiz Varela se han conocido los pormenores gracias al testimonio del ex-coronel Alejo Maldonado. Pero el presunto responsable, Julito Labatut, nunca fue acusado y por el contrario fue homenajeado por la Legislatura penepé (lo que motivó el motín en el Capitolio). Murió antes de que se hiciera justicia.

Esa historia se debe conocer y por eso felicito al Canal 6 y al equipo de producción de "Prohibido olvidar" que se han atrevido a hacer un programa sobre este joven cubano asesinado a los 26 años por promover el diálogo con Cuba. El programa se presentará mañana a las 7:30 de la noche.

lunes, 12 de noviembre de 2007

En homenaje a Tito Kayak

Ya he escrito bastante en este blog sobre el asunto de Paseo Caribe. Hoy lo único que se me ocurre es rendirle homenaje a Tito Kayak con esta canción de Silvio Rodríguez titulada "El elegido". No importa que muchos le consideren desquiciado y quisieran que acaben de bajarlo de la grúa. Los desquiciados son los que permiten que siga la construcción de ese adefesio por intereses monetarios. Necesitamos no uno, muchos Tito Kayak en este país asediado por la avaricia de tantos.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Un cuasi monarca local

¿Vieron que tenemos a "su majestad" en el Senado de Puerto Rico? De acuerdo a una noticia en El Nuevo Día de hoy domingo, Jorge De Castro Font le gritó "¡cállese, cobarde!" a Cirilo Tirado cuando éste le reclamó por un turno de privilegio. Eso, mientras De Castro Font actuaba como presidente interino del Senado. No creo que fue porque viera ayer al Rey Juan Carlos de Borbón mandando a callar a Hugo Chávez en vivo y a todo color. Estoy segura de que Jorgito no lee El País. Jorgito no lee, punto.

¿Cuál fue la reacción del presidente en propiedad del Senado luego de ese incidente? Según la periodista Carmen Arroyo Colón, Kenneth McClintock comentó que:

“hemos visto en el día de hoy un debate vigoroso aquí. No estoy seguro en cuanto a qué, pero hubo un debate vigoroso, como ha habido en torno a medidas que se han discutido esta semana en el Senado de Puerto Rico. Esos debates vigorosos se dan porque tenemos un cuerpo de leyes con instituciones debidamente constituidas, porque tenemos una inmunidad parlamentaria que nos da una gran libertad para expresarnos en este hemiciclo”.

"Ñañito" se cree rey pues en el reino de los idiotas el estúpido manda.

sábado, 10 de noviembre de 2007

El Rey de España pierde la chaveta frente a Chávez

Anda pa’l cará. Acabo de ver el video en el que aparece claramente el Rey Juan Carlos apuntando con el dedo a Hugo Chávez y gritándole “¿Por qué no te callas?” Algo nunca antes visto. Eso, en plena sesión plenaria de la XVII Cumbre Iberoamericana que se estuvo celebrando en Santiago de Chile. Las noticias de El País dan la impresión de que aquello hubiese terminado como el rosario de la aurora si Michele Bachelet no logra calmar los ánimos. Este es el parte de prensa sobre el incidente de hoy:

Intervenía Zapatero en la última sesión plenaria de la cumbre, precisamente para contestar a la primera intervención de Chávez, en la que el dirigente venezolano insistía en descalificar a Aznar. Desvelando algunas conversaciones que tuvo con él en la visita de Aznar a Venezuela en 2002, Chávez ha rematado su discurso diciendo que "una serpiente es más humana que un fascista o un racista; un tigre es más humano que un fascista o un racista".
Ante estas palabras, Zapatero ha exigido de nuevo "respeto" para el ex presidente español. "Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto", decía. Mientras, Chávez, no paraba de hablar, intentando interrumpir, defendiendo su derecho a expresar su opinión. Entonces, el Rey, visiblemente enojado, insta a Chávez a dejar hablar a Zapatero con un sonoro y enojadísimo "¿Por qué no te callas?", levantando la mano en dirección a Chávez. Entonces, interviene la presidenta chilena, Michelle Bachelet, que pide que no se entable conversaciones particulares: "por favor, no hagamos diálogo, han tenido tiempo para plantear sus posiciones".


Aparentemente ya había un clima de tensión por las muchas críticas a empresas españolas de parte de Chávez y de Kirchner avaladas por Ortega y por el cubano Lage. Luego del incidente con Chávez el Rey se levantó y abandonó furibundo la sesión. La presidenta de Chile entonces tuvo que ir a convencerlo de que regresara posteriormente para participar en la ceremonia de clausura de la Cumbre.

Es obvio que Chávez no olvida ni perdona la intervención del ex-presidente español José María Aznar en el fallido golpe de estado en su contra en el 2002. La reacción a sus planteamientos por parte del rey Juan Carlos parece desmedida aunque uno sabe que no puede echarse en contra a los del Partido Popular. Sin embargo, para mí, antimonárquica como todos los boricuas, me recuerda la razón por la cual en este hemisferio no se quieren reyes. Haría bien el Rey en quedarse en España la próxima vez o aprender a controlar ese mal genio borbón. ¿Y ustedes qué piensan?

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Voces de la Cultura 2


Este próximo viernes 9 de noviembre se presenta el segundo tomo de Voces de la Cultura, en carpeta blanda, en la librería Borders de Plaza las Américas. El libro fue presentado por primera vez en diciembre pasado en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. En el programa de La Voz del Centro del domingo se ofreció un programa especial que consistió en una edición de esa presentación que ya se puede escuchar en internet.

Esa es la ventaja que tiene este proyecto concebido y producido por Ángel Collado Schwarz : pueden escucharse las entrevistas semanalmente los domingos por la noche por WKAQ, pueden buscarse en la página web y también leerse en las publicaciones bajo el título de Voces de la Cultura. Es así como la cultura puertorriqueña nos penetra por todos los sentidos en este genial proyecto educativo que incluye visitas a las escuelas y varias publicaciones para niños. El nombre le viene bien a Collado Schwarz. Se ha convertido en un ángel de la cultura puertorriqueña.

Aunque en el tomo segundo se incluye una de mis entrevistas, no pude asistir a esa presentación, pero acabo de escuchar el programa de la grabación de dicha actividad en internet. Al escucharlo me doy cuenta de que fue un buen segundo bautizo, como alguien se refirió a la actividad que abrió con la bienvenida de Efrén Rivera Ramos como Decano de dicha Escuela. Aludió a que era lógico presentarlo allí porque en este volumen abundan las referencias jurídicas. A pesar de que no lo mencionó, una de esas referencias es precisamente la entrevista que le hizo Collado a Rivera Ramos sobre los Casos Insulares , tema del cual nadie ha publicado algo mejor que su libro The Legal Construction of Identity , que espero sea traducido pronto.

Le siguió Antonio “Toño” Martorell con unos comentarios introductorios. Nuestro insigne artista plástico comenzó señalando que el libro es provocador del conocimiento y una “rica polifonía..,orquestada por un insaciable conversador--Angel Collado Schwarz--de voces impresas e ilustradas por un texto paralelo de imágenes elocuentes del equipo de diseñadores de Carimar". No es un libro de “memoria rescatada” porque según Martorell es imposible olvidar lo que nunca se ha sabido. Dijo que al escuchar estas voces y leer este libro nos percatamos de nuestra ignorancia y por eso concluye que es preciso "devolverle voz a la voz" en un disco para poderlo escuchar en el tapón de la tarde.

El primer presentador fue José Julián Álvarez quien mencionó que el programa (La Voz del Centro) es un oasis creado en la radio puertorriqueña, que dijo es realmente un instrumento de ruido. Se refirió en primer lugar a la excelente introducción de Edgardo Rodríguez Juliá pero escogió hablar precisamente de las cuatro entrevistas que nuestro famoso escritor dijo eran “de un bizantinismo exquisito en sus detalles”. Éstas fueron: el Tratado de París (por Antonio Fernós), los Casos Insulares, la Ciudadanía Americana (Jorge Rodríguez Beruff) y el Tribunal Supremo (Lino Saldaña). En cada caso hizo alusión a los puntos más relevantes y novedosos de los temas.

La segunda presentadora fue la siempre admirada escritora Magali García Ramis quien hizo gala de su dominio del lenguaje y su humor de siempre. Inició su relato con el “había una vez un libro” para abordar en primer lugar el deleite con el libro como objeto. Es decir, el libro y su hechura y el deseo que tenemos por disfrutar la palabra escrita con todos los elementos visuales que la acompañan, incluyendo una bandera puertorriqueña que parece realmente de tela en la página 85. Escoge entonces dos de las entrevistas luego de mencionar algunas que le parecieron especialmente novedosas como la de Córdova Iturregui sobre Manuel Alonso, la del Dr. Eduardo Rodríguez Vázquez sobre Betances, la de Jorge Rodríguez Beruff, y la mía sobre el Pacto con Sagasta entre muchas otras. Destaca como favoritas suyas las de Rafael Bernabe sobre Nemesio Canales y la entrevista sobre el Obispo Antulio Parrilla (en la que participó el nunca olvidado Padre Borges). Finalmente Magali alude a la labor del equipo Carimar quienes son los responsables de la belleza del libro que según ella indaga en forma distinta el universo de nuestra cultura y que es “demasiado grande para leerlo en la cama, demasiado hermoso para pasarlo por alto y demasiado nuestro, afortunadamente”. Coincido totalmente con Magali.

El tercer presentador fue Luis F. Camacho quien señaló que Collado ha conjugado múltiples talentos y que el libro es un verdadero regalo al pueblo puertorriqueño. Citó a Mercedes López Baralt quien en la presentación del primer tomo dijo que es un “valioso instrumento en la construcción de la identidad nacional”.

El licenciado Camacho escogió tres de las entrevistas: la de Juan Mari Bras sobre las convergencias entre Pedro Albizu Campos y Luis Muñoz Marín; la de Fernós sobre el Tratado de París y la mía sobre el Pacto con Sagasta. Camacho señaló que hay discrepancias entre Fernós y yo en cuanto a los efectos del Pacto y que debería haber una “mesa redonda o cuadrada” para confrontar ambas posiciones. Por mi parte estoy disponible.

Esta presentación en diciembre pasado fue el primer bautizo de la segunda criatura de Ángel Collado Schwarz y los padrinos asumieron su rol con mucho amor y con mucho honor. El viernes próximo a las 7pm será entonces la presentación informal de la obra en carpeta blanda. Collado nos ha invitado a mi esposo y a mí a acompañarle en esta actividad. Están todos invitados al conversatorio y espero que colaboren con este proyecto de tanta importancia comprando el libro. Será un hermoso y apreciado regalo de Navidad.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Casa Aboy en peligro de cierre

Aunque parezca increíble, otra institución importante se ve amenazada en este país por falta de fondos. Digo increíble porque, de nuevo, fondos hay sin límite para tantas otras cosas menos importantes. Sobre todo para publicidad, auto-bombo y buena vida para los que gobiernan.

Esta vez le tocó a Casa Aboy, un centro cultural que opera hace tres décadas en una hermosa casa en Miramar. La estructura fue rescatada de una segura destrucción y declarada Monumento Histórico Nacional. Todo gracias al esfuerzo de un grupo de personas que han trabajado en forma voluntaria, sin cobrar un centavo, bajo el liderato de una gran puertorriqueña, la amiga Marisa Rosado.

Hoy martes la Junta de Directores de Casa Aboy convoca al público en general para explicar las razones por las cuales se ven obligados a cerrar. En el comunicado a los amigos explican que tienen un contrato de arrendamiento con el Gobierno de Puerto Rico que es el dueño de la propiedad. Dice Marisa Rosado lo siguiente:

Hemos escrito al Gobernador y a Legisladores, se han tocado muchas puertas para evitar el inminente cierre de Casa Aboy pero todos los reclamos han caído en oídos sordos.

Es por las razones antes expuestas que hemos suspendido las ya tradicionales Promesas de Reyes y todas las actividades programadas para el primer semestre del año 2008.

Les invitamos a acompañarnos el día 6 de noviembre a las 11:00 A.M. para denunciar este atentado contra el derecho a la cultura y reclamar por última vez que se respete una institución que ha cumplido con el compromiso de defender, promover y divulgar los valores culturales del pueblo de Puerto Rico”.


Otra vez la rabia ataca. Si se piensa que estamos perdiendo el Fortín San Jerónimo, que estamos a punto de perder uno de los yacimientos arqueológicos más importantes en nuestra historia en Ponce, que se ha permitido que se lleven un sinnúmero de piezas arqueológicas para los Estados Unidos y todo por la inercia de este Gobierno, pues no es de extrañar que Casa Aboy esté amenazada de muerte.

Me uno a Marisa y sus compañeros de la Junta de Directores en la protesta aunque sea desde este lugar.

En el aniversario del IVU

Sin comentarios.